«Kryptonita» superó los 100 mil espectadores

0
Compartir

La película argentina, de Nicanor Loreti, superó la barrera de 100.000 espectadores, lo que significa la mejor marca para una película de género argentina (terror, ciencia ficción) para adultos, según informó la página Taquilla Nacional.

La segunda película de Loreti, quien antes había filmado “Diablo”, terminó su cuarta semana en cartel con 100.009 entradas vendidas, y logró ser la doceava película argentina en pasar esa barrera.

Trailer de Kryptonita

Además, fue la cuarta película más vista en el mes del mes de diciembre, detrás de los tanques de “Star wars”, “El gran dinosaurio” y “Los juegos de hambre”.

Es la primera vez que una película de género argentina para adultos (terror, western, ciencia ficción, fantasía) supera esa marca, y también es la primera vez que 12 películas argentinas superan los 100.000 espectadores.

En “Kryptonita”, Loreti abreva en el hiperrrealismo de la novela homónima de Leonardo Oyola, en la estética del cómic y en filmes de Robert Rodríguez, Katherine Bigelow y John Carpenter para narrar una historia de amistad y lealtad entre un grupo de “superhéroes” argentinos de origen marginal.

En esa mezcla entre realismo sucio bonaerense y una imagen propia de cómics de superhéroes como Superman, Flash o La mujer maravilla, de los que algunos de sus personajes toman ciertos poderes y características físicas, “Kryptonita” describe una noche difícil en un hospital público del Gran Buenos Aires, donde el bien y el mal se disputan la vida de Nafta Súper, líder de una banda de delincuentes herido de muerte con un vidrio verde.

Mientras todo eso ocurre, el doctor González, médico en la guardia nocturna del hospital, acostumbrado a perder y a empastillarse para soportar la falta de sueño y la violencia cotidiana de ladrones y policías corruptos, debe decidir si toma partido o no por Nafta Súper, si le salva la vida o lo deja morir, al tiempo que asiste -sin saber nunca si se trata de algo real- a eventos extraordinarios y sobrenaturales.

Fuente: www.telam.com.ar

Print Friendly, PDF & Email

Comments