La Salada se expande en la Ciudad y habrá una sucursal en Palermo

780
Compartir

Tendrá 150 puestos, además de carnicería y panadería.La instalarán en una galería de Santa Fe al 3500, en la que ya están casi todos los locales vacíos. Empezaría a funcionar en marzo y hay quejas de comerciantes.

La noticia generó desconcierto entre los inquilinos de la galería comercial de Santa Fe al 3500, en el barrio de Palermo. La Salada, la mega feria de Lomas de Zamora, planea abrir allí una sucursal de venta de indumentaria e incluso una carnicería y una panadería. La noticia comenzó a circular en los medios y el administrador de la feria se lo confirmó a Clarín.

“La gente es muy prejuiciosa. Nosotros vamos a llevar un modelo de negocio que funciona muy bien. Además no es el primero que tenemos en la Ciudad, ya funciona una en Flores. El problema surge ahora porque queremos instalar una en Palermo. ¿Cuál es el problema? ¿En Flores sí pero en Palermo no? Hay mucho prejuicio en torno a la feria”, se lamentó Jorge Castillo, el administrador de Punta Mogote, la feria más grande de las que operan dentro de La Salada (ver La megaferia…).

“Nosotros no tenemos información sobre el futuro de la galería. Lamentablemente nos estamos enterando de todo a través de los medios. Y este señor Castillo nos genera mucha inseguridad, estamos muy preocupados”, dijeron los dueños de una lencería ubicada en el ingreso a la galería. Desde hace años alquilan el local y están desconcertados. “Tenemos que renovar contrato en 2015. Como es obvio nosotros no podríamos seguir trabajando si instalan una sucursal de La Salada, porque acá pagamos todos los impuestos y vendemos mercadería legal, de marcas oficiales, todo de primera calidad”, agregaron. De hecho, por las dimensiones, en el local que ahora ocupa la lencería podrían instalarse hasta tres de los que funcionan en este tipo de ferias.

La galería comercial que Castillo pretende “transformar” es una típica galería de las que abundan en las avenidas porteñas: ocupan la planta baja de algún edificio de viviendas o de oficinas y la mayoría llegan casi hasta el corazón de la manzana. Es el caso de la que está ubicada en Santa Fe al 3500, a dos cuadras del Jardín Botánico, que tiene 66 metros de largo. En una recorrida Clarín habló con los pocos inquilinos que tiene la galería y ninguno conocía los planes futuros. Lo cierto es que el 90% de los locales ya estaban vacíos.

Castillo quiere poner en marcha el negocio en marzo. Contó que se podrían montar 150 locales y en un entrepiso que posee la galería, “una carnicería, una panadería y productos de almacén”. La idea es formar una sociedad con los propietarios de los locales y de la galería; y que esa sociedad tenga a cargo la administración y la operación de todo el negocio. Algo similar a lo que ocurre en Punta Mogote.

No es la primera vez que el hombre quiere poner un pie sobre la avenida con La Salada. Antes intentó montar la feria en la Galería Da Vinci, un conocido y tradicional paseo comercial sobre Santa Fe, entre Rodríguez Peña y Montevideo. Allí los comerciantes se organizaron y rechazaron de plano el proyecto. Algo similar ocurre ahora. “Jamás fui a La Salada. Manejan horarios imposibles para quienes tenemos horario laborales normales. Pero me preocupa que los locales no compitan en igualdad de condiciones con los comerciantes que hace años pagamos todos los impuestos y alquileres carísimos para estar sobre la avenida. Al mismo tiempo, me parece inverosímil que vengan a montar una feria sobre Santa Fe y nadie los controle”, evalúa Jorge, dueño y encargado de un local muy tradicional de sábanas, ubicado en la misma cuadra de la galería.

Tanto en el momento en el que Castillo negociaba con Galería Da Vinci, como ahora, se conocieron opiniones en contra del proyecto, como la de la Asociación de Amigos de la Avenida Santa Fe y de la Federación de Comercio e Industria de Buenos Aires (Fecoba).

Fuente: Clarín

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments