Se abre de Boudou el dueño del helicóptero

0
Compartir

Dijo que jamás había visto al ex vice; ambos fueron procesados por dádivas

Marcelo Scaramellini fue procesado esta semana por el juez federal Norberto Oyarbide por el delito de ofrecimiento de «dádivas». El receptor fue Amado Boudou y la supuesta dádiva, un viaje en helicóptero de 6 minutos y $ 150,85.

Scaramellini, piloto y empresario, está desencajado. «Me parece una injusticia total. El propio fiscal reconoció que era un vuelo de $ 150,85 [35 dólares de 2011, cuando fue el vuelo]. Hace 25 años que volamos y hemos colaborado siempre con todo el mundo. Muchas veces con funcionarios en casos de inundaciones, por ejemplo. Nunca nos pasó algo así», dijo Scaramellini a LA NACION.

Cuando se enteró del avance de la causa, habló con su abogado para pagar la multa que fuera necesaria y cerrar el asunto. Su abogado le advirtió que no era tan fácil. El delito del que está acusado prevé una pena de prisión de un mes a un año. Scaramellini fue citado a indagatoria, desde esta semana está procesado y tiene ordenado un embargo de 1000 pesos sobre sus bienes.

«Todo arranca porque yo estaba en Necochea y estábamos haciendo fotos para una iniciativa privada. Yo ni siquiera me ofrecí. Me pidieron si los podía llevar y yo dije: «Cómo no». Fueron seis minutos y ahora estoy metido en semejante problema por un viaje de $ 150,85».

Además de Boudou, voló en su helicóptero Horacio Tellechea, entonces intendente de Necochea (también procesado anteayer por este viaje). Boudou acababa de asumir como vicepresidente y fue a Necochea a participar de la inauguración de la temporada de verano. Además de por este viaje en helicóptero, al ex vicepresidente lo procesaron también por los vuelos de ida y vuelta entre Buenos Aires y Necochea que hizo en un avión privado de Alas de Fin del Mundo SRL, cuyo socio mayoritario es Nazareno Natale, un empresario vinculado al juego en el Sur, según la investigación del fiscal Carlos Rívolo.

Tanto Natale como Scaramellini señalaron que nadie les pagó por esos vuelos. «Es como dije en la causa: me pidieron una gauchada y dije que sí. En mi vida lo había visto a Boudou», dijo Scaramellini. Según él, quedó vinculado a la causa por una confusión. «Creían que era un helicóptero de Cirigliano y que había volado en helicóptero desde Puerto Madero.»

El fiscal Rívolo destacó en la causa que Scaramellini, además de piloto, era director de la firma Ecodyma, una empresa constructora que tiene como actividad principal desde hace años la realización de «obras públicas y privadas».

«Es verdad. Hacemos obras de dragado, civiles, todo… Mi padre fundó la empresa hace 60 años», dijo Scaramellini. Anunció que va a apelar el fallo para que la Cámara Federal revierta su procesamiento.

Barrionuevo, contra el exvice

El jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, dijo que el ex vicepresidente Amado Boudou «tiene que ir preso». Un día después de que la Justicia dictara su procesamiento por aceptar dádivas, aseguró: «Boudou no vuelve, se queda en México. No lo veo afrontando todas las causas que tiene».

En declaraciones a radio Mitre, afirmó que «a medida que vayan pasando los días y que este gobierno denuncie, se van a encontrar con más casos de corrupción».

lanacion.com.ar

Print Friendly, PDF & Email

Comments