Bonasso llamó “Neustadt del kirchnerismo” a Verbitsky en una polémica por la muerte de Walsh

239
Compartir

El ex diputado consideró que el editorialista de Página 12 lo acusó de haber abandonado al escritor desaparecido el día que lo emboscó la dictadura militar en 1977.

El ex diputado nacional Miguel Bonasso calificó hoy de “buchón y “Neustadt del kirchnerismo” al editorialista de Pagina 12 Horacio Verbitsky porque consideró que este lo acusó de haber abandonado al escritor desaparecido Rodolfo Walsh el día que lo emboscó la dictadura militar en 1977.

Bonasso afirmó en su cuenta de Twitter que el columnista de Página 12 “sale por el canal oficial Encuentro a culparme del secuestro y la muerte de Rodolfo Walsh. Es una infamia que voy a pulverizar”. La polémica estalló por comentarios de Verbitsky al canal estatal Encuentro que molestaron a su colega y ex compañero de militancia montonera.

Ante una consulta de Clarín, Verbitsky dijo que “quien le responde a Bonasso es Lilia Ferreyra – última compañera de Walsh- quien murió en marzo de este año. Su sobrino, Juan Pablo Ferreyra, me ofreció los archivos que encontró en su computadora. El 21 de febrero de 2006, la compañera de Walsh escribió un borrador titulado Derrota: ‘Le propusieron salir y volver a entrar clandestinamente. Desde el riesgo que supone de seguridad, esa idea es pésima. Sin embargo, fue a la cita con Miguel Bonasso, quien traía su pasaje para Roma, pero se desencontraron. Volvió a casa con una sonrisa divertida, agarró la guadaña y segó el pasto. Después se sentó frente a la Olympia y siguió tecleando la Carta de un escritor a la Junta Militar. Recibió la cita, fue y no encontró a Bonasso’. No dije otra cosa en Encuentro”.

En su página web, Bonasso señaló que publicará “con pelos y señales toda la historia”. Una parte dice así.

“Horacio Verbitsky sigue insistiendo en su calumnia: hoy en declaraciones a Daniel Santoro de Clarin, exhuma un presunto borrador de Lilia Ferreyra, la compañera de Walsh, recientemente fallecida, donde consignaría que Rodolfo fue a una cita conmigo, a la que yo no asistí. Tengo a Lilia grabada durante una de mis clases en la Universidad de Quilmes, tengo la entrevista que le hice en la revista mexicana “Crítica Política” durante nuestro común exilio y tengo un testigo de cargo que voy a presentar ante la Causa ESMA, que escuchó lo que Lilia me decía respecto al tema que este señor trata de malversar con sus mentiras: “no te preocupes por no haber podido encontrar a  Rodolfo en aquellos días, si lo hubieras encontrado su respuesta hubiera sido una sola: no voy a salir del país”.

“Este testimonio desmorona la afirmación burda del buchón en el sentido de que yo debía llevarle un pasaje a Walsh, como si hubiera sido el cadete de una agencia de viajes”, agrega Bonasso.

cronista.com

 

Print Friendly, PDF & Email

Comments