SE PRESENTÓ EL PRIMER AMPARO EN MAR DEL PLATA CONTRA LA INSTALACIÓN DE BASE MILITAR CHINA EN NEUQUEN

11975
Compartir

El Congreso se encuentra estudiando la aprobación de un polémico acuerdo entre la Argentina y China para la instalación de una estación espacial de exploración lunar en el paraje Bajada del Agrio, en Neuquén, a 1380 kilómetros de Buenos Aires. Pero mientras el Congreso debate el tema, excavadoras y cientos de obreros trabajan rápidamente en la construcción de esa planta que forma parte de uno de los más acariciados sueños de Pekín en territorio argentino.

Mar Del Plata, 18 de febrero de 2015: Se presentó hoy en el Juzgado Federal de Mar del Plata el primer amparo contra la edificación del complejo militar de la República Popular China en Bajada del Agrio, Provincia de Neuquén.
La demanda se realizó contra el abuso de autoridad, abuso de poder, ilegalidad e ilegitimidad en contra del Poder Ejecutivo Nacional y el Gobierno de la Provincia de Neuquén, que en forma arbitraria, clandestina y secreta permite la construcción de una base militar de espionaje y guía de armas de destrucción masiva de una potencia militar emergente y peligrosa como es China.
De forma irresponsable, y causando un grave daño a la República Argentina y a sus instituciones, el PEN firmó un acuerdo por el cual se perfecciona y viabiliza el permiso a China para construir una base militar sobre un predio de doscientas hectáreas destinadas a la supuesta “exploración del espacio profundo”, en la provincia de Neuquén. El gobierno remitió al Senado para su aprobación el texto del acuerdo, pero omitió informar sobre una serie de “anexos reservados”, secretos y vedados al conocimiento de los argentinos.-
La Agencia Estatal China de Lanzamiento, Seguimiento y Control General de Satélites (CLTC, por sus siglas en inglés) encargada de la obra, depende específicamente del Departamento General de Armamento y de la Comisión Central Militar del Ejército Popular de Liberación de China y comenzó a construir una base militar en la provincia de Neuquén y con cesión de soberanía, sin autorización del Congreso de la Nación, con un simple trámite administrativo, violando la Ley 25880, que regula específicamente el ingreso de elementos militares extranjeros a la República Argentina.
En la presentación realizada por los Dres. Damián De Angeli, Marcos Tusar y Fernanda Boggia, expresan la necesidad que el ciudadano de hoy tenga un protagonismo mayor, no sólo en cuanto a sus derechos personales, sino que también entienden, y cada día más, que la cosa pública le pertenece, que es parte de ella y que tiene la función de controlar su buen desenvolvimiento.
Con el recurso intentado se busca la urgente paralización de la construcción de la base militar ilegal china, hasta tanto se dé a conocer el contenido clasificado, secreto y oscuro del acuerdo con la República Popular China. Es la única oportunidad para hacerlo ya que, una vez construida, se tornaría casi imposible pedirle a China que proceda a desmantelar, cerrar o abandonar una base militar plantada en territorio argentino, por más ilegal que ésta sea. Una vez instalados los militares chinos en nuestro país sería inverosímil tan sólo pensar que decidan retirarse y devolver las tierras usufructuadas con fines que para nada convienen ni a nosotros ni a nuestros países vecinos.

Print Friendly, PDF & Email

Comments