Inicio Cables del Vaticano Nuestra revolución pasa por la ternura, por la alegría, por la compasión,...

Nuestra revolución pasa por la ternura, por la alegría, por la compasión, dice el Papa en el Santuario de la Virgen del Cobre

Compartir

VATICAN INFORMATION SERVICE
AÑO XXV – N° 162
FECHA 23-09-2015

Sumario:
– Nuestra revolución pasa por la ternura, por la alegría, por la compasión, dice el Papa en el Santuario de la Virgen del Cobre
– La familia no es un problema sino una oportunidad
– Francisco habla de su viaje a Cuba
– El Papa llega a Estados Unidos
– Actos Pontificios

___________________________________________________________

Nuestra revolución pasa por la ternura, por la alegría, por la compasión, dice el Papa en el Santuario de la Virgen del Cobre

Ciudad del Vaticano, 23 de septiembre de 2015 (Vis).-”La presencia de Dios en nuestra vida nunca nos deja quietos, siempre nos motiva al movimiento. Cuando Dios visita, siempre nos saca de casa. Visitados para visitar, encontrados para encontrar, amados para amar”, dijo ayer el Papa Francisco en su última homilía pronunciada en tierra cubana, durante la misa celebrada en la basílica menor del Santuario Nacional de la Virgen del Cobre.

El Pontífice comentó el evangelio que narraba el episodio de la visitación de María a su prima Isabel. ”María fue de prisa, paso lento pero constante -observó el Obispo de Roma- pasos que saben a dónde van; pasos que no corren para ”llegar” rápido o van demasiado despacio como para no ”arribar” jamás. María, la primera discípula, visitada ha salido a visitar. Y desde ese primer día ha sido siempre su característica peculiar Estas tierras también fueron visitadas por su maternal presencia. La patria cubana nació y creció al calor de la devoción a la Virgen de la Caridad”.

Y Francisco recordó lo que escribían los cubanos hace cien años cuando pedían al Papa Benedicto XV que declarara a la Virgen de la Caridad Patrona de Cuba:”Ni las desgracias ni las penurias lograron ?apagar? la fe y el amor que nuestro pueblo católico profesa a esa Virgen, sino que, en las mayores vicisitudes de la vida, cuando más cercana estaba la muerte o más próxima la desesperación, surgió siempre como luz disipadora de todo peligro, como rocío consolador?, la visión de esa Virgen bendita”.

Así, desde el santuario que guarda la memoria del pueblo de Dios en Cuba, María ”custodia nuestras raíces, nuestra identidad, para que no nos perdamos en los caminos de la desesperanza. El alma del pueblo cubano, como acabamos de escuchar, fue forjada entre dolores, penurias que no lograron apagar la fe, esa fe que se mantuvo viva gracias a tantas abuelas que siguieron haciendo posible, en lo cotidiano del hogar, la presencia viva de Dios; la presencia del Padre que libera, fortalece, sana, da coraje y que es refugio seguro y signo de nueva resurrección. Abuelas, madres, y tantos otros que con ternura y cariño fueron signos de visitación, como María, de valentía, de fe para sus nietos, en sus familias”.

”Cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño -subrayó el Pontífice- Estamos invitados a vivir la revolución de la ternura como María, Madre de la Caridad. Estamos invitados a ”salir de casa”, a tener los ojos y el corazón abierto a los demás. Nuestra revolución pasa por la ternura, por la alegría que se hace siempre projimidad, que se hace siempre compasión ?que no es lástima, es padecer con, para liberar- y nos lleva a involucrarnos, para servir, en la vida de los demás… Nuestra fe, nos saca de casa para visitar al enfermo, al preso, al que llora y al que sabe también reír con el que ríe, alegrarse con las alegrías de los vecinos”.

”Como María, queremos ser una Iglesia que sirve, que sale de casa, que sale de sus templos, que sale de sus sacristías, para acompañar la vida, sostener la esperanza, ser signo de unidad de un pueblo noble y digno. Como María, Madre de la Caridad, queremos ser una Iglesia que salga de casa para tender puentes, romper muros, sembrar reconciliación. Como María, queremos ser una Iglesia que sepa acompañar todas las situaciones ”embarazosas” de nuestra gente, comprometidos con la vida, la cultura, la sociedad, no borrándonos sino caminando con nuestros hermanos, todos juntos. Todos juntos, sirviendo, ayudando. Todos hijos de Dios, hijos de María, hijos de esta noble tierra cubana”.
___________________________________________________________

La familia no es un problema sino una oportunidad

Ciudad del Vaticano, 23 de septiembre de 2015 (Vis)-El Papa terminó su visita a Cuba encontrando a las familias de la isla en la catedral Nuestra Señora de la Asunción de Santiago, donde dio las gracias en su nombre a todos los cubanos por el calor con que lo habían tratado en estos días. ”El calor -dijo- que brota de gente que sabe recibir, que sabe acoger, que sabe hacer sentir en casa”.

La lectura que precedió al discurso del Santo Padre fue el relato de las bodas de Caná. ”Jesús comienza su vida pública precisamente en una boda- señaló Francisco- Es interesante observar cómo se manifiesta también en las comidas, en las cenas. Comer con diferentes personas, visitar diferentes casas fue un lugar privilegiado por Jesús para dar a conocer el proyecto de Dios. Él va a la casa de sus amigos ?Marta y María?, pero no es selectivo… no le importa si hay publicanos o pecadores, como Zaqueo… No sólo él actuaba así, sino que cuando envió a sus discípulos a anunciar la buena noticia del Reino de Dios, les dijo: ”Quédense en la casa que los reciba, coman y beban de lo que ellos tengan”. Bodas, visita visitas a los hogares, cenas, algo de ”especial” tendrán estos momentos en la vida de las personas para que Jesús elija manifestarse allí”.

Francisco recordó que en su diócesis anterior, en Argentina, muchas familias le comentaban que ”el único momento que tenían para estar juntos era normalmente en la cena, a la noche, cuando se volvía de trabajar, donde los más chicos terminaban la tarea de la escuela. Era un momento especial de vida familiar. Se comentaba el día, lo que cada uno había hecho… Jesús elije estos momentos para…, entrar en nuestras casas y ayudarnos a descubrir el Espíritu vivo y actuando en nuestras casas y en nuestras cosas cotidianas. Es en casa donde aprendemos la fraternidad, donde aprendemos la solidaridad, donde aprendemos el a no ser avasalladores. Es en casa donde aprendemos a recibir y a agradecer la vida como una bendición y que cada uno necesita a los demás para salir adelante…Por eso la comunidad cristiana llama a las familias con el nombre de iglesias domésticas”.

”Sin familia, sin el calor del hogar, la vida se vuelve vacía -reafirmó el Papa- comienzan a faltar las redes que nos sostienen en la adversidad, las redes que nos alimentan en la cotidianidad y motivan la lucha para la prosperidad. La familia nos salva de dos fenómenos actuales: la fragmentación…, y la masificación. En ambos casos, las personas se transforman en individuos aislados fáciles de manipular, y de gobernar. Y entonces encontramos en el mundo sociedades divididas, rotas, separadas o altamente masificadas… Y? se van como olvidando esas relaciones que son el fundamento”.

”La familia es escuela de humanidad -reiteró – escuela que enseña a poner el corazón en las necesidades de los otros, a estar atento a la vida de los demás. …A pesar de tantas dificultades como las que aquejan hoy a nuestras familias en el mundo, no nos olvidemos de algo, por favor: las familias no son un problema, son principalmente una oportunidad. Una oportunidad que tenemos que cuidar, proteger, y acompañar…Se discute mucho hoy sobre el futuro, sobre qué mundo queremos dejarle a nuestros hijos, qué sociedad queremos para ellos. Creo que una de las posibles respuestas es: Dejemos un mundo con familias. Es la mejor herencia…. Es cierto que no existe la familia perfecta…pero eso no impide que no sean la respuesta para el mañana. Dios nos estimula al amor y el amor siempre se compromete con las personas que ama.Por eso, cuidemos a nuestras familias, verdaderas escuelas del mañana… verdaderos espacios de libertad…verdaderos centros de humanidad”.

El Santo Padre invitó entonces a las mujeres encintas que se encontraban allí a las ”embarazadas de esperanza? -dijo- porque un hijo es una esperanza” a que se tocasen el vientre para acariciar a sus futuros hijos e hijas mientras él los bendecía.

Después retornó a su discurso para hablar de otra cena, la de la Eucaristía. ”Se habrán dado cuenta -observó- que Jesús quiere utilizar como espacio de su memorial, una cena….Un momento vivido y entendible por todos, la cena. Y la Eucaristía es la cena de la familia de Jesús, que a lo largo y ancho de la tierra se reúne para escuchar su Palabra y alimentarse con su Cuerpo. Jesús es el Pan de Vida de nuestras familias, él quiere estar siempre presente alimentándonos con su amor, sosteniéndonos con su fe, ayudándonos a caminar con su esperanza, para que en todas las circunstancias podamos experimentar que él es el verdadero Pan del cielo”.

El Papa finalizó pidiendo a los presentes que rezasen por el Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia y por el Sínodo sobre la Familia que comienza a primeros de octubre. Después, acompañado por el arzobispo de Santiago Dionisio Guillermo García Ibañez, recorrió la nave central del templo para saludar a los fieles y por último se asomó a la terraza que da al Parque Céspedes desde donde se despidió de Cuba con estas palabras:

”Los saludo. Les agradezco ? la acogida? la calidez? gracias.. Los cubanos realmente son amables, bondadosos y hacen sentir a uno como en casa. Muchas gracias. Y quiero decir una palabra de esperanza. Una palabra de esperanza que quizás nos haga girar la cabeza hacia atrás y hacia adelante. Mirando hacia atrás, memoria. Memoria de aquellos que nos fueron trayendo a la vida y, en especial, memoria a los abuelos. Un gran saludo a los abuelos. No descuidemos a los abuelos. Los abuelos son nuestra memoria viva. Y mirando hacia adelante, los niños y los jóvenes, que son la fuerza de un pueblo. Un pueblo que cuida a sus abuelos y que cuida a sus chicos y a sus jóvenes, tiene el triunfo asegurado. Que Dios los bendiga y permítanme que les dé la bendición, pero con una condición. Van a tener que pagar algo. Les pido que recen por mí. Esa es la condición. Los bendiga Dios Todopoderoso, el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo. Adiós y gracias”.
___________________________________________________________

Francisco habla de su viaje a Cuba

Ciudad del Vaticano, 23 de septiembre de 2015 (Vis).-Durante el vuelo de Cuba a Estados Unidos, el Papa Francisco volvió a hablar con los periodistas y a responder a las preguntas que le plantearon acerca entre otras cosas, del bloqueo a Cuba, de sus críticas al capitalismo liberal y del futuro papel de la Iglesia en la isla.

La primera pregunta fue cual era la opinión del Papa del bloqueo a Cuba y si hablaría de este tema ante el Congreso de Estados Unidos.

”La cuestión del “bloqueo”-respondió Francisco- es parte de la negociación. Es público: ambos presidentes se han referido a esto. Es algo público, que sigue la dirección de las buenas relaciones que se intentan lograr… Mi deseo es que se llegue… a un acuerdo que satisfaga a las partes. Con respecto a la posición de la Santa Sede sobre los bloqueos los papas anteriores han hablado, -no sólo en este caso, sino también en otros casos- acerca de ello. Hay una doctrina social de la Iglesia en este sentido y a ella me remito porque es precisa y correcta. Por lo que se refiere al Congreso de Estados Unidos… estoy pensando en lo que quiero decir al respecto, pero no específicamente sobre esta cuestión, en general sobre el tema de los acuerdos bilaterales y multilaterales, como una señal de progreso en la convivencia. Pero este tema en concreto no se menciona, casi seguro que no”.

”Hemos oído que más de 50 disidentes fueron detenidos fuera de la Nunciatura porque querían encontrarlo ¿Le gustaría encontrarse con los disidentes? Y si tal reunión tuviera lugar, ¿qué les diría?”, fue la segunda cuestión

”En primer lugar no tengo noticias de que haya sucedido esto: No tengo ninguna noticia. No lo sé directamente -dijo el Papa- Sus dos preguntas son sobre el futuro… Me gustaría que sucediera. Me gusta conocer a toda la gente. En primer lugar porque creo que todas las personas son hijos de Dios,. En segundo lugar, el encuentro con una persona es siempre enriquecedor…. Sí, me gustaría encontrarme con ellos. Si desea que le hable todavía de los disidentes, puedo decirle algo muy concreto. En primer lugar, estaba claro que yo no habría dado ninguna audiencia, porque pidieron audiencia no sólo los disidentes, sino también gente de otros sectores, entre ellos varios jefes de Estado. No, yo fui a visitar al país y sólo esto. No había prevista ninguna audiencia: ni con los disidentes ni con otros. Segundo: la Nunciatura llamó por telefóno a algunas personas, que forman parte de este grupo de disidentes … La tarea del Nuncio era comunicarles que, con mucho gusto, a mi llegada a la catedral, en la reunión con los consagrados, habría saludado a los que estaban allí. Un saludo, eso si es verdad … Pero en vista de que nadie se presentó en el saludo, no sé si estaban o no estaban. Yo saludé a todos los que estaban allí. Especialmente a los enfermos, a los que estaban en una silla de ruedas … Pero nadie se identificó como disidente. Desde la Nunciatura se hicieron algunas llamadas para invitarlos a un saludo de paso”.

La tercera pregunta fue sobre el sufrimiento de la Iglesia Católica cubana bajo Fidel Castro, y si en su encuentro con el Comandante el Papa tuvo la impresión de que estaba algo arrepentido.

”El arrepentimiento es una cosa muy íntima, que atañe a la conciencia -dijo el Santo Padre- En el encuentro con Fidel hablé de historias de los jesuitas conocidos, porque yo le regalé un libro del Padre Llorente un jesuita amigo suyo… y otro del Padre Pronzato que seguramente le gustará . Hablamos de estas cosas. Hablamos mucho de la encíclica Laudato Si ‘, porque está muy interesado en la ecología. Fue un encuentro informal, espontáneo. Hablamos de la encíclica porque está muy preocupado por ese tema, perto no del pasado”.

Ya que el Pontífice denuncia la iniquidad de los sistemas económicos vigentes, algunos sectores de la sociedad americana se han preguntado si el Papa era católico y en otras partes se habla de Papa comunista. ¿Que piensa Francisco?

”Estoy seguro -contestó el Santo Padre – de que yo no he dicho nada más de lo que está en Doctrina Social de la Iglesia. Ya en otro vuelo una periodista, después de mi discurso a los movimientos populares, me preguntó si la Iglesia me seguía y yo le dije: ‘Yo soy el quie sigue a la Iglesia “, y no creo que me equivoque, no he dicho nada que no esté en la Doctrina Social de la Iglesia. Las cosas pueden ser explicadas. Tal vez una explicación dio la impresión de ser un poco más “izquierdosa”, pero sería un error de explicación. No. Mi doctrina acerca de todo esto sobre el “imperialismo económico, sobre la Laudato Si’, es la de Doctrina Social de la Iglesia. ¡Y si hace falta que rece el Credo estoy dispuesto a hacerlo!

Otro periodista recordó que en su ultimo viaje a América Latina el Papa había criticado con dureza el sistema liberal capitalista mientras en Cuba sus críticas al sistema comunista no fueron tan estrictas, sino mucho más “suaves”. ¿Por qué estas diferencias?

”En los discursos que he pronunciado en Cuba -aclaró Francisco- siempre he mencionado la Doctrina Social de la Iglesia. Las cosas que hay que corregir, las he dicho con claridad, no de forma suave. . Pero no he dicho más de lo que ya he escrito duramente, tanto en la encíclica como en la Evangelii Gaudium, sobre el capitalismo salvaje o liberal, todo lo que está escrito allí… que ya es bastante. Pero aquí en Cuba el viaje era muy pastoral con la comunidad católica, con los cristianos, también con las personas de buena voluntad; por eso mis intervenciones han sido homilías … Incluso con los jóvenes – que eran jóvenes creyentes y no creyentes, así como creyentes de diferentes religiones – fue un discurso de esperanza,para fomentar el diálogo , para buscar lo que une y no lo que divide. Era un lenguaje más pastoral. En cambio, en la encíclica hay que tratar temas más técnicos”.

La penúltima cuestión planteó si la Iglesia católica jugaría algún papel en la apertura a las libertades políticas, dado el rol que ha desempeñado la Santa Sede en el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos

”La Iglesia en Cuba -reveló el Pontífice- había elaborado una lista de prisioneros para indultar. El indulto se concedió a unos 3.500, según me ha dicho el Presidente de la Conferencia Episcopal. Y todavía hay casos que se están estudiando. La Iglesia en Cuba está trabajando de cara a los indultos. Por ejemplo, alguien me dijo: “Sería bueno acabar con la cadena perpetua”. Hablando claramente, la cadena perpetua es casi una pena de muerte escondida. Lo dije públicamente en un discurso a los juristas europeos. Estás ahí, muriendo todos los días, sin la esperanza de liberación. Es una hipótesis. Otra hipótesis es conceder indultos generales cada uno o dos años … Pero la Iglesia está trabajando, ha trabajado … No estoy diciendo que estos tres mil fueron liberados gracias a las listas de la Iglesia, no. La Iglesia ha hecho una lista – no sé cuántas personas – ha solicitado formalmente indultos y seguirá haciéndolo”.

Por último un informador preguntó si la visita de tres Papas en menos de 20 años a Cuba se podía interpretar como un síntoma de que la isla estuviera aquejada de alguna enfermedad

”No, no. El primero fue Juan Pablo II: la primera visita histórica -respondio- Pero era normal: visitó muchos países, incluidos países agresivos contra de la Iglesia. El segundo fue el Papa Benedicto: era normal…En mi caso fue un poco al azar, porque pensé entrar en Estados Unidos a través de México; Inicialmente, la primera idea fue Ciudad Juárez, la frontera de México … Pero ir a México sin ir a ver a la “Guadalupana” habría sido muy feo. Después, con el anuncio del 17 de diciembre del año pasado, cuando se dio a conocer lo que más o menos era reservado, un proceso de casi un año … me dije: Quiero ir a Estados Unidos pasando por Cuba. Y por eso la elegí. Pero no porque tenga una enfermedad especial que no tengan otros países”.
___________________________________________________________

El Papa llega a Estados Unidos

Ciudad del Vaticano, 23 de septiembre de 2015 (Vis).-Con la llegada, diez minutos antes de lo previsto (15,49 hora local, 21,50 hora de Roma) a la base aérea de Andrews en Washington D.C., el Papa comenzó ayer la segunda parte de su viaje apostólico. A lo largo de sus seis días en Estados Unidos, encontrará al Presidente Barack Obama, al episcopado estadounidense, canonizará a Fray Junípero Serra, hablará -será el primer Pontífice a hacerlo- ante el Congreso, encontrará a las personas sin techo y en Nueva York pronunciará un discurso en la ONU, participará en un encuentro interreligioso en Ground Zero y encontrará a los emigrantes. La última etapa será Filadelfia donde intervendrá en un encuentro para la libertad religiosa, visitará a los presos de un penitenciario y presidirá la misa en el Encuentro Mundial de las Familias.

A su llegada a Estados Unidos el Santo Padre fue recibido por el Presidente Barack Obama a quien acompañaba la first lady, Michelle Obama ,y sus dos hijas. Entre las autoridades civiles estaban también presentes el alcalde del distrito de Columbia y los gobernadores de Maryland y Virginia. Junto a ellos el nuncio apostólico en Estados Unidos, arzobispo Carlo Maria Viganò y el arzobispo de Washington, cardenal Donald Wuerl.

El Papa y el Presidente, junto con la First Lady, departieron unos minutos en privado en una salita del aeropuerto y acabado el coloquio Francisco se trasladó en automóvil a la nunciatura apostólica en Washington donde pernoctó.

Esta tarde (9.15 hora local, 15.15 hora de Roma) tendrá lugar la ceremonia de bienvenida en la Casa Blanca en cuyo parque el Santo Padre pronunciará su primer discurso en Estados Unidos. Después se reunirá en privado con el Presidente Obama y posteriormente encontrará a los obispos estadounidenses en la catedral de San Mateo Apóstol. Más tarde celebrará la misa de canonización de Fray Junípero Serra en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción. Francisco concluirá su jornada con la visita al Seminario San Juan Pablo II.
___________________________________________________________

Actos Pontificios

Ciudad del Vaticano, 23 de septiembre de 2015 (Vis).-El Santo Padre aceptó la renuncia del obispo Alessio Saccardo, S.I. al gobierno pastoral de la diócesis de Ponta de Pedras (Brasil) por límite de edad. Le sucede el obispo Teodoro Mendes Tavares, C.S.Sp., hasta ahora coadjutor en la misma diócesis.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments