Otro grupo de acreedores exige el mismo arreglo que los buitres

1
Compartir

LA PELEA POR LA DEUDA.Reclamó al juez Griesa mantener la cautelar que le impide al país pagar su deuda hasta que cierre un acuerdo definitivo.

El plan del macrismo para ponerle un fin a la puja con los fondos buitre podría complicarse. Un grupo de holdouts presentó ayer en Nueva York al juez Thomas Griesa, un pedido para que mantenga la medida cautelar que los iguala con los fondos buitre. Son ocho acreedores que exigen ser incluidos en la propuesta presentada el viernes por la Argentina y que podrían trabar la búsqueda del Gobierno de financiamiento para saldar la deuda.

Estos holdouts, con acciones de clase pidieron al magistrado que “no levante las medidas cautelares a menos que o hasta tanto la Argentina alcance términos de pago aceptable por todos los acreedores”. Si el juez da lugar a esta demanda, podría trabar el plan argentino, ya que el país necesita el guiño de Griesa para poder salir a colocar bonos y con lo que recaude pagar en efectivo a los buitres.

El viernes el gobierno ofreció a los fondos buitre una quita del 25% para terminar con el pleito. La oferta fue aceptada los fondos Montreux Partners y Dart Management administrados por Kenneth Dart, y rechazada por el resto, entre ellos los fondos administrados por Paul Singer. Para poder cumplir con el pago, que se hará en efectivo, Argentina necesitará emitir nuevos títulos públicos que serán colocados en los mercados de capitales.

La estrategia del Gobierno apuntaba a que esta semana Griesa dictara un “stay” a favor del país y que congelara la vigencia del “pari passu”, cláusula que sostiene que por cualquier pago de deuda que haga el país, primero deberá abonar lo adeudado a los holdouts. Si Griesa aceptara remover temporalmente esta clausula, la Argentina podría salir a colocar bonos sin que Elliott y Aurelius, los fondos que no aceptaron la propuesta el viernes, y el resto que no ingresó en los canjes de deuda (los “me too”) pida declarar ilegal la emisión y solicitar embargos de fondos.

Pero si con la presentación de esta nueva demanda, Griesa no levanta la cautelar, el país tendría dificultades para afrontar el pago de la propuesta. “Aún en el caso de que el juez levantara en todo o en parte, la medida cautelar para los fondos beneficiados por el fallo, ellos volverían a pedir una nueva medida cautelar”, advirtieron ayer en su pedido al juez los ocho acreedores.

“El juez ahora estará en una encrucijada, porque tanto los mercados financieros como el Gobierno de EEUU ya dieron señales de aceptación de la propuesta argentina”, explicó un abogado consultado por Clarín.

En el Palacio de Hacienda evitaron dar declaraciones sobre este tema. El ministro Alfonso Prat-Gay, había afirmado días atrás que esperaba que “los acreedores más duros hicieran algunas concesiones durante los próximos días”, mientras que el presidente de Aurelius, Marcos Brodsky, emitió un comunicado señalando que las diferentes condiciones ofrecidas a los inversores han dejado a las dos posiciones lejos de un acuerdo”. Elliott Management, Aurelius Capital Management, Davidson Kempner Capital Management y Bracebridge Capital consideraron insuficiente la propuesta.
clarin.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments