La línea B estuvo parada 4 horas por un paro de 10 empleados de una empresa tercerizada

155
Compartir

Trabajadores de una empresa de seguridad se manifestaron en la estación Lacroze; el servicio, que arrancó a las 9, podría volver a ser cortado después de las 10.

Recién a las 08:55 salió el primer tren de la línea B de subte, debido a un paro que realizaron trabajadores de una empresa de seguridad privada, que reclamaban el pago de horas extra y la normalización del pago de su sueldo.

Desde la primer hora de la mañana, la línea B del subte, que une las cabeceras Rosas y Leandro N. Alem, no funcionó debido a una protesta de 10 empleados de la empresa de seguridad MCM, que da servicio en la estación Federico Lacroze.

En diálogo con LA NACION, un trabajador aseguró que cobra un salario equivalente a 8 horas de trabajo, cuando en realidad trabaja entre 12 y 14. La protesta concluyó cuando, a las 8, los metrodelegados -que apoyaron la manifestación- anunciaron el final de la manifestación.
Compartilo
El corte, que sorprendió a los 300 mil usuarios del ramal -quienes debieron recurrir a los colectivos y sufrieron largas esperas-, fue suspendido apenas pasadas las 8 de la mañana. El primer tren, no obstante, salió a las 08:55, por lo que tarda en ponerse en funciones el servicio.

Otra vez los perjudicados somos los trabajadores. Un par de locos cortan la vía y te complican el día
Rafael, usuario de la línea B
Compartilo
El corte podría volver después de la reunión entre los trabajadores y la empresa, si no se satisfacen las exigencias de los empleados.

En la negociación, prevista para las 10 de la mañana y de la que participará la subsecretaría de Trabajo del gobierno porteño, los trabajadores esperan obtener el pago de las horas extras adeudadas en el último año y medio. También piden que sean reincorporados los 11 empleados de MCM que trabajaban aquí hasta el día viernes y a quienes no se les ha asignado otro objetivo, según denunciaron los trabajadores a LA NACION.

Los representantes del sindicato del subte (AGTSyP), Claudio Dellecarbonara y Néstor Segovia, se acercaron para manifestar su apoyo al reclamo. “Somos el único sindicato que se solidariza con los compañeros”, destacó Segovia, quien resaltó que la protesta “no es para pedir el pase a planta permanente” sino que “se respete el salario” de sus colegas.

Uno de los representantes de los trabajadores pidió “disculpas” a los usuarios por los problemas causados, pero señaló que la medida, que afectó a cerca de 300 mil usuarios, “fue la última posible”. También avisaron que la reinstalación del servicio demoraría entre 45 minutos y una hora. Minutos antes de las 9, la estación Lacroze reabrió sus puertas.

Afuera de la estación, las dársenas de colectivos se colapsaron por las largas colas de los usuarios que debían tomar un colectivo en lugar del subte.

“Y si, otra vez los perjudicados somos los trabajadores. Un par de locos cortan la vía y te complican el día”, se quejó a LA NACION Rafael, que tenía que estar en el microcentro a las 7.30

Los trabajadores aseguran que su reclamo es legítimo. En diálogo con LA NACION, un trabajador aseguró que cobra un salario equivalente a 8 horas de trabajo, cuando en realidad trabaja entre 12 y 14.

Informe de Valeria Musse
lanacion.com.ar

Print Friendly, PDF & Email

Comments