Susana Giménez reveló detalles de su intimidad con Monzón

649
Compartir

En su programa, entrevistada por Rial, la diva reveló detalles de su relación con el boxeador, con quien trabajó en “La Mary”. Especial.

La edición del programa de Susana Giménez de anoche fue diferente ya que hizo un intercambio de roles y fue entrevistada por Jorge Rial. Tal cambió se debió al reestreno de “La Mary”, la película que protagonizó junto a Carlos Monzón en 1974. El film se verá remasterizada desde el 20 de octubre próximo.

“¡Qué flaquito estás!”, la frase con la que Giménez recibió a Rial y le dijo que le preguntara “lo que quieras, pero vos sabés cuáles son los límites”.

“Fue inolvidable -contó ella mientras se mostraba una imagen de La Boca donde habían filmado escenas-. Hacía mucho frío y recuerdo que la gente nos convidó grapa. No existía la inseguridad que existe ahora. La gente nos abría sus casitas humildes”, agregó. “Fue la única película dramática que hice y además, yo elegí el libro. Apenas lo terminé de leer, supe que quería hacer esa película. Mirtha Legrand me hizo el contacto con Daniel (Tinayre). La quería hacer con él, que era un directorazo”.

Pasado el primer momento, mostraron un compilado de fotografías del principio de la carrera de Susana. Ella contó que el primer elegido para cumplir el rol de enamorado en “La Mary” fue Terence Hill y no Monzón. “Pero él pidió una fortuna y Tinayre tuvo la idea de llamar a Monzón. Él no era actor pero tenía mucho carisma y un gran lomo. Me pareció muy impresionante cuando lo conocí”, comentó.

“Al principio no nos gustamos. Él dijo que yo era flaca y huesuda. Yo le di la mano en el cóctel de presentación en el Sheraton y él me encajó un beso en la boca delante de mi novio de entonces, que era Héctor Cavallero. Al rato de decirme flaca huesuda, se murió conmigo. Jugábamos al truco con los técnicos…. Carlos era muy tierno”, recordó la diva de los teléfonos.

Luego de las imágenes, Silvia Monzón declaró: “En su momento sufrí, pero después pude comprender que Susana amó a mi papá”. “¡Qué fuerte todo!”, dijo la conductora de Telefé y contó, además, que al principio, Monzón le había mentido que ya estaba separado de su mujer, Pelusa. “Por suerte, yo tuve la oportunidad de pedirle perdón a ella hace unos años, cuando vino a mi programa”.

Tras reconocer que el boxeador argentino fue muy “mujeriego”, Giménez confesó: “Cuando salieron las fotos de Carlos junto a una italiana en una de las revistas sensacionalistas, lo fui buscar a una agencia de autos y le di muchas cachetadas”. “¿Vos le diste cachetadas a Monzón?”, se asombró Rial. “Sí”, admitió ella.

Y el tape que pasaban por la pantalla grande estaba cargado de sorpresas para la entrevistada. Además de las imágenes y los audios, se pasó una nota que Juan Alberto Badía les hizo a Susana y Monzón juntos. “Nunca en mi vida había visto esta nota”, exclamó la diva y contó que su primera vez con Monzón “fue de noche, durante una filmación”. “Lo que pasó fue que me quedé sola porque Héctor (Cavallero) se había ido a París… Me quedé sola… Filmábamos de noche… Y pasó lo que tenía que pasar… Estuvimos cuatro años juntos”.

La charla entre la conductora de Telefé y el periodista estuvo repleto de detalles. Otro que llamó la atención de los televidentes fue el que era ella misma quien le aplicaba las inyecciones de vitaminas a Monzón, que él era muy celoso y que en una ocasión “se puso bravito”.

En referencia “La Mary” que se presentará remasterizada el 20 de octubre en La Usina del Arte, Susana Giménez admitió que aún le da vergüenza mirarla, por la intensidad de las escenas de amor. “Lo veo ahora y me da mucho pudor. Pero qué película fue para su época…”.

Fuente: www.losandes.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments