Inicio Relevantes Macri le dio una embajada clave a Zamora por los votos del...

Macri le dio una embajada clave a Zamora por los votos del Senado

Compartir

Zuain, el vicecanciller de Timerman, irá a Paraguay. Hay bronca con Malcorra

El ex número dos de la Cancillería, Eduardo “Chango” Zuain, vicecanciller de Héctor Timerman, podría ser designado embajador en Asunción, una plaza importante y codiciada por el cuerpo diplomático local, que aguarda expectante y movilizado una definición sobre la nueva estructura que tendrá “La Casa”.

La salida del santiagueño Zuain a un puesto relevante en el exterior integraría una “prioritaria” lista de pedidos a Mauricio Macri del caudillo santiagueño Gerardo Zamora.

Este radical kirchnerista, aprovechó su pasado en la UCR para avanzar en un acuerdo con la nueva gestión y tiene un argumento de peso para que los escuchen: Seis diputados nacionales y tres senadores nacionales, claves para el nuevo oficialismo que no tiene mayoría propia en ninguna de las cámaras.

LPO había anticipado que Zamora ya desde antes del ballotage había tendido puentes con el PRO y era número puesto para que Macri le ofreciera un entendimiento. De hecho, sus diputados casi hacen caer la última sesión de Diputados del año, en la que Cristina logró sancionar más de 90 leyes.

Zamora y su ladera Ada Iturrez de Capellini integran el bloque del Frente para la Victoria, que sin ellos quedaría con 38 votos, sólo uno más que el quórum propio. Además, otro senador santiagueño es Gerardo Montenegro, con monobloque pero cercano al ex gobernador.

Los tres fueron a la Asamblea Legislativa a aplaudir a Macri, como también los seis diputados nacionales que responde a Zamora. Entraron todos juntos, para no pasar desapercibidos.

Bronca con Malcorra

La designación de Zuain sería, además, otra señal dialoguista de la canciller Susana Malcorra y una reafirmación de su mensaje que ofreció el jueves en el cóctel de fin de año de la Apsen, la Asociación Profesional del Cuerpo Permanente del Servicio Exterior de la Nación.

En ese ágape, la jefa de la diplomacia reiteró su mensaje público de “política de puertas abiertas e inclusión”, “escuchar a todos”, nutrirse de la “diversidad de pensamientos”, y también la idea de “discutir las decisiones” y “maximizar el potencial” de cada profesional.

Pero esta postura “ghandiana” de la canciller Malcorra, lejo de aplacar los ánimos, los está encrespando. Por esa horas, hay una intensa movilización en el interior del Palacio San Martín: es que en la puerta de su despacho y en la de quien ejerce como su jefe de gabinete, Marcelo Suárez Salvia, se agolpan profesionales en busca de reparaciones por vejámenes, postergaciones o humillaciones, supuestos o verdaderos, sufridos en los últimos 12 años.

Esos diplomáticos reclaman alguna venganza, cuyo alcance podría vislumbrarse en la remozada estructura que tendrá el Ministerio y, muy especialmente, en la nueva propuesta de ascensos que deberá dirigirse al Senado.
La anterior, firmada por Héctor Timerman y que volvió al Ministerio sin ser aprobada, contenía la propuesta ascender a embajadores a los ministros de primera clase Eduardo Demayo, Gustavo Dzugala, Roberto Salafia, Betina Pasquali y María del Carmen (Marilita) Squeff.

También requerirá atención la suerte de algunos nombres incluidos en la también caducada propuesta de Timerman para el ascenso de ministros de segunda clase a ministros de primera. ¿Podrán sumarse nuevos nombres? ¿Habrá reemplazos y, por lo tanto, exclusiones?

La incertidumbre consume por estas horas a muchos diplomáticos: es que en contextos de alta rivalidad, la felicidad de algunos no sería completa sin la infelicidad de otros.

La nueva estructura que modela Malcorra, su vicecanciller Carlos Foradori (quien tendrá a Eduardo Varela como jefe de gabinete) y el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Fulvio Pompeo, apunta a abolir secretarías, entre ellas la de Relaciones Económicas Internacionales, que serían reconvertidas en subsecretarías.

La extinción lleva a algunos diplomáticos a mirar con recelo la estructura que en la órbita del Ministerio de Producción monta Marcelo Elizondo, quien dirigirá una agencia de promoción comercial y de inversiones.

La oficialización de la nueva estructura depende de la firma de Malcorra, quien viajó a Estados Unidos antes de dirigirse a la cumbre del Mercosur en Paraguay, donde será asistida, en los temas específicos del bloque comercial, por los diplomáticos Leopoldo Sahores, Ernesto de la Guardia y Daniel Raimondi. El periplo alarga definiciones y acumula los papeles sin firmar.

lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir