Nuevos avances en la lucha contra el Sida

228
Compartir

Un estudio diseñado para investigar el momento adecuado para comenzar a tratar el VIH, debió ser interrumpido 18 meses antes de lo previsto ante las evidencias del beneficio del tratamiento antirretroviral temprano. Se trata del estudio START, que refiere a las siglas (en inglés).

«Tiempo Adecuado para el Tratamiento Antirretroviral», que fue lanzado en 2009 para estudiar el impacto del tratamiento temprano y comparaba los beneficios de comenzarlo con más de 500 CD4 o esperar a que cayeran por debajo de 350. La Fundación Huésped saludó la decisión de los investigadores del estudio START de interrumpir el estudio 18 meses antes de lo previsto ante la evidencia de que iniciar tempranamente el tratamiento antirretroviral para el VIH independientemente del nivel de CD4 –el indicador principal del nivel de deterioro del sistema inmunológico- disminuye considerablemente las posibilidades de desarrollar sida u otras serias enfermedades.

«La noticia de la interrupción del estudio START viene a confirmar la estrategia planteada en 2006 por el médico argentino residente en Canadá Julio Montaner, con nuestro respaldo -entre otros investigadores- y luego adoptada por ONUSIDA», indicó el doctor Pedro Cahn, director científico de Fundación Huésped.

Asimismo, mencionó que la fundación colabora «con la Dirección Nacional de Sida del Ministerio de Salud de la Nación para sumar desde 2014 a la Argentina en la selecta lista de países que adoptaron la estrategia de testear y tratar , que propone ofrecer testeo voluntario y tratamiento inmediato a toda persona diagnosticada más allá de su nivel de CD4». Los estudios del doctor Montaner y posteriormente los estudios HPTN 052 del NIH de los Estados Unidos y Temprano del ANRS de Francia ya habían demostrado que el inicio temprano de tratamiento antirretroviral genera un beneficio en la salud de la persona con VIH y en la comunidad, ya que una persona en tratamiento y con carga viral indetectable tiene ninguna o muy escasas posibilidades de transmitir la infección.

Para las personas que viven con VIH los resultados del estudio START confirman que es seguro iniciar tratamiento con un alto nivel de CD4 y que el inicio temprano reduce las posibilidades de enfermar por infecciones relacionadas al VIH, así como por enfermedades cardiovasculares, hepáticas y renales y algunos tipos de cáncer no relacionados al VIH. «Estos resultados ponen fin al debate que entretuvo a la comunidad científica por demasiado tiempo acerca de cuándo comenzar el tratamiento. Ahora es el momento de trabajar en conjunto para hacer posible el cumplimiento de los objetivos de ONUSIDA, de llegar al año 2030 con la epidemia controlada», concluyó Pedro Cahn.

Fuente: NA

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments