Quedó en medio de un tiroteo y murió mientras jugaba a la pelota

412
Compartir

Sebastián Maciel, de 11 años, fue asesinado de un balazo en la espalda mientras jugaba al fútbol con amigos en un campito de Nueva Pomeya. Se sospecha de una bala perdida, producto de un tiroteo entre bandas de delincuentes.

Un chico de 11 años murió de un balazo cuando jugaba al fútbol con sus amigos en un descampado del barrio Nueva Pompeya, en la zona norte de la ciudad de Santa Fe, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió cerca de las 19 de ayer en un campito ubicado en el cruce de las calles Pavón y San Juan, de Santa Fe, y la víctima fatal fue identificada como Sebastián Emanuel Maciel (11).

Según las fuentes, el episodio ocurrió cuando el chico estaba junto a un grupo de amigos jugando al fútbol y recibió un balazo, por lo que cayó desplomado al piso. Los investigadores creen que se trató de una bala perdida disparada por algún vecino del lugar, ya que en ese momento no se había registrado ningún episodio violento en el barrio, aunque se investiga un posible cruce de disparos entre bandas de delincuentes.

El chico fue asistido y trasladado en el automóvil de un vecino al Hospital Sayago, donde le brindaron las primeras curaciones y lo derivaron al Hosptal de Niños “Orlando Alassia”, pero falleció momentos más tarde a causa de la gravedad de la herida sufrida.

Los médicos dijeron que la bala que le provocó la muerte es de un calibre 9 milímetros. En tanto, los investigadores intentaban esta mañana hallar al autor del disparo y establecer los motivos por los cuales disparó. El hecho es investigado por personal policial de la zona y el fiscal general de Santa Fe, Ricardo Fessia.

Fuente: Clarín

Print Friendly, PDF & Email

Comments