Inicio Salud y Belleza Azúcar peligrosa: la ciencia hace hincapié en lo nocivo del consumo

Azúcar peligrosa: la ciencia hace hincapié en lo nocivo del consumo

Compartir

No es nada nuevo, ni sorpresivo si decimos que el exceso de azúcar es perjudicial para la salud. Es más, es un hecho bastante conocido por la mayoría de las personas que quieren llevar una vida saludable. Sin embargo la ciencia llegó más lejos, y ahora reveló de manera contundente, que a pesar de la proporción en que se consuma la glucosa o de la dieta rica en glucosa que se realice, el consumo de azúcar podría constituirse como un posible desencadenante de trastornos crónicos como diabetes, enfermedades cardíacas y por supuesto también obesidad.

El estudio fue realizado por el doctor Robert Lustig, referente científico del departamento de pediatría de la Universidad de California, en Estados Unidos, y se llevó a cabo mediante la participación de 43 niños de raíces hispanas y afroamericanas de entre 8 y 18 años de edad con sobrepeso. Nueve días fue el lapso durante el cual se analizaron los casos. Lo revelador del estudio tuvo que ver con que el único cambio que se introdujo en la dieta de cada uno de los jóvenes fue el reemplazo del azúcar procesada por almidón, sin reducir la cantidad de calorías que consumían habitualmente. Todos los participantes fueron pesados a diario y, en los casos en que se observaba una disminución de peso, se les indicaba una mayor ingesta de alimentos a fin de mantenerlo parejo a lo largo del período que duraba el estudio.

Enfermedades crónicas

Los resultados fueron, cuanto menos, inquietantes. Algunos de los niños pasaron de ser resistentes a la insulina, a ser sensibles a ella. A su vez, la mayoría de los participantes perdió peso, redujo el número de calorías diarias hasta un 10% y los niveles de azúcar en ayunas hasta un 53%. Asimismo, mejoraron los niveles de triglicéridos, insulina y de lipoproteína de baja densidad (colesterol LDL). Se observó también una disminución en la cantidad de grasa en el hígado, lo cual ratifica que el azúcar contribuiría a enfermedades crónicas.

Tan dañina como el alcohol o el cigarrillo

María Alejandra Rodríguez Zía, endocrinóloga de la UBA, le explicó a Hoy qué pasa cuando se consumen grandes cantidades de azúcar, en forma directa o mediante la industrialización de los alimentos, y cuáles son las consecuencias de eso. “Las personas que comen grandes cantidades de azúcar, en sus diferentes formas, serán obesas o tendrán sobrepeso, sobre todo las sedentarias”, sentenció la especialista. Y aclaró que este camino también conduce a todas las complicaciones de la obesidad, como los infartos cardiovasculares, cerebrales, la hipertensión arterial, la artrosis, los cálculos de vesícula y el cáncer.

Consecuencias

Según detalló Rodríguez Zía, está científicamente comprobado que la vida se prolonga si se consumen menos calorías (azúcar y harinas refinados) y se aumenta la ingesta de nutrientes. “Podría decirse que el bienestar o la satisfacción que brinda el consumo de azúcar en todas sus formas es tan efímero como dañino. Incluso más que el alcohol o el cigarrillo”, agregó.

Respecto de las consecuencias negativas para la salud, la endocrinóloga aseguró que ingerir azúcar genera adicción. Su alto consumo, junto con la contaminación ambiental y el sedentarismo, son los principales culpables de la mayoría de las enfermedades crónicas: diabetes, hipertensión, arterioesclerosis, obesidad, cáncer, mal de Alzheimer y enfermedades autoinmunes.

diariohoy.net

Print Friendly, PDF & Email
Compartir