Apostando al B&MA, Allaria compró una acción del Merval por $ 10,8 millones

422
Compartir

Nápoli Inversiones, Banco Santander Río, Balanz Capital y Allaria ofrecieron $ 10,2 millones en la puja por la acción del Merval que vendía Cohen por cuenta y orden de un cliente. «Cuatro compradores pujando palo y palo hasta el final y sólo un vendedor», describen en la plaza. Los cuatro figuran en el ranking de septiembre dentro de los Top 10 en volúmenes, existiendo ya más de 180 firmas. Sorpresivamente, Ernesto Allaria, vicepresidente del Merval, pagó $ 10,8 millones cuando apenas faltaban 10 segundos para que se caiga el llamado a plaza, y venció así a su compañero en la mesa directiva del Mercado, Juan Nápoli.

Según trascendió, ambos compraban para cartera propia, mientras Santander y Balanz lo hacían por mandato de sus comitentes. La cifra pagada representa una suba del 23% con respecto a los $ 8,8 millones de la última vendida, hace cuatro meses, cuando Santander vendió una VALO, por orden de un cliente.

En los últimos quince años, el precio récord medido en dólares fue de u$s 1,2 millón, mientras el mínimo estuvo en el orden de los u$s 550.000. Hoy, a un precio de contado con liqui de $ 14, está en la zona de los u$s 770.000. Para las firmas que más trabajan, es un activo que lo amortizan en un par de meses como mucho.

«Otra de las apuestas puede estar que, con el nuevo gobierno, de una vez por todas salga B&MA en el primer trimestre del 2016, cuando ya los mercados hicieron todo lo que el gobierno les exigió y sólo es cuestión de unas simples firmas y darle el último toque formal de existencia, ya que hoy sin ser B&MA, se funciona en un 95% como tal», advierte uno de los principales agentes bursátiles del país.
En el oficialismo confían en que el papel vuelva a la senda del millón de dólares y que se repita lo sucedido en noviembre del 2012, cuando muchos vaticinaban el fin del mercado. «Quienes pudimos y supimos movernos se ganó dinero como nunca en 50 años, aranceles de todo tipo y revalorización de carteras. Eso sí, fueron sólo 20 manos que pudieron, ya que el resto se durmió y es la misma historia de siempre. En noviembre del 2012 pensé que el negocio se moría del todo y fue todo lo contrario», comenta uno de los big players.
Además, rescatan que el Merval es dueño del Banco de Valores y de La Caja, lo que tiene su valor monetario. «Es cuestión de salida de algo hoy ilíquido que no se precisa como capital, que sí les sirve a las pocas manos que trabajan bien. Igualmente, el Merval tiene un fondo de reserva para recompras de acciones».

Fuente: Cronista

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments