Telefónicas y empresas de cable irán a la Justicia contra la ley K de telecomunicaciones

649
Compartir

A pesar de estar enfrentadas y de sostener que la norma favorece a un sector más que al otro, advierten que irán a la Justicia a pedir su inconstitucionalidad.

Argentina Digital’, el proyecto del Gobierno para tener poder casi omnipresente en la telefonía celular, TV por cable e Internet, logró poner de acuerdo a las operadoras de telefonía y a las empresas de televisión paga. Desde ambos sectores, llueven críticas a la iniciativa que va camino a ser ley en el Congreso.

Luego de que Telefónica hiciera pública su oposición, ahora se sumó Telecom. A través de una solicitada (publicada en página 5), advierte que “será un fuerte retroceso para mejorar las telecomunicaciones”; que “contiene regulaciones que desalientan las inversiones” y que impedirá al sector “competir con las redes de cables”. A estas empresas las acusa de “gozar de un sistema de precios libres, ventaja que el proyecto les mantiene, mientras que a las redes de telecomunicaciones fijas se las condena a tarifas congeladas”.

Para Telecom, tampoco habrá apertura recíproca de las redes de cable hacia las de telecomunicaciones fijas ya que las primeras no permiten abrir o desagregar el acceso de sus clientes a las telefónicas.

Por otra parte, advierte que propicia regular discrecionalmente el segmento mayorista. “Esto resulta negativo para las redes de telecomunicaciones fijas, que ya están afectadas con tarifas sin actualización, ni subsidio, en más de 14 años. Esta realidad económica es ignorada por el proyecto que está estructurado como si los operadores de telecomunicaciones hubieran tenido el poder de imponer tarifas altas o abusivas”.

La operadora advierte que el proyecto, al que califica de “arbitrario”, abre la puerta a la judicialización como camino para buscar que la justicia lo califique de “inconstitucional. “La ley Argentina Digital como está formulada no resolverá las demandas de mejores servicios de telecomunicaciones “, asegura la empresa que también niega que “este proyecto sea de las telecomunicaciones ni, que lo beneficie. Perjudicará a todos los actores del sector y a todos los argentinos”.

Del mismo modo, las empresas de cable también salieron a criticar el proyecto y denunciaron que el Congreso no escuchó la postura del sector. Tras cuestionar el tratamiento express de la iniciativa, la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC), acusa a las telefónicas de haberse quedado “primero con la red de todos los argentinos y ahora podrán apropiarse del uso de las redes de los privados, en los lugares donde no cumplieron con la obligación de construirlas”. Según la ATVC, “la ley solidificará el monopolio, consagrará el derecho a destruir una competencia sana y productiva, y destrozará la pluralidad de voces que se ha edificado en los cincuenta años de historia del cable”. Acusa a la norma de legalizar “a un monopolio multinacional en un sector que es estratégico para la nación, para la sociedad, y para las generaciones venideras”. Para la ATVC, el proyecto les concede a las telefónicas, a las que califica de monopolios internacionales, “el ingreso a un nuevo mercado sin costo alguno: una nueva conquista que van a sumar a la cerrada exclusividad que ya detentan en la telefonía celular.

Lo que rodea a la Ley Argentina Digital no resiste análisis: es una intencionalidad absoluta, una decisión de entrega, una negación a pensar en grande y la destrucción del futuro de muchos argentinos y del presente de 40.000 familias.
cronista.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments