Captan $ 11.873 millones emitiendo bonos con tasas que rondan el 30% anual

0
Compartir

Los títulos, por vencer en 2 y 4 años, marcan el debut de un plan que buscará $ 80.000 millones en el año

El Gobierno puso en marcha ayer el capítulo local del programa de financiamiento en pesos al colocar en el mercado dos nuevos bonos de deuda, por vencer en dos y cuatro años, y captar con ellos el 15% del total de los recursos que prevé tomar a lo largo del año de la plaza doméstica mediante sucesivas emisiones de este tipo de instrumentos.

La operación permitió al Tesoro Nacional alzarse con 11.873 millones de pesos, a reintegrar a los prestamistas el 1°de marzo de los años 2018 y 2020, más el pago de un cupón trimestral de intereses, que toma como base la tasa Badlar privada (la que pagan los bancos por depósitos a plazos fijos mayoristas), más 3,26 y 3,77 puntos básicos.

Esto supone, a valores actuales, haber convalidado tasas del orden del 30% anual, toda vez que la Badlar privada se ubica en 26,12% anual, según los últimos registros.

Lo captado tiene como destino financiar gasto corriente, toda vez que el Gobierno ya anunció que buscará una disminución gradual del enorme déficit fiscal heredado, para tratar de erradicarlo sólo al final de su mandato.

Pero también buscará con este tipo de ingresos cubrir buena parte de los vencimientos de la deuda colocada en el último año de la administración Kirchner, cuando el ministro Axel Kicillof realizó 36 emisiones de mercado en moneda local (31 a tasas promedio del 30% anual y 5 con títulos que se ajustan según la variación del dólar para sacar provecho del apetito que provocaba entonces la expectativa devaluatoria) más otras 3 en moneda extranjera.

De esta manera, captó en total durante 2015 unos $ 150.000 millones destinados a cubrir el desborde del gasto público y masivas contrataciones de personal por parte del Estado, a lo que hay que agregar $ 52.000 millones en otros títulos colocados a organismos o fideicomisos bajo control público.

Los planes para este año, ante semejante precedente, lucen más moderados.

Según las estimaciones preliminares que manejan en la Secretaría de Finanzas (y que aún pueden variar en función de cómo resulte la proyectada reapertura del mercado internacional de capitales para el país y de cómo evolucione la recaudación impositiva tras los cambios en tributos puestos en marcha), planean tomar del mercado local unos $ 80.000 millones, es decir, la mitad de la asistencia financiera que le pedirán al Banco Central (BCRA), según adelantó el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, al hacer públicas en enero las proyecciones oficiales para la economía.

Mucho pago heredado

La mitad del mencionado total que se buscará en el mercado interno será con los instrumentos que hicieron su debut ayer, ya que quedó oficializado por las resoluciones conjuntas de Hacienda y Finanzas (20/16 y 9/16) que se emitirán hasta $ 20.000 millones del Bonar 2018 y el Bonar 2020 en lo que resta del año, es decir, unos $ 14.000 millones más de cada uno de ellos.

«La idea es ser pacientes, porque creemos que las tasas de interés en pesos tenderán a bajar en los próximos meses. Pero mucho dependerá de la necesidad de refinanciar vencimientos de títulos lanzados el año pasado», admitió a LA NACION el subsecretario de Financiamiento, Santiago Bausili, quien describió la subasta de ayer como «acorde con las expectativas».

En la licitación de ayer, que significó un debut tras frustrarse a fin de enero el intento de captar dólares pese a haber ofrecido pagar una tasa del 8% anual, fueron colocados $ 5983 millones del Bonar 18, a un precio de corte de $ 99,25 por cada lámina de $ 100, y $ 6007 millones de su versión a vencer en 2020, que los inversores compraron a $ 98,80 por cada $ 100 nominales.

Según el comunicado oficial, la tasa final de cada colocación resultó de 29,42 y 29,94% anual, respectivamente, rendimientos que están en línea con los del mercado.

Para facilitar la emisión de ayer, el BCRA dejó en pausa esta semana la agresiva política de absorción monetaria que venía llevando a cabo desde el fin del cepo, al permitir una primera expansión por $ 5163 millones. Buena parte de ese dinero los bancos seguramente los usaron ayer para adquirir estos bonos.

Deuda para pagar el festival de bonos de 2015

80.000

Millones de pesos

Buscará captar el Gobierno de la plaza local con emisiones en pesos durante el presente año para afrontar gasto y refinanciar vencimientos de la deuda emitida en el último año por la administración de Cristina Kirchner.

150.000

Millones de pesos

Colocó entre inversores Kicillof en 2015 mediante 39 emisiones de títulos, utilizando 13 instrumentos distintos (en pesos, pesos ajustables por dólar y dólares).

lanacion.com.ar/

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments