Inicio Economía Wall St. se desplomó 2,4% y Europa hasta 3,2% por crudo y...

Wall St. se desplomó 2,4% y Europa hasta 3,2% por crudo y China

Compartir

El desplome de los precios del petróleo y la volatilidad de las plazas bursátiles chinas sacudió nuevamente a las principales bolsas del mundo, que en un viernes verdaderamente negro se hundieron hasta un 3,2%.

Wall Street cerró en fuerte baja y el Dow Jones bajó 2,4% a 15.987,40 puntos, el S&P 500 cayó un 2,2% a 1.880,29 unidades (su nivel más bajo desde agosto del 2014) y el Nasdaq 2,7% a a 4.488,42 unidades.

En tanto, las principales plazas bursátiles europeas terminaron la semana con pérdidas, preocupadas por la caída de la cotización de las materias primas y de la volatilidad de las Bolsas chinas.

El viernes al cierre, el índice FTSE-100 de Londres cedió 1,9%, hasta los 5.804,10 puntos; la Bolsa de París terminó con una caída de 2,4%, a los 4.210,16 puntos; la bolsa de Fráncfort cayó un 2,5%; en Milán, el índice ‘vedette’ FTSE Mib perdía un 3,1%, hasta los 19.196 puntos; en Madrid se produjo la mayor caída: el IBEX-35 cedió un 3,2%, hasta los 8.508,40 puntos.

Los operadores en el parqué neoyorquino protagonizaron una sesión de infarto, siguiendo la senda de la oleada de ventas en el resto de plazas financieras mundiales, arrastradas por un nuevo desplome del precio del petróleo, que parece no tocar fondo.

El barril de Texas, de referencia en Estados Unidos, cayó un 5,7% y cerró en 29,42 dólares, su nivel más bajo desde noviembre de 2003, mientras el crudo Brent, de referencia en Europa, perdió un 6,7% hasta 28,94 dólares, en niveles que no veía desde 2004.

La contundencia de las caídas en Wall Street fue tal -el Dow Jones llegó a caer más de 500 puntos durante el día- que en un gesto inusual, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, aseguró que el Tesoro estaba siguiendo de cerca la reacción de los mercados.

No ayudó a frenar la sangría un indicador económico peor de lo esperado, ya que las ventas minoristas en Estados Unidos bajaron un 0,1% en diciembre y el incremento anual en el conjunto del año 2015 fue del 2,1 %, según el Departamento de Comercio.

Todos los sectores en Wall Street cerraron la sesión con fuertes pérdidas, encabezados por el sector energético (-3,7%), por delante del tecnológico (-3,4%), el financiero (-2,7%), el de materias primas (-2,7%) o el industrial (-2%).

La firma tecnológica Intel se desplomó un 9,1% y lideró las pérdidas entre los treinta valores del Dow Jones, después de decepcionar la víspera a los inversores con sus resultados trimestrales.

También cayeron la química DuPont (-5,8%), el grupo Disney (-5,2%) y la tecnológica Cisco Systems (-4,3%), junto a otros tres valores con pérdidas superiores a tres puntos: Microsoft (-4%), United Technologies (-3,8%) y Goldman Sachs (-3,6%).

Por su parte, el gigante minorista Walmart terminó con un descenso del 1,8% después de anunciar este viernes que cerrará 269 tiendas en todo el mundo, lo que afectará a 16.000 empleados, 6.000 de ellos fuera de Estados Unidos.

“El mercado se encuentra en un círculo vicioso. La sesión comenzó muy mal, con (la volatilidad de) China echando leña al fuego, lo que ha supuesto una caída del precio del barril, un retroceso de los mercados europeos y después, de Wall Street”, resumió Alexandre Baradez, analista de IG Francia.

Asia

La bolsa de Tokio terminó en baja de 0,54%, a pesar de una subida inicial de más de 2%, debido a un cambio de tendencia en la cotización del dólar que perdió valor frente al yen.

El índice Nikkei de los 225 principales valores subió 93,84 puntos, a 17.147,11 puntos. Desde el inicio del 2016, el Nikkei 225 acumula una pérdida de 9,91%, el peor comienzo de año desde la creación de la bolsa de Tokio en 1949.

Por su parte, las Bolsas chinas siguieron cayendo en medio de las preocupaciones por la marcha de la economía del país asiático y de la poca demanda de créditos registrada en mes pasado.

El Shanghai Composite Index cayó un 3,5% y cerró en un mínimo que no se registraba desde diciembre de 2014. El Shenzhen Component Index retrocedió un 3,3%, mientras que el ChiNext Index -de valores tecnológicos- bajó un 2,9%.

Los expertos creen que esta tendencia a la baja continuará en el futuro, a pesar de las intervenciones del Estado para estabilizar los mercados. Los analistas creen que a pesar del declive del “boom” bursátil que vive China desde el verano, muchas acciones siguen sobrevaloradas.

Los inversores también tienen dudas respecto a si el Gobierno chino volverá a intervenir para estabilizar los mercados. Y a ello se une la presión devaluadora sobre la moneda china y los continuos esfuerzos del Banco Central chino para lograr la estabilidad.

Según el Banco Central de China, en diciembre los bancos concedieron menos créditos de lo esperado y aumentaron los préstamos en el sector bancario en la sombra. Estos datos apuntan a una menor demanda inversora y desatataron la preocupación sobre la calidad de los créditos y la solvencia de las empresas que consiguen capital fuera de las instituciones financieras regulares.

Fuente: http://www.ambito.com/noticia.asp?id=823774

Print Friendly, PDF & Email
Compartir