Caso Rosana Galliano: ordenan detener al viudo y a su madre

523
Compartir

El asesinato de Exaltación de la Cruz Fue porque les confirmaron la condena a perpetua. Pero sólo José Arce (65) irá a prisión.

El 4 de noviembre del año pasado, José Arce (65) y su madre, Elsa Aguilar (84), habían sido condenados a prisión perpetua por ordenar el crimen de Rosana Galliano (29), la ex esposa del hombre. El Tribunal en lo Criminal N° 1 de Zárate- Campana los encontró culpables de homicidio triplemente agravado por el vínculo, por alevosía y por haberse cometido de forma premeditada por dos o más personas. Pero nunca se supo quién fue la mano ejecutora del asesinato, ya que los presuntos sicarios fueron absueltos.

El veredicto fue apelado ante la Cámara de Casación, que el 10 de junio último confirmó las condenas. Por eso ayer, el TOC 1 de Zárate-Campana resolvió que los dos fueran detenidos. Arce quedará alojado en una cárcel. En tanto, su madre, por su edad, deberá cumplir el resto de la condena con un arresto domiciliario, según el fallo judicial.

Rosana Galliano –que tuvo dos hijos con Arce– fue asesinada el 16 de enero de 2008, alrededor de las 22, en una casaquinta del barrio “El Remanso”, en la localidad de Exaltación de la Cruz. Según la investigación, esa noche estaba junto a una de sus hermanas en esa propiedad, que le pertenecía a Arce, ya que habían quedado en encontrarse allí para que el hombre fuera a retirar a los chicos.

Las mujeres estaban por cenar cuando sonó el teléfono. El celular de Rosana no tenía buena señal, así que se vio forzada a salir al parque, como ocurría siempre que la llamaban allí. Fue entonces que alguien salió de entre los arbustos, se le aproximó en medio de la noche y le disparó con un arma calibre 11.25: le pegó tres tiros y la mató.

Según se reveló durante el juicio, Arce y Aguilar planearon y pagaron para que mataran a Rosana. Al confirmar las condenas, Casación se refirió a la mala relación que mantenía la pareja y a la influencia que ejercía la madre del viudo, de sus amenazas y de episodios violencia de género. “Tenían sólidos motivos para matar a la víctima ”, expresa el fallo.

Varios testigos describieron situaciones que terminaron complicando a Arce. La dueña de un locutorio, por ejemplo, describió que tres meses antes del homicidio Rosana llegó descalza, perseguida por su ex, y se refugió en una de las cabinas de su local. Un compañero de colegio del hombre también describió que en una reunión lo escuchó hablar de supuestas infidelidades de la joven y de la “bronca” que esto le generaba.

A pesar de la condena en primera instancia, el hombre y su madre salieron del juicio en libertad. Ahora, con el fallo firme, Arce comenzará a cumplir con la pena en prisión. Ayer a la tarde fue llevado a Tribunales junto a Aguilar para ser notificado y trasladado a una cárcel.

Fuente: Clarín

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments