Se paga hasta 7 veces más por la canasta agropecuaria

Precios

Así surge del Indice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Departamento de Economías Regionales de CAME para una canasta de 20 alimentos agropecuarios.
La diferencia entre el precio que pagó el consumidor por los productos agropecuarios “se multiplicó 7 veces” con relación a lo que recibió el productor en el campo, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Así surge del Indice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Departamento de Economías Regionales de CAME para una canasta de 20 alimentos agropecuarios. La entidad señaló que el índice “mejoró 3,4 por ciento en diciembre a partir de una leve reducción en la brecha de precios de la naranja, el arroz, la manzana y el brócoli”.

En este sentido, destacó que es “el segundo mes consecutivo” de mejora aunque advirtió que “la diferencia continúa siendo muy alta para gran parte de los productos analizados”. Según detalló, de los 20 alimentos agropecuarios que integran la canasta del IPOD, en 9 la brecha aumentó en diciembre, y en 11 se redujo.

Los productos más afectados por las distorsiones de precios en la cadena fueron la pera (con una brecha de 19,6 veces), seguida por la acelga (15,6 veces), el arroz (13,4 veces), y la manzana roja (13,1 veces). En el otro extremo, los productos con menos diferencia fueron: brócoli (2,9 veces), limón (3,11 veces), aceite de oliva (3,4 veces), calabaza (3,8 veces) y mandarina (3,9 veces).

Según el informe, “una de las principales distorsiones es la cadena de intermediarios, que en muchos casos suelen aplicar porcentajes de beneficios excesivos y quedándose con buena parte de la renta del productor”. No obstante, añadió que eso “no es lo único” que influye. Y señaló: “Los elevados costos de logística y fletes que enfrentan los productores extrapampeanos o la falta de mercados regionales que obligan a enviar los productos al mercado central hasta las altas cargas impositivas”.

“Si bien hay productos que tienen estacionalidades, hay problemas más estructurales que explican por qué lo que paga el consumidor multiplica en tantas veces al costo de producción primaria del producto”, concluyó el trabajo publicado por CAME.

Fuente: Clarín

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.