Alejado del kickboxing, Acero Cali quiere ser intendente de Escobar

1215
Compartir

Ya sin prestigio en el mundo de las artes marciales mixtas, el ex integrante de la patota de Moreno se mete en política.
El ex campeón de kickboxing y ex guardaespaldas de Guillermo Moreno, Jorge “Acero” Cali, reveló que quiere ser intendente de Escobar en 2015.

Así lo afirmó Cali en diálogo con Noche de Necios, programa que se emite por Radio Zónica, en donde explicó que “a mí no me interesa un sueldo. “La propuesta es ayudar a la gente; yo quiero demostrar que soy diferente», aseguró Acero.

“Yo me crié en Ciudadela y sé lo que es caminar en la calle descalzo; a mí nadie me va a explicar lo que es caminar en el barro”, advirtió.

En ese sentido, insistió: “Si el gobernador es Scioli, Insaurralde, Massa, Menem o Cacho Castaña, no me importa, yo quiero ayudar a la gente de Escobar. Con quien sea gobernador voy a tener diálogo, como hoy lo tengo con gente del Gobierno nacional. Soy una persona de dialogar”.

Mientras tanto, no dudó en dispararle al actual intendente de Escobar. “Esto que no haya cloacas, agua, ambulancias o haya sólo un hospital en Escobar es indignante”, señaló.

Acero K

Acero Cali tiene la estima del Gobierno nacional desde hace años. En los primeros años del primer mandato de Cristina Kirchner, Cali integró la patota que el entonces secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, utilizaba para múltiples tareas como la de desarmar cacerolazos o amedrentar empleados del Indec.

Si algo le faltaba a Acero para terminar de ganarse la estima de los K, fue la pelea con uno de los principales enemigos del kirchnerismo, como lo es Jorge Lanata. El periodista del Grupo Clarín lo denunció el año pasado en su programa Periodismo Para Todos por regentear un garito en el Abasto.

“Es un gordo payaso”, retrucó Acero en aquella ocasión y amenazó “Ojalá que no te pase nada” en referencia a Lanata.

“En el 2015 proponemos colaborar con la gente y para la gente. Si a mí me dan la oportunidad de ayudar se van a llevar una sorpresa porque conmigo no se jode”, afirmó Cali esta mañana, haciendo gala de su perfil de rudo.

Cuarteles de invierno

Con respecto a su carrera, opinó que la disciplina “deja sus frutos”, pero aseguró que ya no está interesado en la pelea.

Es que la rudeza de Acero Cali quedó en el pasado: el ex campeón está retirado del kickboxing real y sus apariciones en el ring son parte de un espectáculo de ficción como lo era Titanes en el Ring.

Acero ha perdido prestigio en el mundo de las artes marciales mixtas, en donde es un secreto a voces que siempre arma peleas semi arregladas con el Dojo Serpiente.

En ese sentido, su última pelea profesional terminó en papelón: en octubre del año pasado, Horacio «El Ninja» Enrique lo fajó en el Luna Park y lo dejó nocaut en sólo dos rounds.
lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments