Berisso: Abusó durante años de su sobrina menor de edad

497
Compartir

La nena, de 9 años, le contó lo que pasaba a su madre y hermana del sospechoso. Peritos de la DDI constataron las lesiones mientras que el hombre, ya detenido, prefirió no abrir la boca durante su captura. Los ataques comenzaron hace tres años

Un hombre de 49 años fue detenido en las últimas horas en Berisso mientras salía de su trabajo, acusado de haber abusado sexualmente de su propia sobrina, menor de edad, cuando se quedaba a su cargo, informaron ayer fuentes policiales.

“La investigación comenzó el año pasado”, le contó a Trama Urbana un pesquisa, y agregó que “en las últimas horas nos salió la orden de detención y pudimos cumplimentarla ayer (por el jueves). Lo atrapamos en 124 y 63, cuando volvía a su casa desde su trabajo de albañil”.

El depravado está acusado de abusar de una nena de 9 años, hija de su hermana, y lo hacía cuando se quedaba sola con ella.

En vez de cuidarla, como se suponía que debía hacer, la manoseaba y la obligaba a ella a manosearlo a él, hasta que las cosas pasaron a mayores, todo dentro de la casa de la pequeña, ubicada en el barrio José Luis Cabezas, de Berisso.

Un segundo jefe policial dijo ante este medio que “no fue la primera vez que abusó de ella, y creemos que hace tres años venía haciéndolo”, mientras que aseveró que se llegó hasta el sujeto gracias a la denuncia de la propia damnificada, quien lo contó lo que sucedía a su madre y ella se dirigió a la comisaría.

Revisada por los expertos del Gabinete de Abusos Sexuales de la DDI de La Plata, se estableció en reconocimiento médico que la nena había sido lastimada en la vía genital, con un “ataque alérgico” que abarca aquella zona.

Mientras era trasladado al asiento de la DDI, el sospechoso (quien vivía al lado de la casa de la menor) “no abrió la boca”, por lo que no admitió ni desmintió el hecho.

A cargo de la investigación estuvieron desde un principio los agentes de la comisaría Cuarta de Villa Arguello, al mando de su titular Marcelo Acosta, mientras que después tomó intervención la DDI.

La UFI número 1, a cargo de Ana Medina, caratuló la causa como “abuso sexual agravado”, ya que el victimario es mayor, la víctima menor y él  estaba al cuidado de ella.

diariohoy.net

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments