Obama y Putin, reunión en la ONU en momento tenso

163
Compartir

Moscú – Tras la que fuera una jornada de escaso movimiento en el Kremlin, que sólo contempló un acto-concierto (habitual en Rusia) por el aniversario del desarrollo de la energía nuclear, el Gobierno de Vladímir Putin confirmó una cita para la semana que viene con Barack Obama en Nueva York.

El contexto será la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas. Se trata del primer encuentro de ambos líderes luego de casi un año de rispideces por asuntos como la escalada del grupo terrorista Estado Islámico o la crisis política en Ucrania.

El portavoz del gobierno ruso Dimitri Peskov confirmó que el encuentro será este lunes mientras que el cancillerSerguéi Lavrov estableció como cuestiones a conversar la crisis terrorista en Medio Oriente y el contexto económico global. En este segundo plano será ineludible un comentario sobre las sanciones impuestas a Rusia por parte del bloque europeo tras la crisis ucraniana por la anexión de Crimea. Este último aspecto es sensible hacia el interior de Rusia. Hace dos semanas las autoridades locales confiscaron 400 toneladas de alimentos provenientes de países europeos que avalan las sanciones a Rusia y directamente procedieron a destruirlas tras un decreto firmado por Putin.

El discurso que el presidente ruso emitirá en la ONU genera expectativa porque se espera que brinde un mensaje contundente respecto del avance del grupo Estado Islámico. Putin ya ha propuesto a la ONU que el EI figure en el Consejo de Seguridad como una figura independiente y no como un desprendimiento de Al Qaeda en Irak, que es la postura de Washington.

Desde la panorámica del Kremlin, Estados Unidos defiende esa idea en el Consejo de Seguridad de la ONU porque alegar lo contrario sería admitir que no fue acertada la política exterior de Obama respecto de Siria, en cuyo Gobierno los rusos veían un dique de contención contra los terroristas de EI. Un asunto que es aún más espinoso: el Gobierno de Moscú tiene la percepción de que parte de las armas con las cuales Estados Unidos buscó fortalecer a los opositores sirios terminaron finalmente en poder de EI. La balanza se torcía ayer en favor de Putin, luego que la canciller alemana, Angela Merkel, considera por primera vez la posibilidad de implicar al presidente sirio, Bashar al Asad, en el diálogo para la paz en el país. 

De este modo el presente y el futuro de Siria asoma como el debate más candente entre los dos líderes. Obama llega a la ONU además con presión interna porque desde el Partido Republicano aseguran que Putin se dispone a asumir la iniciativa con respecto a la amenaza terrorista, lo cual relegaría el rol estadounidense.

La escalada del grupo terrorista se asume como un eje central para Rusia no sólo porque Medio Oriente es una zona estratégica a nivel político y económico, sino también porque Rusia es un país donde el cristianismo ortodoxo tiene fuerte presencia institucional. Dato no menor si se considera que Putin tiene su despacho a metros de un parque rodeado por cinco iglesias de dicha fe.

ambito.com/

Print Friendly, PDF & Email

Comments