Inicio Salud y Belleza La provincia logró un nuevo récord en la baja de la mortalidad...

La provincia logró un nuevo récord en la baja de la mortalidad materna

Compartir

En el último año pasó de 3 a 2,7 por cada 10 mil nacimientos. La inversión, la consejería y el funcionamiento de Maternidades Seguras y Centradas en la Familia, influyeron en el nuevo descenso

 

La mortalidad materna de la provincia de Buenos Aires bajó un 10 por ciento en el último año, al pasar de 3 a 2,7 muertes por cada 10 mil nacimientos. En tanto, si se toma el período de 2010-2013, esa disminución se eleva al 37 por ciento. La presión arterial elevada y sin controles médicos continúa siendo uno de los principales factores de riesgo entre las embarazadas.
La estadística proviene de la dirección de Información Sistematizada del Ministerio de Salud de la Provincia y revela que, mientras en 2010 morían en el embarazo, parto o puerperio 4,3 mujeres por cada 10 mil nacidos vivos, en 2013 los decesos fueron de 2,7 por cada 10 mil. Esta reducción tuvo su salto mayor en 2011, cuando el descenso en relación al año anterior fue superior a un punto.
“Las estrategias de la Provincia en estos años de gestión priorizaron la inversión en consejería y en equipamiento hospitalario para la atención de embarazadas, el fortalecimiento del modelo de Maternidades Seguras y Centradas en la Familia, y la formación de promotores sanitarios para detectar embarazos de riesgo y derivarlos a hospitales o CAPS cercanos al domicilio”, explicó el Ministro de Salud provincial, Alejandro Collia.
“Cada año, más mujeres son inscriptas en el Sistema Informático Perinatal (SIP), donde figura su historia clínica y los controles que se le van realizando”, destacó Flavio Raineri, director de Maternidad e Infancia en la Provincia. Y agregó que esta herramienta “permite tener acceso a datos que nos ayudan a pensar encontrar los riesgos, brindar tratamientos, analizar qué les pasa a las embarazadas y generar nuevas estrategias para reducir enfermedades y muertes”.
El Plan Sumar -que recientemente celebró 10 años de su puesta en marcha-, es una iniciativa nacional que también está enfocada a mejorar la atención de embarazadas y puérperas. Desde 2012 (antes se llamaba Plan Nacer), la Provincia cuenta con 3.108.002 personas inscriptas en el programa, de las cuales 924 mil recibieron, en un intervalo de 12 meses, al menos un control de salud. Los beneficiaros del programa son además de las embarazadas, puérperas y recién nacidos, los niños, adolescentes y mujeres de hasta 64 años sin obra social.

Cuándo una maternidad es segura

“La experiencia de las Maternidades Seguras y Centradas en la Familia es quizás una de las iniciativas más importantes en materia de seguridad materna y neonatal”, dijo el ministro Collia. Es que en los últimos años, la Provincia junto con UNICEF, comenzó a fortalecer a las maternidades con capacitación, incorporación de equipamiento y la implementación de este modelo de atención que ya se extiende a 70 hospitales provinciales.
“Para lograr maternidades más seguras, garantizamos los procedimientos médicos de emergencia, la evaluación del riesgo materno, fetal y neonatal, y la derivación oportuna a un establecimiento de mayor complejidad en caso de ser necesario”; explicó Raineri.
En la provincia de Buenos Aires este modelo comenzó a aplicarse en junio de 2010 en 36 hospitales y, según estiman las autoridades sanitarias, está previsto que para el año que viene, el 90 por ciento de los bebés que nazcan en los hospitales públicos de la Provincia lo hagan en este tipo de maternidades.

Embarazos de riesgo

Según datos del área de Vigilancia Epidemiológica de Morbimortalidad Materna de la cartera sanitaria, la hipertensión representa el 25 por ciento de las causas de muertes maternas en la Provincia. Y si bien los casos se redujeron en los últimos años, la presión arterial elevada aún continúa siendo uno de los principales factores de riesgo entre las embarazadas.
“Durante el embarazo las mujeres suelen presentar hipertensión por complicaciones relacionadas con una alteración en la formación de los vasos sanguíneos de la placenta”, explicó la referente de Vigilancia Epidemiológica de la dirección de Maternidad e Infancia, Marcela Calcopietro. Y agregó que el tratamiento varía según el caso pero detectarla a tiempo es clave para evitar muertes maternas.
Para tratar la hipertensión en el embarazo hay varios mecanismos, desde la dieta hiposódica (sin sal) hasta medicación vía oral o sistémica. No obstante, para reducir complicaciones es fundamental un control prenatal oportuno y adecuado y una detección temprana de estas alteraciones de la salud.
Otra causa prevenible de muertes maternas en la falta de controles en mujeres que desarrollan diabetes en el embarazo. De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta complicación puede presentarse entre el 3 y el 10 por ciento de los embarazos. No obstante, los especialistas coinciden en que con los controles, la detección temprana, un tratamiento indicado por el médico, así como también una dieta saludable y ejercicio físico, es posible reducir al mínimo las dificultades que puedan generarse para el bebé y durante el parto.

 

Fuente: http://www.diariodemocracia.com/notas/2014/10/28/provincia-logro-nuevo-record-baja-mortalidad-materna-91721.asp

Print Friendly, PDF & Email
Compartir