Desde noviembre aumenta hasta 500% el aporte al régimen de servicio doméstico

741
Compartir

Desde el próximo 3 noviembre los empleadores del servicio doméstico estarán obligados a contratar un seguro de riesgos del trabajo que cubra los eventuales accidentes y enfermedades que pudiera sufrir el personal que cumple tareas dentro de su hogar, según dispuso la resolución 2224 publicada ayer en el Boletín Oficial. Si bien la medida de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo no fijó el costo mensual del seguro, trascendió en despachos oficiales que ya fue definido un esquema de aportes diferencial que los empleadores deberán pagar a las ART según la cantidad de horas trabajadas semanalmente por el empleado. Así el pago mensual del seguro será de $ 130 en el caso del personal empleado hasta 12 horas por semana, llegará a $ 165 cuando trabaja entre 12 y 16 horas y alcanzará a $ 230 si desempeña tareas por más de 16 horas.

Si se suma el nuevo costo del seguro de ART al resto de las cargas sociales del servicio doméstico, el aporte mensual para los empleadores del régimen se incrementará desde noviembre en hasta un 520% en el caso de que el personal trabaje hasta 12 horas por semana (de $ 31 a $ 161). Si el empleado trabaja entre 12 y 16 horas, el aumento será del 380% (de $ 59 a $ 224), en tanto que se elevará en un 185% (de $ 268 a $ 498) cuando el trabajador cumpla tareas por más de 16 horas semanales.

La resolución estableció que desde noviembre será obligatoria la contratación del seguro de ART que garantice la cobertura de daños por accidentes dentro del hogar y en el traslado del empleado al domicilio, como así también todas las enfermedades laborales incluidas en el sistema de riesgos del trabajo. Los empleadores podrán elegir libremente la aseguradora y deberán permanecer como mínimo un año en esa compañía, pero si no realizan la elección en el plazo establecido, le será directamente asignada una ART por parte de la Superintendencia. El seguro que contratarán los empleadores para sus dependientes será igual en todos los casos, independientemente de la compañía seleccionada, ya que la normativa no contempla planes adicionales.

La medida fue destacada ayer por la titular de la UART, Mara Bettiol, como ““una muestra más de la valoración generalizada que alcanza el sistema por su eficiencia y la buena calidad de cobertura que ofrece””, aunque alertó que es ““imprescindible que la alícuota que se determine cubra el servicio que se brindará para que el sistema no se vea afectado en su solvencia””.
cronista.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments