Jorge Lanata: Dialisis en Punta

538
Compartir

Vacaciones en Jose Ignacio junto a su mujer e hija.

A la espera de su trasplante de riñón, la operación con la que espera dar un vuelco significativo a su estado de salud, Jorge Lanata (54) volvió a elegir Punta del Este para descansar tras un 2014 muy intenso y agotador. El periodista es habitué del balneario uruguayo, pero a diferencia de otros personajes famosos, le escapa a la exposición y elige salidas mucho más tranquilas.
En esta oportunidad, Lanata eligió hospedarse en Casa Vick, un hotel de campo ubicado en la zona de chacras de José Ignacio, al sur del centro de Punta del Este, allí donde famosos como Shakira han elegido tener sus residencias. Acompañado por su esposa, Sarah Stewart Brown (39) y por Lola (10), la hija de la pareja, el conductor de “Periodismo Para Todos” disfrutó del fin de semana largo y sólo abandonó el resort para salidas y requerimientos muy puntuales.
El lunes 16, Lanata se dirigió el restó “La Huella”, el que siempre frecuenta en José Ignacio, donde volvió a compartir una mesa con vista al mar junto a su compañera desde hace 16 años y su heredera. Súper relejados y en absoluto plan de vacaciones, llegaron al reducto especializado en pescados y mariscos sobre las 15:00 horas y degustaron un almuerzo tardío cuya sobremesa se extendió hasta pasadas las 16:00.
Ya sobre el mediodía del martes, el periodista debió trasladarse unos 50 kilómetros hasta el centro de diálisis de la ciudad de Maldonado (C.E.T.E.R), para cumplir con el procedimiento vital al que debe someterse tres veces por semana a raíz del cuadro de insuficiencia renal que padece desde 2011. Lanata, además, sufre diabetes y tiene problemas respiratorios. En esta nueva estadía en José Ignacio, fue su mujer quien lo llevó hasta el centro asistencial y quien, cinco horas después, pasó a buscarlo para regresar a la chacra en la que están instalados.
Mientras su regreso a la TV deberá aguardar a su total recuperación, el periodista se refirió a su transplante de riñón, el cual—luego de conocerse la incompatibilidad de su esposa como donante—podría realizarse en el exterior, a través de un sistema de “donación cruzada de órganos” (SWAP) : “Sé que será dentro de poco. Estoy cero preocupado, tengo cero miedo. Estoy muy tranquilo. Me contiene mi familia. Cuando tenga algo para contar, lo voy a contar. Para qué voy a decir que puede pasar tal cosa, cuando pase lo contaré. Uno se enferma porque se enferma, no porque quiere. No me produce un conflicto hablar del tema”, puntualizó.
perfil.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments