La ‘revolución del paraguas’ mantiene las protestas en la fiesta nacional

196
Compartir

El 1 de octubre, día nacional de China, en el que se conmemoran los 65 años de la creación de la República Popular en 1949, tiene este año un protagonista especial: Hong Kong. Las multitudinarias manifestaciones que el movimiento prodemocracia Occupy Central intensificó el fin de semana pasado desafían este miércoles, que es festivo en todo el país, a las autoridades de Pekín, quienes exigen el desalojo de las calles y el cese de las protestas.

Al ser fiesta, los organizadores esperan los participantes en la concentración —de unos 100.000 manifestantes, según los promotores de la protesta— aumenten. Los movilizados —inicialmente congregados frente al Gobierno local— se han comenzado a repartir por otras zonas de la ciudad. Amenazan, además, con comenzar la ocupación de edificios gubernamentales si no se cumplen sus demandas: poder votar a cualquier candidato, no solo a los que hayan pasado el filtro de un comité, como ha dictaminado el Gobierno central de Pekín.

Los líderes de las protestas han reclamado a la multitud que no perturbe la ceremonia de izamiento de bandera que tendrá lugar en el paseo marítimo Victoria Harbour (bahía de la victoria).

La decisión de Pekín de que las elecciones al próximo jefe del Ejecutivo de la región, en 2017, se celebren por sufragio universal, pero solo entre dos o tres candidatos previamente autorizados por el Gobierno central, generó el desencanto en parte de la población de la excolonia británica.

A través del movimiento Occupy Central, que agrupa a numerosas asociaciones políticas, sociales y estudiantiles de la ciudad a favor de la instauración del sufragio universal sin restricciones en Hong Kong, las fuerzas prodemocráticas se comprometieron a emprender una lucha a «largo plazo» para lograr sus objetivos.

Detenciones por simpatizar con las protestas
Varias ONG de derechos humanos, entre las que se encuentra Amnistía Internacional (AI), han denunciado este miércoles la detención de al menos 20 ciudadanos en diversos puntos de China por colocar en redes sociales mensajes de apoyo a la denominada ‘Revolución de los paraguas’ o por planear viajar a Hong Kong para sumarse a las protestas prodemocracia.

AI ha señalado en un comunicado que la policía ha citado a otras 60 personas para lo que se conoce comp «tomar el té», es decir, para interrogarlas.

China Human Rights Defender (CHRD) cifra en 12 los detenidos y otras ocho personas amenazadas o acosadas por las autoridades.

Las detenciones se habrían producido en Pekín y en las ciudades sureñas de Cantón y Shenzhen, cercanas a Hong Kong, señaló Amnistía.

«Las libertades fundamentales que ejercen cientos de miles de personas en Hong Kong siguen siendo denegadas en la parte continental de China», señaló un investigador de AI, William Nee, en el comunicado de su organización.
elpais.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments