Títulos en dólares llegan a duplicar el rendimiento del blue este año

713
Compartir

El Bonar 2017 rindió 30% en el transcurso del 2015, contra un avance del 12,5% que anotó el billete. El Bonar 24 ganó 20% y el Discount 2033 subió 27%. Además, es una forma de hacerse dólares baratos dentro de un año y medio.

por MARIANO GORODISCH

Sin ninguna duda, el mercado se acomoda a los controles del gobierno. Con el dólar oficial planchado artificialmente, el dólar bolsa (MEP) y el contado con liquidación (CCL) bajo control policíaco, el llamado «dólar bono» es donde todos los ahorristas y empresas están recurriendo para dolarizarse.

Además, como se trata de la compra y tenencia de los bonos del gobierno nacional que pagan dólares billetes, de alguna forma es hasta políticamente correcto hacerlo. ¿Quién puede decir que no es nac&pop? Si se compara cómo viene subiendo desde el comienzo del año en relación a las demás cotizciones en danza, el dólar bono (que es el que surge de la relación entre el precio en pesos del bono y los dólares que paga entre rentas y amortización) claramente fue la mejor inversión.

El Bonar 2017 rindió casi 30% en el transcurso del 2015, contra un avance del 12,5% que registró el billete. El Bonar 24 ganó 20% y el Discount 2033 subió 27%, mientras que el dólar oficial aumentó 10%, el MEP, 11% y el contado con liqui, 17%.

En el caso del Bonar X, se trata de una forma de adquirir dólares a cobrar el 17 de abril del 2017 a $ 12,31. En tanto, con el Bonar 24, que vence el 7 de mayo de 2024, se cobra ese día billetes a un valor de $ 8,69. Por su parte, con el Discount se recibirán verdes el 31 de diciembre de 2033 a una cotización de $ 5,80.

«Sin lugar a dudas la inversión en dólar bono fue la más rentable. Esto es porque ha sido la forma más barata de dolarizarse y de hecho, todavía lo sigue siendo. Adicionalmente, la tenencia en estos bonos está exenta del impuesto a los bienes personales y su renta del impuesto a las ganancias», asegura Mariano Sardáns, CEO de FDI.

A medida que pasan los días, las personas y las empresas los descubren como la alternativa de protección más eficiente ante un inevitable ajuste del tipo de cambio. Por otro lado el precio en pesos de cualquiera de estos bonos va a ir acompañando las expectativas de devaluación, que a su vez están directamente relacionadas a la inflación y a la coyuntura internacional.

Dicho de otra forma, son también una buena protección para todos aquellos que no quieren o no pueden mantener el bono hasta el vencimiento, pero sí quieren estar cubiertos de la inflación y una segura devaluación.

Esta alternativa se vuelve todavía más interesante al tener en cuenta que muchos ahorristas pagan $ 16 por cada dólar que compran en el mercado paralelo, para luego guardar esas divisas en una caja de seguridad, que en algunos bancos hay que pagarla en forma anual y por adelantada, a un costo de hasta $ 1000 por mes. Es más, hay lista de espera de seis meses en sucursales del microcentro y de zona Norte por conseguir una, pese a que se viene un aumento del 30%.

Otros inversores, en cambio, hacen cuentas y, en lugar de pagar $ 16 por cada billete que después guardarán en un cofre que además les insumirá muchos gastos, prefieren comprar este ‘dólar bono’ para hacerse de billetes estadounidenses en el 2033 con el Discount a tan sólo $ 5,80.

cronista.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments