Inicio Mundo Juzgan a ex oficial nazi por complicidad en 300.000 asesinatos en Auschwitz

Juzgan a ex oficial nazi por complicidad en 300.000 asesinatos en Auschwitz

Compartir

Oskar Gröning, de 93 años, debería ser uno de los últimos nazis en sentarse en el banquillo de los acusados en Alemania. Fue el “contable de Auschwitz” durante dos meses de 1944.

Un antiguo oficial del campo de exterminio de Auschwitz, nonagenario, será juzgado en Alemania a partir del 21 de abril por complicidad en el asesinato de 300.000 personas, anunció este lunes un tribunal.

Oskar Gröning, de 93 años, debería ser uno de los últimos nazis en sentarse en el banquillo de los acusados en Alemania. Fue el “contable de Auschwitz” entre el 16 de mayo de 1944 y el 11 de julio de 1944, según el comunicado del tribunal.

Durante ese periodo, unas 425.000 personas fueron deportadas a ese campo nazi situado en la actual Polonia, de las cuales unas 300.000 murieron en las cámaras de gas.

Unas 55 personas, sobre todo supervivientes y familiares de víctimas, formarán la acusación popular en el juicio que se celebrará ante un tribunal de Luneburgo, al sur de Hamburgo (norte).

Gröning, que era miembro de las Waffen SS, se encargaba de contar los billetes encontrados en los equipajes de los prisioneros y transferirlos a las autoridades nazis de Berlín, según la fiscalía de Hannover (norte).

El acusado también se deshacía de las pertenencias de los prisioneros para que no las vieran los recién llegados, indicó la misma fuente.

Según la acusación, era consciente de que los prisioneros declarados ineptos para el trabajo “eran asesinados directamente tras su llegada en las cámaras de gas de Auschwitz”.

En 2005, Oskar Gröning había indicado al diario Bild que se arrepentía de haber trabajado en el campo de exterminio, afirmando que seguía oyendo los gritos que llegaban desde las cámaras de gas.

“Me avergoncé durante décadas y sigo avergonzado hoy. No por mis actos porque nunca maté a nadie (…) Pero ofrecí mi ayuda. Era un eslabón en la máquina que eliminó a millones de personas inocentes”, recordaba entonces Gröning, que tenía 21 años durante su estancia en Auschwitz.

Durante la posguerra, la justicia alemana se había centrado en los acusados contra los que disponía de pruebas directas o testimonios. La condena del apátrida de origen ucraniano John Demjankuk en mayo de 2011 en Múnich extendió, sin embargo, la acusación de complicidad de asesinato a personas que ocuparon puestos subalternos y sin implicación directa en los crímenes perpetrados en los campos.

Desde el juicio de los mandatarios nazis en Nuremberg en 1945 y 1946, unos 106.000 soldados alemanes o nazis fueron juzgados, de los cuales 13.000 fueron reconocidos culpables y la mitad condenados, según la oficina alemana que censa los crímenes nazís, ubicada en Luisburgo (suroeste).

Cerca de 1,1 millones de personas, en su mayoría judías, murieron asesinadas en el campo de Auschwitz-Birkenau entre 1940 y su liberación hace 70 años, el 27 de enero de 1945.

gacetamercantil.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments