Policía se clavó un punzón en la comisaría: casi se mata

245
Compartir

Se trata de una empleada administrativa de la comisaría Quinta. Debió ser operada de urgencia en el Hospital. Aparentemente, se habría autolesionado 

Una empleada administrativa de la Policía de la Provincia de Buenos Aires intentó quitarse la vida ayer clavándose en el pecho una especie de punzón, luego de encerrarse con llave en su despacho de la comisaría de nuestra ciudad en donde cumple sus funciones; si bien fue intervenida quirúrgicamente, fuentes de la fuerza le informaron a este medio que su vida no corría peligro.

Los pesquisas tratan de determinar ahora qué fue lo que llevó a esta joven de 32 años, de nombre Luciana, a clavarse el arma blanca en pleno horario laboral, aunque ya hay una hipótesis: “estamos investigando, pero tenemos entendido que tuvo un problema familiar. Lo que no entendemos es por qué decidió hacer esto acá, en la comisaría”, le contó a Trama Urbana un jefe policial, quien confirmó que la mujer “se autolesionó”, descartando de hecho el ataque de un tercero o un accidente.

El episodio se registró en una oficina de la comisaría Quinta, donde se encontraba Luciana. “Estaba con una compañera en su despacho, se quedó sola y ahí hizo lo que hizo”.

Esta persona con quien había estado regresó poco después, pero no pudo entrar, puesto que la puerta estaba cerrada con llave. “La golpeó, pero no tuvo respuesta. Entonces espiamos por una ventana para ver lo que había pasado y la vimos tirada en el piso, inmóvil. Creímos que se había desmayado”, añadió.

Pero no: Luciana se clavó el punzón “en el pecho izquierdo, de arriba hacia abajo y, aparentemente, no habría tocado la cavidad torácica”. Por ese motivo, en principio la vida de la administrativa no correría riesgos. Sin embargo, fue operada en el hospital San Juan de Dios, donde pasó la noche.

diariohoy.net

Print Friendly, PDF & Email

Comments