El empleo muestra un cambio de tendencia

Son más las empresas que prevén incorporar personal en los primeros meses

Las expectativas de las empresas sobre la posibilidad de contratar más personal en el primer trimestre del año muestran un leve repunte respecto del mismo período de 2015, pese a que ellas mismas mantienen la cautela por los problemas que asoman en el horizonte sindical y laboral.

Así lo estimaron dos encuestas de consultoras especializadas entre empresas del sector privado y también varios analistas.

Si bien se prevé un cambio de tendencia en las expectativas de contratación neta en relación con el año pasado -hoy, quienes tienen pensado contratar superan en un 8% a quienes no-, las firmas aún no vislumbran una mejora sustancial del mercado de trabajo. De acuerdo con los informes de Manpower y SEL, los sectores de la construcción, el transporte, el consumo minorista y mayorista, la administración pública y el agro podrían ser los más dinámicos.

Las empresas se mostraron optimistas cuando se las consultó sobre cómo impactará el cambio de signo político a la hora de contratar personal. Y sugirieron que la modificación del escenario beneficiará su rentabilidad. Los analistas prevén que las mejoras en el mundo del trabajo recién tomarán fuerza a fines de este año.

Todavía reina cierta cautela. Causas no faltan. Salida del cepo cambiario y la consecuente devaluación, potencial traslado a los precios y, desde la semana próxima, duras negociaciones en el horizonte entre los sindicatos y las empresas, en lo que dio en llamarse el Consejo Económico y Social. Sin embargo, y pese a las tensiones que asoman en las próximas semanas, las perspectivas de empleo ya muestran un leve repunte para el primer trimestre del año, según un relevamiento de una de las principales consultoras especializadas.

“¿Prevé usted que el nivel de empleo en su empresa se modificará en el próximo trimestre que termina en marzo, en comparación con el trimestre actual?”, preguntó la Encuesta de Expectativas de Empleo para el primer trimestre realizada por el grupo Manpower en el país a una muestra de 800 empleadores.

La respuesta fue alentadora. Mientras un 13% pronostica un incremento en los niveles de sus dotaciones, otro 5% espera un descenso y el 74% no prevé cambios en su plantilla laboral. Esto arroja una expectativa neta de empleo de +8 por ciento. “Las intenciones de contratación son 2 puntos porcentuales más fuertes cuando se las compara con el trimestre anterior y mejoran en 5 puntos porcentuales interanualmente”, explicó la firma especializada en el mercado laboral.

Una encuesta de SEL Consultores ya había afirmado, antes de la segunda vuelta electoral, que -ganara quien ganara- el cambio de gobierno traería una mejora en las perspectivas de contratación. El relevamiento de SEL entre 150 empresas líderes de la Argentina indicaba entonces que sólo un 16% de las compañías esperaban un aumento de sus dotaciones en el primer trimestre del año. En tanto, un 10% creía que habría disminuciones y el 74% restante consideraba que mantendría su plantilla actual. Se trata de un incremento neto de las expectativas de contratación de 6 puntos, dijeron en la consultora.

Más allá de la diferencia neta positiva que surgía al comparar las expectativas de aumentos y recortes, la clave aparecía en el contraste con el mismo período del año pasado, es decir, con las expectativas que había sobre 2015 en noviembre de 2014. Entonces, un 20% de las empresas líderes esperaba despidos, el doble de lo manifestado en la actualidad. En tanto, un 12% esperaba más contrataciones.

En los últimos días, SEL actualizó estos datos con una nueva pregunta a las empresas privadas líderes: “¿Cómo creen que el cambio de signo político va a impactar en la generación de nuevos trabajos y en la rentabilidad del negocio?”. Una de cada tres empresas consultadas (un 35%) informó que el cambio de signo generará más empleo. El 58% dijo que no tendrá impacto y un 7% indicó que el cambio será negativo. Sobre la rentabilidad hubo, incluso, un mayor optimismo: un 58% señaló que mejorará, según SEL.

Cambio de tendencia

“Las expectativas no son espectaculares, pero si se comparan con el año pasado son claramente mejores”, afirmó María Laura Calí, directora de SEL. “Sí, hay un cambio de tendencia luego de dos años en la caída de las expectativas netas de empleo”, agregó la socióloga.

Manpower agrupa las empresas en micro (10 empleados), pequeña (de 19 a 49), mediana (de 50 a 249) y grande (250 o más). Para la firma especializada, en el primer trimestre crecen las expectativas de empleo en todas menos en las micro. “A nivel interanual, para las empresas medianas mejora por un margen considerable, de 12 puntos porcentuales. Se reportan mejoras de 5 y 4 puntos porcentuales para las empresas pequeñas y grandes, respectivamente”, especificó el informe.

Casi todas las regiones evolucionan menos la Patagonia. El Nordeste y Cuyo son las zonas con mejores perspectivas, afirmó el estudio. En cuanto a los sectores, Manpower afirmó que los mayores subas interanuales se dan en la construcción, el comercio y los transportes y sectores públicos. “El crecimiento genuino vendrá del agro y de la construcción en 2016”, aclaró a LA NACION Juan Luis Bour, economista jefe de FIEL. “Sólo a fin de año podemos esperar que se amplíe el dinamismo al resto del sector privado”, agregó el especialista que, sin embargo, sostuvo que el sector público debería mostrar menos expansión debido al escaso margen fiscal que tiene el gobierno de Mauricio Macri.

La construcción, por caso, ya muestra una mejora desde mediados del año pasado. En septiembre, último dato del Ieric (un instituto estadístico del sector), el empleo revirtió la leve tendencia bajista de los meses anteriores. El tercer trimestre del año promedió 425.451 puestos de trabajo registrados, con un 9,2% de crecimiento interanual.

“Para 2016 se espera un sensible aumento del empleo en la medida que la economía retome el crecimiento”, estimó Jorge Colina, director de Idesa. “Para maximizar la potencialidad en la creación de empleos hace falta avanzar mas en reducir las cargas sociales, sobre todo en los puestos de trabajo de menores remuneraciones”, aconsejó.

Fuente: LA Nación

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.