Inicio Cables del Vaticano Francisco departe con los periodistas en el vuelo papal

Francisco departe con los periodistas en el vuelo papal

Compartir

VATICAN INFORMATION SERVICE
AÑO XXV – N° 160
FECHA 21-09-2015

Sumario:
– Francisco departe con los periodistas en el vuelo papal
– El Papa llega a Cuba, punto de encuentro para que todos los pueblos se reúnan en amistad
– Misa en la Plaza de la Revoluciòn: La importancia de un pueblo se basa en cómo sirve la fragilidad
– Angelus: Francisco pide una reconciliación definitiva en Colombia
– Encuentro con el Presidente Raul Castro y con el Comandante Fidel en el Palacio de la Revolución
– Vísperas en la catedral de La Habana
– Francisco encuentra a los jóvenes, esperanza de Cuba
– Otras noticias
– Mensaje al Patriarca de la Iglesia Asiria de Oriente
– Mensaje del Papa a los consagrados húngaros: Cerca de las preocupaciones y las expectativas de la gente
– El Papa dialoga con chicos y chicas de Cuba y Estados Unidos antes de su viaje apostólico
– Actos Pontificios

___________________________________________________________

Francisco departe con los periodistas en el vuelo papal

Ciudad del Vaticano, 19 de septiembre de 2015 (Vis).-Poco después de comenzar el viaje de Roma a La Habana, el Papa saludó a los 76 periodistas que lo acompañan en el avión. Como señaló el director de la Oficina de Prensa, padre Federico Lombardi SI, la cobertura informativa supera en esta ocasión la habitual. En una atmósfera muy cordial, el Santo Padre se interesó por las familias de los periodistas y recibió algunos regalos comestibles, entre ellos, una tableta de dulce de leche de repostería típica argentina y una empanada que Francisco quiso que probasen todos los presentes.

”Gracias de la bienvenida -dijo- Os deseo buen viaje y buen trabajo. Si no me equivoco creo que este es el viaje más largo que he hecho…El Padre Lombardi ha dicho una palabra: paz. Y yo creo que hoy el mundo esté sediento de paz. Hay guerras, hay migrantes que huyen…Esta oleada migratoria que viene de las guerras, para escapar de la muerte, para buscar la vida. Hoy me he emocionado mucho porque ha venido a saludarme a la puerta de Santa Ana una de las dos familias que están en la parroquia del mismo nombre en el Vaticano. Son prófugos sirios…Se veía el dolor en sus rostros…Esa palabra: ¡Paz!..Os doy las gracias por todo lo que haréis con vuestro trabajo para construir puentes: puentes pequeños, pero un puente pequeño y otro, y otro, y otro, forman el gran puente de la paz. Buen viaje, buen trabajo y rezad por mi. Gracias”.

También envío un saludo muy grande a todos los compañeros de los periodistas que durante el viaje trabajarán en las oficinas.
___________________________________________________________

El Papa llega a Cuba, punto de encuentro para que todos los pueblos se reúnan en amistad

Ciudad del Vaticano, 20 de septiembre de 2015 (Vis).-”Misionero de la Misericordia” es el lema que ha elegido el Papa Francisco para su visita a Cuba, donde comenzó ayer su décimo viaje apostólico. El Santo Padre llegó al aeropuerto José Martí, de La Habana, a las 16, 00 (hora local, 22 en Roma) después de doce horas de vuelo y fue acogido por el Presidente de Cuba, Raul Castro y por el cardenal arzobispo de La Habana, Jaime Ortega y Alamino, a quien acompañaba el arzobispo Dionisio Guillermo García Ibáñez, Presidente de la Conferencia Episcopal.

Después de los saludos protocolarios y de la interpretación del himno de Cuba y del himno Pontificio, el Presidente Castro pronunció un discurso al que siguió el del Papa, que agradeció sus palabras de bienvenida, en nombre del Gobierno y de todo el pueblo cubano y le pidió después que transmitiera sus sentimientos de especial consideración y respeto a su hermano Fidel. ”A su vez -prosiguió Francisco- quisiera que mi saludo llegase especialmente a todas aquellas personas que, por diversos motivos, no podré encontrar y a todos los cubanos dispersos por el mundo”.

Tras señalar que en 2015 se celebra el 80 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas ininterrumpidas entre la República de Cuba y la Santa Sede, el Papa afirmó que llegaba a esa ”querida nación siguiendo las huellas indelebles del camino abierto por los inolvidables viajes apostólicos que realizaron a esta Isla mi dos predecesores, san Juan Pablo II y Benedicto XVI. Sé que su recuerdo suscita gratitud y cariño en el pueblo y las autoridades de Cuba. Hoy renovamos estos lazos de cooperación y amistad para que la Iglesia siga acompañando y alentando al pueblo cubano en sus esperanzas y en sus preocupaciones, con libertad y con los medios y espacios necesarios para llevar el anuncio del Reino hasta las periferias existenciales de la sociedad”.

El viaje apostólico coincide además con el I Centenario de la declaración de la Virgen de la Caridad del Cobre como Patrona de Cuba, por Benedicto XV y Francisco recordó que fueron los veteranos de Guerra de la Independencia, movidos por sentimientos de fe y patriotismo, quienes pidieron que la Virgen mambisa fuera la patrona de Cuba como nación libre y soberana. ”Desde entonces -dijo- Ella ha acompañado la historia del pueblo cubano, sosteniendo la esperanza que preserva la dignidad de las personas en las situaciones más difíciles y abanderando la promoción de todo aquello que dignifica al ser humano. Su creciente devoción es testimonio visible de la presencia de la Virgen en el alma del pueblo cubano. En estos días tendré ocasión de ir al Cobre, como hijo y peregrino, para pedirle a nuestra Madre por todos sus hijos cubanos y por esta querida Nación, para que transite por los caminos de justicia, paz, libertad y reconciliación”.

”Geográficamente, Cuba es un archipiélago que mira hacia todos los caminos, con un valor extraordinario como ”llave” entre el norte y el sur, entre el este y el oeste. Su vocación natural es ser punto de encuentro para que todos los pueblos se reúnan en amistad, como soñó José Martí, ”por sobre la lengua de los istmos y la barrera de los mares” -dijo, citando al escritor cubano- Ese mismo fue el deseo de san Juan Pablo II con su ardiente llamamiento a ”que Cuba se abra con todas sus magníficas posibilidades al mundo y que el mundo se abra a Cuba”.

”Desde hace varios meses, estamos siendo testigos de un acontecimiento que nos llena de esperanza: el proceso de normalización de las relaciones entre dos pueblos, tras años de distanciamiento. Es un signo de la victoria de la cultura del encuentro, del diálogo, del ”sistema del acrecentamiento universal? por sobre el sistema, muerto para siempre, de dinastía y de grupos” -afirmó citando de nuevo a José Martí- Animo a los responsables políticos a continuar avanzando por este camino y a desarrollar todas sus potencialidades, como prueba del alto servicio que están llamados a prestar a favor de la paz y el bienestar de sus pueblos, de toda América, y como ejemplo de reconciliación para el mundo entero”.El mundo necesita reconciliación en esta atmósfera de tercera guerra mundial por etapas que estamos viviendo”.

El Pontífice acabó su primer discurso en tierra cubana invocando para su estancia en la isla ”la intercesión de la Virgen de la Caridad del Cobre, de los beatos Olallo Valdés y José López Piteira y del venerable Félix Varela, gran propagador del amor entre los cubanos y entre todos los hombres, para que aumenten nuestros lazos de paz, solidaridad y respeto mutuo”.
___________________________________________________________

Misa en la Plaza de la Revoluciòn: La importancia de un pueblo se basa en cómo sirve la fragilidad

Ciudad del Vaticano, 20 de septiembre de 2015 (Vis).-Después de haber transcurrido la noche en la nunciatura apostólica de La Habana, el Papa comenzó su segunda jornada en Cuba saludando a los miles de personas que acompañaron su trayecto en papamóvil desde esa sede a la Plaza de la Revolución José Martí,dedicada al poeta y escritor que combatió por la independencia del país. La Plaza, donde el Santo Padre celebró la Santa Misa, que contó con la participación de 200.000 personas, es un lugar fuertemente simbólico de la isla que ha sido escenario de grandes manifestaciones.

Francisco, que antes de la celebración eucarística, encontró en la improvisada sacristía a los representantes de otras confesiones cristianas presentes en Cuba, dedicó su homilía a la importancia del servicio a los más frágiles. ”No nos olvidemos de la Buena Nueva de hoy -dijo- La importancia de un pueblo, de una nación, la importancia de una persona siempre se basa en cómo sirve la fragilidad de sus hermanos. Y en esto encontramos uno de los frutos de la verdadera humanidad. Quien no vive para servir, no sirve para vivir”.

El Papa partió del relato evangélico que presenta a Jesús haciéndole una pregunta aparentemente indiscreta a sus discípulos: ”¿De qué discutían por el camino?” a la que por vergüenza no responden, porque hablaban de quien era entre ellos el más importante.

”¿Quién es el más importante? -continuó el Pontífice- Una pregunta que nos acompañará toda la vida y en las distintas etapas seremos desafiados a responderla….La historia de la humanidad ha estado marcada por el modo de responder a esta pregunta. Jesús no le teme a las preguntas de los hombres; no le teme a la humanidad ni a las distintas búsquedas que ésta realiza. Al contrario, Él conoce los ”recovecos” del corazón humano, y como buen pedagogo está dispuesto a acompañarnos siempre.. Asume nuestras búsquedas, nuestras aspiraciones y les da un nuevo horizonte…. logra dar una respuesta capaz de plantear un nuevo desafío, descolocando ”las respuestas esperadas” o lo aparentemente establecido.– Jesús siempre plantea la lógica del amor. Una lógica capaz de ser vivida por todos, porque es para todos”.

”Lejos de todo tipo de elitismo, el horizonte de Jesús no es para unos pocos privilegiados capaces de llegar al ”conocimiento deseado” o a distintos niveles de espiritualidad. El horizonte de Jesús, siempre es una oferta para la vida cotidiana también aquí en ”nuestra isla”; una oferta que siempre hace que el día a día tenga sabor a eternidad. ¿Quién es el más importante? Jesús es simple en su respuesta: ”Quien quiera ser el primero… que sea el último de todos y el servidor de todos”. Quien quiera ser grande, que sirva a los demás, no que se sirva de los demás”.

”Y esta es -subrayó el Papa- la gran paradoja de Jesús. Los discípulos discutían quién sería seleccionado como el privilegiado… para destacarse en un afán de superioridad sobre los demás. Quién escalaría más pronto para ocupar los cargos que darían ciertas ventajas. Y Jesús les trastoca su lógica diciéndoles sencillamente que la vida auténtica se vive en el compromiso concreto con el prójimo. Es decir sirviendo”.

Pero la invitación al servicio ”posee una peculiaridad a la que debemos estar atentos. Servir significa, en gran parte, cuidar la fragilidad. Servir significa cuidar a los frágiles de nuestras familias, de nuestra sociedad, de nuestro pueblo. Son los rostros sufrientes, desprotegidos y angustiados a los que Jesús propone mirar e invita concretamente a amar. Amor que se plasma en acciones y decisiones. Amor que se manifiesta en las distintas tareas que como ciudadanos estamos invitados a desarrollar. Son personas de carne y hueso, con su vida, su historia y especialmente con su fragilidad, las que Jesús nos invita a defender, a cuidar, a servir. Porque ser cristiano entraña servir la dignidad de sus hermanos, luchar por la dignidad de sus hermanos y vivir para la dignidad de sus hermanos. Por eso, el cristiano es invitado siempre a dejar de lado sus búsquedas, afanes, deseos de omnipotencia ante la mirada concreta de los más frágiles”

”Hay un ”servicio” que sirve a los otros; pero tenemos que cuidarnos del otro servicio, de la tentación del ”servicio” que ”se” sirve de los otros -advirtió- Hay una forma de ejercer el servicio que tiene como interés el beneficiar a los ”míos”, en nombre de lo ”nuestro”. Ese servicio siempre deja a los ”tuyos” por fuera, generando una dinámica de exclusión. Todos estamos llamados por vocación cristiana al servicio que sirve y a ayudarnos mutuamente a no caer en las tentaciones del ”servicio que se sirve”…. Y esto sin mirar al costado para ver lo que el vecino hace o ha dejado de hacer. Jesús nos dice: ”Quien quiera ser el primero, que sea el último y el servidor de todos”. Ese va a ser el servidor de todos. No dice, si tu vecino quiere ser el primero que sirva. Debemos cuidarnos de la mirada enjuiciadora y animarnos a creer en la mirada transformadora a la que nos invita Jesús.. Este hacernos cargo por amor no apunta a una actitud de servilismo, por el contrario, pone en el centro la cuestión del hermano: el servicio siempre mira el rostro del hermano, toca su carne, siente su projimidad y hasta en algunos casos la ”padece” y busca la promoción del hermano. Por eso nunca el servicio es ideológico, ya que no se sirve a ideas, sino que se sirve a las personas”

”El santo Pueblo fiel de Dios que camina en Cuba – finalizó- es un pueblo que tiene gusto por la fiesta, por la amistad, por las cosas bellas. Es un pueblo que camina, que canta y alaba. Es un pueblo que tiene heridas, como todo pueblo, pero que sabe estar con los brazos abiertos, que marcha con esperanza, porque su vocación es de grandeza. Así la sembraron sus próceres. Hoy los invito a que cuiden esa vocación, a que cuiden estos dones que Dios les ha regalado, pero especialmente quiero invitarlos a que cuiden y sirvan, de modo especial, la fragilidad de sus hermanos. No los descuiden por proyectos que puedan resultar seductores, pero que se desentienden del rostro del que está a su lado. Nosotros conocemos, somos testigos de la ”fuerza imparable” de la resurrección, que ”provoca por todas partes gérmenes de ese mundo nuevo”.
___________________________________________________________

Angelus: Francisco pide una reconciliación definitiva en Colombia

Ciudad del Vaticano, 20 de septiembre de 2015 (Vis).-Acabada la Santa Misa, el Papa reflexionó unos breves minutos con los participantes en la Eucaristía antes de rezar el Angelus. Estas fueron sus palabras

”Hemos oído en el evangelio cómo los discípulos tenían miedo de preguntar a Jesús cuando les habla de su pasión y muerte. Les asustaba y no podían comprender la idea de ver a Jesús sufriendo en la Cruz. También nosotros tenemos la tentación de huir de las cruces propias y de las cruces de los demás, de alejarnos del que sufre. Al concluir la santa Misa, en la que Jesús se nos ha entregado de nuevo con su cuerpo y su sangre, dirijamos ahora nuestros ojos a la Virgen, Nuestra Madre. Y le pedimos que nos enseñe a estar junto a la cruz del hermano que sufre. Que aprendamos a ver a Jesús en cada hombre postrado en el camino de la vida; en cada hermano que tiene hambre o sed, que está desnudo o en la cárcel o enfermo. Junto a la Madre, en la Cruz, podemos comprender quién es verdaderamente ”el más importante”, y qué significa estar junto al Señor y participar de su gloria”.

Aprendamos de María a tener el corazón despierto y atento a las necesidades de los demás. Como nos enseñó en las Bodas de Caná, seamos solícitos en los pequeños de detalles de la vida, y no cejemos en la oración los unos por los otros, para que a nadie falte el vino del amor nuevo, de la alegría que Jesús nos trae.

En este momento me siento en el deber de dirigir mi pensamiento a la querida tierra de Colombia, ”consciente de la importancia crucial del momento presente, en el que, con esfuerzo renovado y movidos por la esperanza, sus hijos están buscando construir una sociedad en paz”. Que la sangre vertida por miles de inocentes durante tantas décadas de conflicto armado, unida a aquella del Señor Jesucristo en la Cruz, sostenga todos los esfuerzos que se están haciendo, incluso aquí en esta bella Isla, para una definitiva reconciliación. Y así la larga noche de dolor y de violencia, con la voluntad de todos los colombianos, se pueda transformar en un día sin ocaso de concordia, justicia, fraternidad y amor en el respeto de la institucionalidad y del derecho nacional e internacional, para que la paz sea duradera. Por favor, no tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación.Gracias a Usted, Señor Presidente, por todo lo que hace en este trabajo de reconciliación”

Les pido ahora que nos unamos en la plegaria a María, para poner todas nuestras preocupaciones y aspiraciones cerca del Corazón de Cristo. Y de modo especial, le pedimos por los que han perdido la esperanza, y no encuentran motivos para seguir luchando; por los que sufren la injusticia, el abandono y la soledad; pedimos por los ancianos, los enfermos, los niños y los jóvenes, por todas las familias en dificultad, para que María les enjugue sus lágrimas, les consuele con su amor de Madre, les devuelva la esperanza y la alegría. Madre santa, te encomiendo a estos hijos tuyos de Cuba: ¡No los abandones nunca!”.
___________________________________________________________

Encuentro con el Presidente Raul Castro y con el Comandante Fidel en el Palacio de la Revolución

Ciudad del Vaticano, 20 de septiembre de 2015 (Vis).-Después de la Santa Misa y de almorzar en la nunciatura apostólica, el Papa se desplazó en automóvil al Palacio de la Revolución para encontrarse en visita de cortesía con el Presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros, Raúl Castro, que fue designado para ese cargo en 2008, sustituyendo por razones de salud a su hermano Fidel Castro. Aunque no formaba parte del programa oficial de la visita, el Santo Padre encontró también al ”Comandante” Fidel.

”Era un encuentro previsible aunque no formase parte del programa- ha explicado el Padre Lombardi- Todos sabían que el Comandante Fidel deseaba ver al Papa, como también lo hizo con el Papa Benedicto XVI durante su visita anterior. En esta fase de su vida, el comandante Fidel, que es una persona anciana, lleva una vida de estudio y reflexión: lee mucho y le gusta conversar con personas que tienen un gran experiencia. Así fue explícitamente con el Papa Benedicto XVI y así ha sido con el Papa Francisco”.

”Fidel había pedido al Papa Benedicto que le mandase algunos libros que podrían ser útiles para sus reflexiones, y Francisco, acordándose de esto, ha tomado la iniciativa y le ha traído dos libros del sacerdote italiano Alessandro Pronzato, que muchos conocen como autor fecundo de textos espirituales y catequéticos. También le ha traído un libro y dos cds del Padre Armando Llorente, un sacerdote jesuita, fallecido hace algunos años, que estuvo muy cerca de Castro, cuando era un niño, e iba la escuela de los jesuitas en el Colegio de Belén. El recuerdo de esa relación con un educador que había tocado profundamente su vida en la juventud ha sido también un pensamiento muy significativo por parte del Papa”.

”El Santo Padre le ha llevado también dos grandes textos suyos ” Evangelii Gaudium “y “Laudato Si” Este último pensando en los temas que interesan a Castro también en esta etapa de su vida, las grandes cuestiones del mundo actual y su futuro. Ciertamente se trata de un documento que encontrará sumamente interesante. Por su parte, el comandante Castro ha regalado al Papa un libro, también muy conocido: “Fidel y la Religión”, de Frei Betto, una conversación con Frei Betto. Ha sido un encuentro muy familiar, un intercambio sereno, en presencia de varios miembros de la familia, y ciertamente un momento positivo”.

Después de la visita al Palazio de la Revolución el Papa se trasladó en papamóvil a la catedral de la Inmaculada Concepción y de San Cristóbal de La Habana para celebrar las vísperas con los sacerdotes, religiosos y religiosas y seminaristas cubanos.
___________________________________________________________

Vísperas en la catedral de La Habana

Ciudad del Vaticano, 20 de septiembre de 2015 (Vis).-La Inmaculada Concepción es la Patrona de la La Habana y, en la histórica catedral dedicada a esa advocación y a San Cristóbal -cuya fachada barroca fue proyectada por Francesco Borromini- el Papa encontró a los sacerdotes, religiosos y religiosas y seminaristas de Cuba para rezar juntos las vísperas. Francisco, refiriéndose al relato evangélico del joven rico observante de la ley que se aleja entristecido cuando Jesús le dice que si quiere segurile deje sus riquezas, improvisó unas palabras dedicadas al valor de la pobreza tanto para los cristianos, como para los consagrados y dio por leído el discurso que había preparado y que reproducimos a continuación.

”Nos hemos reunido en esta histórica Catedral de La Habana para cantar con los salmos la fidelidad de Dios con su Pueblo, para dar gracias por su presencia, por su infinita misericordia. Fidelidad y misericordia no solo hecha memoria por las paredes de esta casa, sino por algunas cabezas que ”pintan canas”, recuerdo vivo, actualizado de que ”infinita es su misericordia y su fidelidad dura las edades”. Hermanos, demos gracias juntos.

Demos gracias por la presencia del Espíritu con la riqueza de los diversos carismas en los rostros de tantos misioneros que han venido a estas tierras, llegando a ser cubanos entre los cubanos, signo de que es eterna su misericordia.

El Evangelio nos presenta a Jesús en diálogo con su Padre, nos pone en el centro de la intimidad hecha oración entre el Padre y el Hijo. Cuando se acercaba su hora, Jesús rezó al Padre por sus discípulos, por los que estaban con Él y por los que vendrían . Nos hace bien pensar que en su hora crucial, Jesús pone en su oración la vida de los suyos, nuestra vida. Y le pide a su Padre que los mantenga en la unidad y en la alegría. Conocía bien Jesús el corazón de los suyos, conoce bien nuestro corazón. Por eso reza, pide al Padre para que no les gane una conciencia que tiende a aislarse, refugiarse en las propias certezas, seguridades, espacios; a desentenderse de la vida de los demás, instalándose en pequeñas ”chacras” que rompen el rostro multiforme de la Iglesia. Situaciones que desembocan en tristeza individualista, en una tristeza que poco a poco va dejándole lugar al resentimiento, a la queja continua, a la monotonía; ”ése no es el deseo de Dios para nosotros, ésa no es la vida en el Espíritu” a la que los invitó, a la que nos invitó. Por eso Jesús reza, pide para que la tristeza y el aislamiento no nos gane el corazón. Nosotros queremos hacer lo mismo, queremos unirnos a la oración de Jesús, a sus palabras para decir juntos: ”Padre santo, cuídalos con el poder de tu nombre? para que estén completamente unidos, como tú y yo” ”y su gozo sea completo” .

Jesús reza y nos invita a rezar porque sabe que hay cosas que solo las podemos recibir como don, hay cosas que solo podemos vivir como regalo. La unidad es una gracia que solamente puede darnos el Espíritu Santo, a nosotros nos toca pedirla y poner lo mejor de nosotros para ser transformados por este don.

Es frecuente confundir unidad con uniformidad; con un hacer, sentir y decir todos lo mismo. Eso no es unidad, eso es homogeneidad. Eso es matar la vida del Espíritu, es matar los carismas que Él ha distribuido para el bien de su Pueblo. La unidad se ve amenazada cada vez que queremos hacer a los demás a nuestra imagen y semejanza. Por eso la unidad es un don, no es algo que se pueda imponer a la fuerza o por decreto. Me alegra verlos a ustedes aquí, hombres y mujeres de distintas épocas, contextos, biografías, unidos por la oración en común. Pidámosle a Dios que haga crecer en nosotros el deseo de projimidad. Que podamos ser prójimos, estar cerca, con nuestras diferencias, manías, estilos, pero cerca. Con nuestras discusiones, peleas, hablando de frente y no por detrás. Que seamos pastores prójimos a nuestro pueblo, que nos dejemos cuestionar, interrogar por nuestra gente. Los conflictos, las discusiones en la Iglesia son esperables y, hasta me animo a decir, necesarias. Signo de que la Iglesia está viva y el Espíritu sigue actuando, la sigue dinamizando. ¡Ay de esas comunidades donde no hay un sí o un no! Son como esos matrimonios donde ya no discuten porque se ha perdido el interés, se ha perdido el amor.

En segundo lugar, el Señor reza para que nos llenemos ”de la misma perfecta alegría” que Él tiene . La alegría de los cristianos, y especialmente la de los consagrados, es un signo muy claro de la presencia de Cristo en sus vidas. Cuando hay rostros entristecidos es una señal de alerta, algo no anda bien. Y Jesús pide esto al Padre nada menos que antes de ir al huerto, cuando tiene que renovar su ”fiat”. No dudo que todos ustedes tienen que cargar con el peso de no pocos sacrificios y que para algunos, desde hace décadas, los sacrificios habrán sido duros. Jesús reza también desde su sacrificio para que nosotros no perdamos la alegría de saber que Él vence al mundo. Esta certeza es la que nos impulsa mañana a mañana a reafirmar nuestra fe. ”Él (con su oración, en el rostro de nuestro Pueblo) nos permite levantar la cabeza y volver a empezar, con una ternura que nunca nos desilusiona y que siempre puede devolvernos la alegría”

¡Qué importante, qué testimonio tan valioso para la vida del pueblo cubano, el de irradiar siempre y por todas partes esa alegría, no obstante los cansancios, los escepticismos, incluso la desesperanza, que es una tentación muy peligrosa que apolilla el alma!

Hermanos, Jesús reza para que seamos uno y su alegría permanezca en nosotros, hagamos lo mismo, unámonos los unos a los otros en oración”.
___________________________________________________________

Francisco encuentra a los jóvenes, esperanza de Cuba

Ciudad del Vaticano, 20 de septiembre de 2015 (Vis).-Después de rezar las vísperas el Papa fue al Centro de Estudio Padre Félix Varela, colindante con la catedral, para encontrarse con los jóvenes de Cuba. El Centro está dedicado al siervo de Dios Félix Varela (1788-1853), considerado como ”el maestro de los maestros cubanos”. El sacerdote, de quien está en curso la causa de beatificación, después de enseñar diez años en el Colegio Seminario de San Carlos, contribuyendo al progreso de las ciencias y las letras en la isla, fue elegido en 1821 como representante de Cuba en las Cortes Españolas, donde reclamó la libertad para los esclavos negros. En 1823, tras la restauración absolutista de Fernando VII, se traslada a Estados Unidos donde proclama el derecho de Cuba a la independencia y durante treinta años ejerce su ministerio pastoral fundando escuelas, construyendo iglesias y evangelizando a los marginados.

El Centro a él dedicado es un instituto laico, en funciones desde 2011 que coordina el Pontificio Consejo de la Cultura. Comprende un centro de estudios eclesiásticos, donde se dan también cursos de filosofía, psicología, y un master denominado Cuba-Emprende cuya finalidad es el apoyo a iniciativas empresariales privadas que apuntan al cambio de la política económica del país. También es sede de conciertos, conferencias, etc… y patrocina el Festival de Cine Latinoamericano.

El Papa manifestó su alegría por estar con los jóvenes en ese centro tan significativo para la historia de Cuba y, después de recibir el saludo de algunos de ellos, dejó el discurso que había preparado, dándolo por leído, y del que reproducimos amplios párrafos, y dialogó con los presentes. Sigue un extracto del texto preparado:

”…Cuando los miro a ustedes, la primera cosa que me viene a la mente y al corazón es la palabra esperanza. No puedo concebir a un joven que no se mueva, que esté paralizado, que no tenga sueños ni ideales, que no aspire a algo más.

Pero, ¿cuál es la esperanza de un joven cubano en esta época de la historia? Ni más ni menos que la de cualquier otro joven de cualquier parte del mundo. Porque la esperanza nos habla de una realidad que está enraizada en lo profundo del ser humano, independientemente de las circunstancias concretas y los condicionamientos históricos en que vive. Nos habla de una sed, de una aspiración, de un anhelo de plenitud, de vida lograda, de un querer tocar lo grande, lo que llena el corazón y eleva el espíritu hacia cosas grandes, como la verdad, la bondad y la belleza, la justicia y el amor. Sin embargo, eso comporta un riesgo. Requiere estar dispuestos a no dejarse seducir por lo pasajero y caduco, por falsas promesas de felicidad vacía, de placer inmediato y egoísta, de una vida mediocre, centrada en uno mismo, y que sólo deja tras de sí tristeza y amargura en el corazón. No, la esperanza es audaz, sabe mirar más allá de la comodidad personal, de las pequeñas seguridades y compensaciones que estrechan el horizonte, para abrirse a grandes ideales que hacen la vida más bella y digna. Yo le preguntaría a cada uno de ustedes: ¿Qué es lo que mueve tu vida? ¿Qué hay en tu corazón, dónde están tus aspiraciones? ¿Estás dispuesto a arriesgarte siempre por algo más grande?

Tal vez me pueden decir: ”Sí, Padre, la atracción de esos ideales es grande. Yo siento su llamado, su belleza, el brillo de su luz en mi alma. Pero, al mismo tiempo, la realidad de mi debilidad y de mis pocas fuerzas es muy fuerte para decidirme a recorrer el camino de la esperanza. La meta es muy alta y mis fuerzas son pocas. Mejor conformarse con poco, con cosas tal vez menos grandes pero más realistas, más al alcance de mis posibilidades”. Yo comprendo esta reacción, es normal sentir el peso de lo arduo y difícil, sin embargo, cuidado con caer en la tentación de la desilusión, que paraliza la inteligencia y la voluntad, ni dejarnos llevar por la resignación, que es un pesimismo radical frente a toda posibilidad de alcanzar lo soñado. Estas actitudes al final acaban o en una huida de la realidad hacia paraísos artificiales o en un encerrarse en el egoísmo personal, en una especie de cinismo, que no quiere escuchar el grito de justicia, de verdad y de humanidad que se alza a nuestro alrededor y en nuestro interior.

Pero, ¿qué hacer? ¿Cómo hallar caminos de esperanza en la situación en que vivimos? ¿Cómo hacer para que esos sueños de plenitud, de vida auténtica, de justicia y verdad, sean una realidad en nuestra vida personal, en nuestro país y en el mundo? Pienso que hay tres ideas que pueden ser útiles para mantener viva la esperanza.

La esperanza, un camino hecho de memoria y discernimiento. La esperanza es la virtud del que está en camino y se dirige a alguna parte. No es, por tanto, un simple caminar por el gusto de caminar, sino que tiene un fin, una meta, que es la que da sentido e ilumina el sendero. Al mismo tiempo, la esperanza se alimenta de la memoria, abarca con su mirada no sólo el futuro sino el pasado y el presente. Para caminar en la vida, además de saber a dónde queremos ir es importante saber también quiénes somos y de dónde venimos. Una persona o un pueblo que no tiene memoria y borra su pasado corre el riesgo de perder su identidad y arruinar su futuro. Se necesita por tanto la memoria de lo que somos, de lo que forma nuestro patrimonio espiritual y moral. Creo que esa es la experiencia y la enseñanza de ese gran cubano que fue el Padre Félix Varela. Y se necesita también el discernimiento, porque es esencial abrirse a la realidad y saber leerla sin miedos ni prejuicios. No sirven las lecturas parciales o ideológicas, que deforman la realidad para que entre en nuestros pequeños esquemas preconcebidos, provocando siempre desilusión y desesperanza. Discernimiento y memoria, porque el discernimiento no es ciego, sino que se realiza sobre la base de sólidos criterios éticos, morales, que ayudan a discernir lo que es bueno y justo.

La esperanza, un camino acompañado. Dice un proverbio africano: ”Si quieres ir deprisa, ve solo; si quieres ir lejos, ve acompañado”. El aislamiento o la clausura en uno mismo nunca generan esperanza, en cambio, la cercanía y el encuentro con el otro, sí. Solos no llegamos a ninguna parte. Tampoco con la exclusión se construye un futuro para nadie, ni siquiera para uno mismo. Un camino de esperanza requiere una cultura del encuentro, del diálogo, que supere los contrastes y el enfrentamiento estéril. Para ello, es fundamental considerar las diferencias en el modo de pensar no como un riesgo, sino como una riqueza y un factor de crecimiento. El mundo necesita esta cultura del encuentro, necesita de jóvenes que quieran conocerse, que quieran amarse, que quieran caminar juntos y construir un país como lo soñaba José Martí: ”Con todos y para el bien de todos”.

La esperanza, un camino solidario. La cultura del encuentro debe conducir naturalmente a una cultura de la solidaridad. Aprecio mucho lo que ha dicho Leonardo al comienzo cuando ha hablado de la solidaridad como fuerza que ayuda a superar cualquier obstáculo. Efectivamente, si no hay solidaridad no hay futuro para ningún país. Por encima de cualquier otra consideración o interés, tiene que estar la preocupación concreta y real por el ser humano, que puede ser mi amigo, mi compañero, o también alguien que piensa distinto, que tiene sus ideas, pero que es tan ser humano y tan cubano como yo mismo. No basta la simple tolerancia, hay que ir más allá y pasar de una actitud recelosa y defensiva a otra de acogida, de colaboración, de servicio concreto y ayuda eficaz. No tengan miedo a la solidaridad, al servicio, al dar la mano al otro para que nadie se quede fuera del camino.

Este camino de la vida está iluminado por una esperanza más alta: la que nos viene de la fe en Cristo. Él se ha hecho nuestro compañero de viaje, y no sólo nos alienta sino que nos acompaña, está a nuestro lado y nos tiende su mano de amigo. Él, el Hijo de Dios, ha querido hacerse uno como nosotros, para recorrer también nuestro camino. La fe en su presencia, su amor y su amistad, encienden e iluminan todas nuestras esperanzas e ilusiones. Con Él, aprendemos a discernir la realidad, a vivir el encuentro, a servir a los demás y a caminar en la solidaridad.

Queridos jóvenes cubanos, si Dios mismo ha entrado en nuestra historia y se ha hecho hombre en Jesús, si ha cargado en sus hombros con nuestra debilidad y pecado, no tengan miedo a la esperanza, no tengan miedo al futuro, porque Dios apuesta por ustedes, cree en ustedes, espera en ustedes.

Queridos amigos, gracias por este encuentro. Que la esperanza en Cristo su amigo les guíe siempre en su vida. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí. Que el Señor los bendiga”.
___________________________________________________________

Otras noticias
___________________________________________________________

Mensaje al Patriarca de la Iglesia Asiria de Oriente

Ciudad del Vaticano, 21 de septiembre de 2015 (Vis).- El Santo Padre ha enviado un mensaje a Su Santidad Mar Gewargis con motivo de su elección como Catholicos Patriarca de la Iglesia Asiria de Oriente en el que le manifiesta, así como a sus fieles, sus mejores deseos y su solidaridad. El Papa reza para que el nuevo Patriarca sea un pastor inspirado, un constructor incansable de paz y armonía al servicio del bien común y el bien de todo Oriente Medio.

”Me uno a Su Santidad -escribe- en la oración y la solidaridad con todos los que sufren a causa de la trágica situación en Oriente Medio, especialmente nuestros hermanos y hermanas cristianos y otras minorías religiosas en Irak y Siria. Suplico con vosotros al Señor que les conceda fortaleza para que puedan perseverar en su testimonio cristiano. Expreso mi gratitud a Dios Todopoderoso por los lazos de fraternidad entre la Iglesia Católica y la Iglesia Asiria de Oriente, y espero y rezo para que nuestra amistad continúe y el diálogo prosiga y se profundice”.
___________________________________________________________

Mensaje del Papa a los consagrados húngaros: Cerca de las preocupaciones y las expectativas de la gente

Ciudad del Vaticano, 19 de septiembre de 2015 (Vis).- El Papa Francisco envío ayer tarde un vídeo mensaje a los participantes en el Encuentro de los Consagrados de Hungría, que ha tenido lugar en el ámbito del Año de la Vida Consagrada.

”En las diversas formas de vida consagrada -dice el Pontífice- pienso en vosotros cerca de las preocupaciones y las expectativas de la gente, comprometidos en los contextos en que estáis insertados, con sus dificultades y sus signos de esperanza. Os animo a llorar con los que lloran, a pedir a Dios un corazón capaz de compasión para inclinaros sobre las heridas del cuerpo y del espíritu y llevar a tantas personas el consuelo de Dios. Creo que el rostro más bello de un país y de una ciudad sea el de los discípulos del Señor -obispos, sacerdotes, religiosos, fieles laicos- que viven con sencillez, en la vida diaria, el estilo del Buen Samaritano y se acercan a la carne y a las llagas de los hermanos, en las que se reconocen la carne y las llagas de Jesús”.

”Esta caridad llena de misericordia- lo sabemos muy bien- viene del corazón de Cristo y nos la da la oración, especialmente la de adoración, y cuando nos acercamos con fe a la Eucaristía y a la Penitencia. ¡Que María, nuestra Madre, nos ayude a ser cada vez más hombres y mujeres de oración!”.
___________________________________________________________

El Papa dialoga con chicos y chicas de Cuba y Estados Unidos antes de su viaje apostólico

Ciudad del Vaticano, 19 de septiembre de 2015 (Vis).-El 17 de septiembre el Papa Francisco participó en un programa organizado por ?Scholas occurrentes?-una iniciativa para el diálogo entre los estudiantes de escuelas de diversos países, culturas y religiones- transmitido por la CNN el viernes 18, en el que participaron dos grupos de estudiantes de La Habana y Nueva York. El Santo Padre respondió a las preguntas de los estudiantes, comenzando por la de una chica de Nueva York acerca de la responsabilidad de los jóvenes en el cuidado del medio ambiente.

”Es una de las cosas que hay que empezar desde la juventud- contestó- El medio ambiente, en este momento, forma parte de los excluidos. Está gritando que le prestemos atención, que lo cuidemos. Entonces, ¿cómo un joven puede hacerse cargo del medio ambiente? Primero de todo, viendo los problemas que pasan en tu barrio, en tu ciudad, en tu nación. Buscar maneras concretas que ustedes puedan hacer. El derroche de papel es impresionante. El derroche de electricidad.. Lo poquito que yo haga, pero es poquito más poquito, más poquito, más poquito. Sumar la voluntad de salvar nuestra casa común”.

La segunda fue de otra joven de La Habana acerca de la capacidad de liderazgo que se atribuye al Papa. ”Un líder es buen líder si es capaz de hacer surgir entre los jóvenes otros líderes .dijo- Si un líder quiere ser líder él solo, es un tirano. O sea, el verdadero liderazgo es fecundo .. Los liderazgos únicos hoy son y mañana no son. Si no siembran liderazgos en los demás, no sirven, son dictadores. Sean líderes en lo que les toca ser líderes. Líderes de pensamiento, líderes de acción, líderes de alegría, líderes de esperanza, líderes de construcción de un mundo mejor. Ese es el camino para ustedes, pero la semilla la tienen ustedes. Si no siembran liderazgos en los demás, no sirven, son dictadores. Yo no tengo ganas de ser dictador. Por eso, me gusta sembrar”.

La tercera pregunta la planteó una chica de New York que enseñó al Pontífice la fotografía de un árbol muerto y en una de sus ramas un pájaro.

”Sí, en la foto, el árbol está muerto, el pájaro está vivo -observó Francisco-. Ese pájaro tiene necesidad, de aquí a unos meses, de hacer un nido para poner los huevos y tener pajaritos, pero si el árbol está muerto, ¿cómo va a poder hacer su nido? Así es cuando no se cuida el ambiente. Una muerte trae otra muerte. Una muerte trae otra muerte y, entonces, en vez de sembrar crecimiento, en vez de sembrar esperanza, sembramos muerte. El camino es al revés: cuidar la vida”

Después un chcio de La Habana, habló de la necesidad de acabar con el embargo a Cuba. ”Voy a hacer lo posible, todo, para no olvidar -respondió el Santo Padre- Construir puentes o desbloquear para que haya comunicación, para que la comunicación de lugar a la amistad. Una de las cosas más lindas es la amistad social. Eso es lo que a mí me gustaría que ustedes lograran: la amistad social”.

Las dos últimas preguntas fueron sobre la educación de los niños y niñas. ”La educación es uno de los derechos humanos- reiteró Francisco- Un niño tiene derecho a ser amado, … a jugar… a la educación… ¿Vos pensás la cantidad de niños que, en los países que están en guerra en este momento, no tienen educación? … Es un desafío que hay que enfrentar. Y tenemos que empezar nosotros… No esperar hasta que los Estados se pongan de acuerdo o los Gobiernos se pongan de acuerdo. Pasarán muchos años porque es difícil.. Cuántos chicos de la edad de ustedes, cuántos chicos y chicas van los fines de semana, días feriados, a educar, a dar clases a otros, a enseñarles…. Un pueblo que no es educado, o por la guerra o por todas las razones que hay para no poder tener educación, es un pueblo que, decae, decae, decae, incluso, puede caer hasta el nivel de los instintos… Comprométanse con la educación de los chicos”.

”Esta mañana -reveló Francisco- recibí a un grupo de jóvenes. Uno era de un país de guerra y me regaló…un proyectil de los que caen continuamente en su ciudad y los chicos, para sobrevivir, tienen que estar encerrados en su casa, no tienen derecho a jugar. … Nosotros hemos perdido la noción de la cantidad de chicos que no tienen la alegría del juego, o por la guerra, o por la pobreza, o porque viven en la calle. Y esos chicos que no saben comunicarse con la alegría del juego, son presa de los tratantes. Los usan para la delincuencia juvenil, para el robo, para la droga, para la prostitución, para tantas otras cosas. Quizás, la mejor manera de empezar a educar a los chicos es darles la posibilidad de que puedan jugar”.

Al final de la transmisión, el moderador invitó al Papa a plantar un olivo en una maceta colocada cerca, pidiéndole que le diera el proyectil para enterrarlo en la tierra sobre la que crecerá el olivo. Así hizo Francisco.
___________________________________________________________

Actos Pontificios

Ciudad del Vaticano, 21 de septiembre de 2015 (Vis).-El Santo Padre nombró al obispo Ferenc Palánki, hasta ahora auxiliar de Eger (Hungría) como obispo de Debrecen-Nyíregyhaza (superficie 11.300, población 1.145.000, católicos 249.700, sacerdotes 89, religiosos 23) en Hungría. Sucede al obispo Nándor Bosák, cuya renuncia al gobierno pastoral de la diócesis fue aceptada por límite de edad.

El sábado, 19 de septiembre, el Papa:

-Aceptó la renuncia del obispo Pawe? Cie?lik al oficio de auxiliar de la diócesis de Koszalin-Ko?obrzeg (Polonia), por límite de edad.

-Nombró al cardenal Salvatore De Giorgi, arzobispo emérito de Palermo (Italia), como su enviado especial en la ceremonia de clausura del V centenario de la creación de la diócesis de Lanciano, actualmente archidiócesis de Lanciano-Ortona (Italia), que tendrá lugar el 22 de noviembre.

El viernes, 18 de septiembre, nombró al revdo. P. Guy Joseph Consolmagno, S.I. Director de la Specola Vaticana . El director es miembro de dicha institución científica y Presidente de la Vatican Observatory Foundation.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments