Carrie Fisher se cansó de que su vejez sea objeto de debate

0
Compartir

La actriz norteamericana que personifica a la princesa Leia Organa en la saga «Star Wars» pidió a través de la redes sociales que por favor se deje de debatir acerca de su aspecto físico

Ícono sexual en los 70 y 80 gracias a la trilogía original de la saga de ciencia ficción, a sus 59 años Fisher es tema de discusión en diferentes foros, páginas web y medios de comunicación, pero no por su regreso en sí a la exitosa franquicia creada por George Lucas, sino por su edad, peso y aspecto físico, a 32 años de haber interpretado el papel por última vez.

Atenta a esta situación, y cansada de las críticas que viene recibiendo, Fisher hizo uso de las redes sociales para pedirle a los fanáticos de la saga que paren de hacer comentarios al respecto, ya sea para bien o para mal.

«Por favor dejen de debatir acerca de si envejecí bien o no. Desafortunadamente, eso lastima mis sentimientos. Mi cuerpo no ha envejecido tan bien como lo hice yo», publicó Fisher en su cuenta oficial de Twitter.

La actriz, quien interpretó por primera vez a Leia en 1977, a los 21 años, enfatizó una vez más en que su aspecto físico no es lo más importante para ella. «Mi cuerpo es sólo el contenedor de mi cerebro, que me arrastra hacia esos lugares y frente a caras donde hay algo que decir o ver», agregó junto a una foto de Gary, su perro.

Cabe recordar que Fisher en varias ocasiones tildó de «sexista» a la franquicia y confesó en ruedas de prensa que debió bajar 16 kilos para volver a meterse en la piel de Leia en Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza.

www.infobae.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments