Inicio Mundo Capriles denuncia un ataque armado chavista a su caravana

Capriles denuncia un ataque armado chavista a su caravana

Compartir

El líder opositor dijo que Maduro ordenó tirotear un acto de campaña; acusa al oficialismo de generar un clima de violencia antes de las elecciones.

El gobernador opositor venezolano Henrique Capriles denunció ayer un “intento de homicidio” sufrido anteayer, al ser atacada su caravana política por un grupo de militantes oficialistas cuando se disponía a entrar al municipio de Yare durante un recorrido por el estado de Miranda.

“El alcalde fascista de Yare era quien disparaba cuando llegamos a la comunidad. Lo que pretendía era que no se realizara el evento. Recibimos de 20 a 30 tiros”, relató el ex candidato presidencial, que no dudó en señalar a Nicolás Maduro como “responsable” del suceso violento.

El ataque se produce cuando falta menos de un mes para las trascendentales elecciones parlamentarias del 6-D. Según todas las encuestas, la oposición aventaja al chavismo entre 20 y 30 puntos, algo inédito en los 16 años de revolución

“Lo que ocurrió en el Valle del Tuy es un anticipo de lo que quieren hacer el 6-D, a punta de plomo quieren afectar la elección de la nueva Asamblea Nacional. Y esto da una señal de que vienen más provocaciones. El gobierno y el PSUV quieren generar un clima de violencia e intimidación, porque saben que el apoyo popular se les acabó y lo que les queda es apelar a la violencia. Pero se lo digo clarito: Maduro, Venezuela quiere otro rumbo y ni a punta de plomo van a callar ni detendrán la fuerza del cambio”, enfatizó el gobernador de Miranda.

El dirigente opositor advirtió al oficialismo: “Cuidado con jugar con gasolina, porque el que juega con eso se puede quemar. Yo los invito al debate de contenidos, de ideas. El 6-D es una válvula de escape para que el pueblo se exprese, para evitar una explosión social”.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se solidarizó con su dirigente tras rechazar el ataque a tiros de un “minúsculo grupo”. Su secretario ejecutivo, Jesús Torrealba, destacó que la acción violenta consiguió todo lo contrario que buscaba: los vecinos acabaron respaldando a los candidatos de la oposición.

El vocero comparó lo sucedido con el cacerolazo sufrido días antes en el mismo estado por dos de sus principales candidatos, Blanca Eekhout y Antonio “Potro” Álvarez.

El gobernador de Miranda decidió describir los hechos violentos a través de las redes sociales y los medios de comunicación. “No perderé el tiempo con presentar denuncia alguna ante la actual fiscal general, Luisa Ortega”, señaló.

Capriles insistió en que es el alcalde de Yare “quien debería estar preso por intento de homicidio y uso indebido de arma de fuego”.

“¿Se imaginan que hubiese sido yo quien haya sacado el arma? El Tribunal Supremo ya me habría juzgado y dictado una orden de aprehensión. Necesitamos una justicia que funcione, que esté al servicio de los venezolanos. Si aquí se diera un escenario de violencia, las fuerzas armadas tendrán que decidir si matar al pueblo o hacer respetar la Constitución”, resumió Capriles sin ahorrarse una sola palabra.

El alcalde aludido, Saúl Yánez, respondió a través de las redes sociales. “Yare dijo no al fascismo? Capriles Go Home, pueblo en la calle”, se autocelebró.

“Mientras la derecha vendepatria sabotea y conspira, nosotros trabajamos para brindar bienestar en revolución”, dijo Yáñez.

Miranda es uno de los enclaves donde el chavismo se juega su futuro, especialmente en los municipios que Capriles recorrió el pasado fin de semana.

El Valle del Tuy es históricamente uno de los bastiones de la revolución, pero las encuestas también adelantan un posible giro electoral. Elías Jaua, ministro de las Comunas y “protector de Miranda” (un invento político de Hugo Chávez para que Jaua ejerciera de gobernador en la sombra tras su derrota electoral frente a Capriles, un puesto no oficial que dotó con un presupuesto de cientos de millones), también aprovechó el fin de semana para recorrer la zona donde se jugará su prestigio.

“La victoria perfecta debe ser contundente. El chavismo está más vivo que nunca”, clamó uno de los hombres más poderosos de la revolución, que ejerció de vicepresidente, canciller y ministro de Agricultura durante la era Chávez.
lanacion.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
Compartir