Muerte de Guadalupe: piden cambiar la carátula por la de “homicidio”

0
Compartir

La niña fue atendida por leucemia en el Español y le inyectaron una droga que la dejó en agonía hasta que falleció. Hay dos médicas imputadas por lesiones graves culposas, pero la querella quiere que se aplique una pena más severa.

Murió Guadalupe Codes (9), la niña que fue víctima de una supuesta mala praxis en el Hospital Español. Estuvo dos meses y medio en agonía. Ayer a la mañana las autoridades del hospital Notti dieron a conocer la noticia que entristeció a toda la provincia. Mauricio Codes, el papá, trató a las médicas implicadas en la muerte como asesinas e insistió en que quiere verlas encerradas en la cárcel.

“Necesito por favor que todos me apoyen porque esto no puede volver a pasar. Lo que le han hecho a mi hija es de terror, me la mataron, son asesinos esta gente. Por favor que tome cartas en el asunto el Ministerio de Salud y que les suspendan las matrículas. Si todos los del comité del Ministerio son padres, las tendrían que suspender a estas mujeres porque son unas asesinas”, dijo el papá de Guadalupe en radio Nihuil.

Cambio de carátula

Pablo Cazabán, abogado de la familia Codes, explicó que la nena no será velada, ni enterrada porque, al estar judicializado su caso, el cuerpo será trasladado a la morgue en donde se le realizará una necropsia. Posteriormente, cuando sea entregado a la familia, se cremará por voluntad de los padres. “Esta familia está quebrada y muy dolorida por el hecho, están realmente muy tristes ellos y todos nosotros”, contó el jurista.

Además, adelantó que la Justicia debería cambiar la calificación del caso por el de homicidio. “Contamos con pruebas suficientes para pedir que se encuadre esta muerte como homicidio con dolo eventual, que exige una pena de 8 a 25 años”, especificó. Las médicas imputadas son Andrea Piatti, quien le aplicó la inyección a Guadalupe, y Viviana Bacciedoni, jefa de Hematología del Hospital Español.

Dentro de una semana, serán citados a declarar tres enfermeras y un médico. Sus testimonios serán adjuntados a los informes de laboratorio que se hayan realizado durante la internación de Guadalupe en el Español, además de otros testimonios y documentos claves con los que el abogado intentará defender el cambio de calificaciones propuesto.

El caso es investigado por la Oficina Fiscal 4 de Godoy Cruz. Según dijo Cazabán, Horacio Cadile quien es el fiscal a cargo de la causa, podría ordenar la detención de las profesionales si cree que hay riesgo de que se fuguen. Mientras tanto familiares, amigos y allegados de Guadalupe postergarán por unos días la fecha de una nueva marcha intentando reponer fuerzas para manifestarse.

Indignación popular

“Realmente, por el momento, estamos abatidos y sin ganas. Necesitamos ir de a poco superando este angustiante desenlace. Vamos a programar una manifestación por las calles para más adelante. Ahora no nos queda nada de fuerza”, expresó Carina amiga íntima del entorno familiar y organizadora de las cuatro marchas que se llevaron a cabo desde fines de agosto hasta principios de noviembre.

La semana pasada Lorena Mesa y Marilú Martínez, representantes de la familia Codes, fueron a la Legislatura a llevar hasta la Comisión de Salud de Diputados un documento con 5.777 firmas, en el cual se solicita la intermediación del Ministerio de Salud para que se concrete la suspensión de las matrículas de las médicas imputadas por lesiones graves culposas y que siguen ejerciendo sus funciones.

Si bien la Cámara Baja ya había aprobado un pedido a la cartera sanitaria para que informara sobre la situación de ambas médicas, se comprometieron a exigir celeridad en las acciones administrativas. No obstante, los legisladores aclararon que es la Justicia la que debe expedirse sobre el accionar de las acusadas, explicando que ni el Poder Ejecutivo, ni el Legislativo pueden llevar adelante acciones en contra.

También sigue sumando firmas el petitorio de la plataforma change.org dirigido al ministro de Salud, Oscar Renna, y a la Justicia de Mendoza para que les quiten las matrículas a las médicas. Hasta antes del cierre de esta edición ya habían ratificado su apoyo 7.950 personas. Según denunció en reiteradas oportunidades Mauricio Codes, ambas profesionales continúan trabajando en el hospital Fleming.

Historia desgarradora

Guadalupe ingresó al Hospital Español el 24 de agosto. Padecía leucemia cuando las médicas Bacciedoni y Piatti la atendieron. Pasó cinco días en esa clínica y luego fue trasladada al Notti. La internación cambió de terapia común a intensiva por el cuadro de salud que se desencadenó luego de que la trataran erróneamente: le colocaron en la médula un medicamento oncológico altamente neurotóxico que debe ser suministrado por vía endovenosa. Dos meses y medio después murió.

Cronología

24 de agosto. Guadalupe ingresó al Hospital Español para ser tratada de leucemia.

28 de agosto. Se realizó la primera marcha por Guadalupe luego de que se descubrió el error.

29 de agosto. La criatura fue trasladada al Notti para ser atendida por su delicado estado.

4 de setiembre. Se realizó otra marcha en las puertas del Hospital Español pidiendo justicia.

12 y 15 de setiembre. Fueron imputadas las médicas que atendieron a Guadalupe.

16 de setiembre. El Español le dio al padre de la niña una factura a pagar por $47.000.

2 de octubre. Se realizó una marcha pidiendo que le quiten la matrícula a las doctoras.

6 de noviembre. Se convocó a una nueva manifestación pidiendo justicia y apoyo.

13 de noviembre. Se presentó un petitorio a la Legislatura para que intervenga en el caso.

20 de noviembre. El hospital Notti informó que a las 11.05 había muerto la pequeña.

Fuente: Diario Uno

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments