Ferroviarios denuncian una «feroz represión» de la Federal en la General Paz

450
Compartir

Un piquete de trabajadores de Emfer y Tatsa fue desalojado por la Policía. «Nos cagaron a palazos y balazos», denunciaron.
Efectivos de la Policía Federal desalojaron esta mañana a trabajadores ferroviarios de las empresas Emfer y Tatsa que cortaban la avenida General Paz a la altura de la estación Miguelete, en el límite de la Capital Federal y el partido bonaerense de San Martín.

Los incidentes se produjeron a las 7.20 (una hora después de iniciado el piquete) cuando los agentes liberaron con camiones hidrantes el corte que estaba provocando severos problemas en el tránsito. Luego de ser dispersados, los empleados ferroviarios enfrentaron a golpes y con piedras a los policías, que arrojaron gases lacrimógenos.

Emfer (Emprendimientos Ferroviarios) y Tecnología Avanzada en Transporte SA (Tatsa) son dos empresas proveedoras del Grupo Cirigliano y mantienen un largo conflicto con la patronal. Los trabajadores denuncian «el vaciamiento» de las firmas y la falta de pago de los salarios.

El delegado de Emfer Angel Serrano denunció «una represión salvaje» de la Policía Federal. «Nos cagaron a palazos y balazos de goma», dijo a la agencia DyN poco después de los incidentes.

En tanto, el secretario de Seguridad, Sergio Berni defendió el accionar policial. «No se puede protestar un lunes a las 7 de la mañana el principal acceso a la Capital Federal», afirmó. «No existen los desalojos pacíficos, esto se hace lamentablemente con el empleo de la fuerza mínimo necesaria para realizar el operativo», argumentó.

Por su parte, la dirigente socialista Vilma Ripoll denunció también una «represión feroz contra los trabajadores». «¿Así responden a los trabajadores? Todas las semanas cae una fábrica más. Esta es una fábrica que podría nacionalizarse, podrían hacerse acá los trenes. ¿Qué piensan hacer con los trenes chinos que compraron? ¿Dónde los van a arreglar?», cuestionó.

En declaraciones a radio Continental, Ripoll denunció que «el Gobierno permitió que (Claudio) Cirigliano, el dueño y el responsable del desastre de Once, haya vaciado la empresa».

«Una empresa que produce trenes, que arregla trenes, una necesidad para el desarrollo del transporte del país, acaban de vaciarla. Ahora la Policía le hace la tarea a Cirigliano: vino a reprimir a los trabajadores, está lleno de heridos. Estoy en el medio de una represión feroz contra los trabajadores», prosiguió.

Ripoll precisó que Cirigliano «se acaba de ir custodiado por la Policía. Tienen la policía para custodiar a los ladrones y pegarles a los trabajadores que defienden su trabajo. Es una vergüenza. Si los trabajadores desalojaron la General Paz, ¿por qué siguen reprimiendo? Porque quieren desalojar la fábrica, es clarísimo ¿Qué hace Cirigliano acá, si hacía no sé cuánto que no ponía la cara?».

En tanto, otro delegado de Emfer, Pablo Barberan, explicó a Radio Provincia que “la tragedia de Once generó el vaciamiento de la empresa con la caída de la concesión de las empresa con losCirigliano y vemos caídos los niveles de producción casi a 0 y viendo peligrar los puestos laborales de 500 familia”.

“La empresa alega que el gobierno nacional no le da trabajo y nosotros quedamos rehenes de empresarios corruptos en medio de una negociación con el Gobierno, se lava la manos y dice que depende del Gobierno, por ello, nosotros directamente planteamos que saque a patadas a los Cirigliano y expropie la empresa para que sea un taller nacional ferroviario”, indicó el delegado de la UOM.

Barberán señaló además que “somos conscientes que el gobierno ya compró trenes a China y no podemos hacer nada, pero queremos que se remonte la industria de ferrocarriles nacional”.
lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments