Kicillof estalló ante los tamberos: “¡Un poco de respeto por favor!”

494
Compartir

El ministro habló media hora sin parar, no aceptó preguntas y se fue de la reunión. Todos los detalles.

Fue un momento que no se había dado nunca antes. El Gobierno nacional finalmente aceptó reunirse con los representantes de los denominados tamberos “no alineados” que están enfrentados con el kirchnerismo desde hace varios años.
Previo al encuentro –que empezó pasadas las 11 de la mañana y terminó poco antes de las 2 de la tarde en el microcine del Ministerio de Economía– había expectativas por parte de los productores de leche por poder plantearle una serie de reclamos al Gobierno.

La idea de armar una reunión con los tamberos había sido gestionada por el subsecretario de Lechería, Arturo Videla, unos días atrás en el marco de una asamblea de productores que se realizó en la localidad santafesina de Sunchales.

Y el kirchnerismo, fiel a su estilo, armó todo el escenario para intentar conformar a los tamberos. Para esto se presentó a la reunión el ministro de Economía, Axel Kicillof, el de Agricultura, Carlos Casamiquela, y el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa.

Pero la expectativa de los tamberos se vio rápidamente diluida. Es que el encargado de abrir la reunión fue Kicillof que, tal como suele hacer, dio un sermón de unos 30 minutos en el que buscó convencer a los tamberos que en realidad su situación es buena.

“Nos dijo que en los últimos seis meses el precio de la leche pagado al productor aumentó un 30 por ciento, pero se olvidó de decir que los costos de producción nos aumentaron el doble”, contó a La Política Online un tambero que participó del encuentro.

Sin embargo, lo que más molestó a los presentes fue que Kicillof se mostró muy soberbio. Sucede que durante su exposición el ministro no permitió preguntas, hasta que en un momento un productor lo interrumpió para expresarle que no coincidían con el diagnóstico.

Fue ahí cuando Kicillof, visiblemente molesto, les advirtió a los presentes: “No me pueden parar ante cada cosa que diga. Un poco de respeto por favor”, retrucó el ministro de Economía, que, cuando terminó de hablar, abandonó la sala “por razones de agenda”.

Así las cosas, otro que tomó la palabra fue Costa, quien estuvo custodiado permanentemente por el secretario de Emergencia Agropecuaria y militante de La Cámpora, Javier Rodríguez. Y fue justamente en la intervención de Costa cuando se abrió el debate con los productores.

En primer lugar, el secretario de Comercio se quitó responsabilidades sobre el congelamiento de precios a la leche que él mismo ordenó a las industrias lácteas (había amenazado con no permitir exportar a las empresas que paguen más de $ 3 por litro a los tamberos).

“Está mal que se mencione o se caratule a un solo funcionario cuando en realidad son medidas que responden a políticas de Estado”, dijo Costa, para luego retrucar a los tamberos: “¿Díganme a quién quieren que le saquemos rentabilidad para dársela a ustedes?”.
Ahí, según reconstruyó LPO, ocurrió quizás lo más curioso de la reunión. Fue cuando se mencionó a los supermercados (que se quedan con buena parte de la ganancia de la cadena). “Si quieren que los estaticemos, presenten un proyecto y nosotros damos la cara”, señaló Costa.

Asimismo, otro de los aspectos centrales de lo que se habló fue sobre los permisos de exportación (ROEs). “Nos dijeron que no los van a sacar porque son una política de control del Estado”, lamentó una de las fuentes consultadas.

En tanto, Casamiquela, acompañado por su secretario de Agricultura Gabriel Delgado, se limitó a hablar acerca del dinero que está destinando el Ministerio de Agricultura a las comunas santafesinas para la reparación de caminos rurales.

En este contexto, en la reunión hubo una ausencia que no pasó desapercibida. Es que al encuentro no fueron convocados los funcionarios del gobierno de la provincia de Buenos Aires (sí estaban el ministro de la Producción de Santa Fe, Carlos Fascendini y colaboradores de su par de Córdoba, Julián María López).

“No fuimos convocados y no estamos molestos por esto. Lo importante era que los temas se trataran y, si se resuelven, mucho mejor para todos”, afirman en el entorno del gobernador bonaerense, Daniel Scioli.

“Más de lo mismo”

Lo concreto es que durante la reunión con los tamberos “no alineados”, los funcionarios del Gobierno nacional anunciaron que el próximo martes presentarán una línea de créditos para los tamberos, aunque se negaron a dar mayores detalles de la medida.

“Les dejamos en claro que los productores no necesitamos créditos porque muchos no pueden pagarlos y otros no están bancarizados para poder obtener los beneficios”, aseguró Daniel Oggero, dirigente lechero de Federación Agraria (FAA).

Por su parte, Julio Aimar, directivo de la Mesa Nacional de Productores de Leche (MNPL), remarcó que “un crédito con una tasa de dos dígitos no nos sirve porque los tamberos están en una situación de quebranto total”.

“El anuncio es más de lo mismo; las acciones tienen que ser inmediatas y todavía no se toman”, apuntó Aimar, para luego mencionar que “recién la semana que viene vamos a conocer la letra chica de la línea de créditos que presentaron”.

Como sea, algunos tamberos “no alineados” cuestionaron la decisión de presentarse a la reunión con el Gobierno nacional en función de que las problemáticas del sector venían siendo tratadas con los ministros de la Producción de las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

De hecho, luego de varias reuniones con los tamberos, Alejandro “Topo” Rodríguez, Julián María López y Carlos Fascendini, le entregaron un documento a la Nación solicitándole una serie de medidas tendientes a resolver la crisis del sector.

“Le hicieron el juego al kirchnerismo una vez más”, reprochan algunos tamberos disconformes con la reunión. “El Gobierno lo único que buscó fue la foto para mostrar que se están ocupando del tema, pero luego las soluciones nunca llegan”, agregan.

lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments