Inicio Economía Griesa mandó ayer emisarios para saber sobre el balotaje

Griesa mandó ayer emisarios para saber sobre el balotaje

Compartir

• “ME TOO” INSISTIERON ANTE EL JUEZ PARA QUE PIDA INFORMACIÓN AL DEUTSCHE BANK, J P MORGAN Y BBVA SOBRE EL BONAR 24

Thomas Griesa está interesado en el proceso electoral argentino; y considera que, cualquiera sea el ganador del balotaje, habrá negociaciones. Así se lo transmitieron a abogados de algunos de los fondos buitre colaboradores directos del juez, los “clerks”, que consultaron a los representantes legales de los “me too” sobre las expectativas electorales y las posibilidades de retomar las negociaciones.

El contacto entre los secretarios del magistrado de Nueva York y los abogados, comandados por el representante de Aurelius, Mark Brodsky, se dio ayer antes de comenzar la audiencia donde los demandantes presentaron la documentación para que Griesa avance sobre la emisión del Bonar 24. Unos minutos antes de empezar la reunión, dos de los “clerks” se acercaron Brodsky y otros colaboradores para mantener un contacto informal. De la minirreunión, no participaron los defensores de la Argentina del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton (CGS&H), donde además ya trabajan algunos de los ex secretarios de Griesa como abogados contratados. Sin embargo, al finalizar la audiencia de ayer, hubo un dialogo informal entre representantes de las dos partes donde desde el costado argentino se consultó sobre las inquietudes que tenían los “clerks”. Allí uno de los participantes del dialogo le confirmó al abogado argentino que el enviado de Griesa quería saber si desde Buenos Aires había contactos de alguno de los dos candidatos, y si había algún tipo de mensaje formal o informal sobre lo que podría pasar con el “juicio del siglo” luego de la segunda vuelta electoral presidencial. Tanto los enviados del juez como los abogados confirmaron que no había novedades ni contactos, más allá de los escritos periodísticos que vía internet llegan desde Buenos Aires todos los días a los despachos de los representantes legales de los fondos buitre. No hubo desde ninguna de las dos partes, al menos ayer, manifestación alguna sobre las preferencia por Mauricio Macri o Daniel Scioli; más allá de la seguridad aparente que el primero aceptaría la continuidad de Daniel Pollack como “special master”. Finalmente, el abogado de los fondos buitre y el de CGS&H se dieron la mano y este último le dijo “falta poco”, para tener definiciones.

Sobre la audiencia de ayer, los 51 “me too” reiteraron por escrito las acusaciones que ya habían hecho en mayo pasado los fondos buitre originales, apuntando contra la emisión del Bonar 24 que el Gobierno lanzó en abril de este año por unos u$s 1.415 millones y que fue declarado en julio como una operación “ilegal” por parte de Griesa; además de la aplicación de la cláusula “pari passu” contra el pago del bono. Ahora los fondos buitre de segunda generación reclaman el mismo tratamiento que avaló el juez y que se los declare también beneficiaron de eventuales embargos contra esta colocación. El reclamo alcanza también a los bancos Deutsche Bank y BBVA, apuntados como los colocadores de la deuda, algo que, hasta ahora, fue imposible de confirmar o rechazar por parte de Griesa a partir de la información que aportaron los abogados de los demandantes.

Tanto en la presentación original de los buitres primarios como los “me too” también se apunta a la operación de renacionalización de YPF por parte de la Argentina, por la emisión de unos u$s 5.000 millones de parte del gobierno nacional para el pago a Repsol. Según los fondos buitre, estos bonos, al ser luego lanzados al mercado, también deberían se tenidos en cuenta por Griesa para eventuales embargos y la aplicación de la cláusula “pari passu”. Además también debería ser sancionado el J. P. Morgan por haber intervenido voluntariamente en la colocación.

Los fondos buitre le reclamaron a Griesa que insista ante los tres bancos para que entreguen información sobre su intervención en la colocación del Bonar 24. El “juicio del siglo” continuará hoy en Nueva York, pero no en el tribunal de Griesa. Este mediodía las partes tendrán que encontrarse en la Corte de Apelaciones de esa ciudad para avanzar en otro capítulo de la disputa judicial. Se trata de la audiencia llamada por la Argentina para apelar el fallo original de Griesa que buscaba incluir los u$s 8.500 millones de deuda emitida bajo ley local en el fallo “pari passu” para luego declararla embargable. En este caso, el que espera una resolución rápida (y favorable) es el Citibank, como banco interviniente den la colocación de la deuda argentina ante Wall Street.
ambito.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir