Inicio Mundo Netanyahu rechaza la “justicia por mano propia” en medio de un clima...

Netanyahu rechaza la “justicia por mano propia” en medio de un clima tenso entre judíos y palestinos

Compartir

El premier israelí se manifestó así poco después de que un joven palestino fue encontrado carbonizado en un bosque en Jerusalén, en presunta venganza por el secuestro y asesinato de los tres jóvenes judíos enterrados ayer.
“Israel es un estado de derecho y todos deben actuar de acuerdo a la ley”, destaca un comunicado difundido hoy por la oficina de Netanyahu, quien insta al ministro de Seguridad Interior, Isaac Aharonovich, a resolver el caso lo antes posible para saber “quién está detrás de este deplorable asesinato y sus motivaciones”.

Este nuevo crimen provocó una inmediata catarata de repudios, a la que se sumó la familia de Naftalí Frenkel -uno de los jóvenes judíos secuestrados-, que calificó de “ominosa y horripilante” la posibilidad de que la muerte del joven palestino,
Mohamed Abu Khdeir, fuera en represalia por el triple crimen de Cisjordania.

Antes aún de encontrarse los cuerpos de los jóvenes judíos, el gobierno israelí culpó de inmediato al Movimiento de Resistencia Islámica Hamas, que controla la Franja de Gaza, por su secuestro y muerte, pero el grupo radical no reivindicó su autoría del hecho.

Después de las exequias, que fueron multitudinarias y en un clima de intenso dolor nacional, se desató una ola de violencia contra palestinos y sus bienes.

El crimen de hoy desató graves enfrentamientos en el campo de refugiados de Shuafat, al este de Jerusalén, entre manifestantes palestinos que se concentraron esta mañana junto a la casa de la víctima y efectivos de la Policía israelí, reseñó la agencia de noticias EFE.

La Policía investiga el posible móvil nacionalista del asesinato, por la ola de violencia que vive el país en las últimas 24 horas, aunque no descarta que se trate de un asunto privado.

El ministro israelí de Ciencias, Yaacov Perry, ex jefe de los servicios secretos, afirmó hoy que si se confirma el móvil nacionalista el caso debe ser tratado bajo la legislación relevante para casos de “terrorismo”, mientras el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, calificó el hecho como “acto grave y bárbaro”.

Mientras se recalientan los ánimos, y presionado por la derecha, el gobierno israelí se enfrenta al espinoso dilema de encontrar una respuesta lo suficientemente contundente ante el crimen de los adolescentes judíos, pero sin provocar un conflicto armado de proporciones incontrolables en una región ya convulsionada.

El primer ministro británico, David Cameron, pidió hoy responder “con moderación” al asesinato de los tres adolescentes y reiteró que los asesinatos fueron actos “atroces” e “imperdonables”.

“Creo que es importante que el Reino Unido esté con Israel mientras busca que sus responsables respondan ante la Justicia”, subrayó el jefe del Gobierno.

Paralelamente, el negociador jefe palestino, Saeb Erekat, pidió a la comunidad internacional que actúe “con rapidez” para frenar una escalada de “la ola de violencia nacionalista israelí que sacude la región, antes de que sea demasiado tarde”, en un comunicado enviado a los medios.

La organización no gubernamental Amnistí­a Internacional (AI), en tanto, criticó ayer al Gobierno de Israel por llevar a cabo “actos de castigo colectivo” contra la población palestina de Cisjordania, al tiempo que destacó que esto “no hará justicia a los tres jóvenes asesinados”.

“Nada puede justificar estos secuestros y asesinatos, que condenamos de nuevo. Los responsables deben ser llevados ante la justicia”, señaló el director de AI para Medio Oriente y Norte de África, Philip Luther.

AI recordó que tras el crimen Israel demolió las viviendas de las familias de los dos hombres que Israel considera sospechosos de estar detrás de los secuestros, a pesar de que por el momento no han presentado pruebas que respalden sus acusaciones.

Ayer, el Ejército bombardeó 34 “objetivos terroristas” en la Franja de Gaza, dejando cuatro heridos y las facciones palestinas respondieron disparando 18 proyectiles, sin causar ví­ctimas.

Por otra parte, un joven palestino falleció tras ser tiroteado por soldados palestinos durante una redada en un campamento de refugiados de Yení­n.

Al menos 42 palestinos fueron detenidos anoche en Cisjordania como parte del dispositivo de búsqueda de los dos presuntos autores del asesinato­.

Organizaciones de derechos humanos palestinas indicaron, por su parte, que diez de los arrestados fueron atrapados en el área de Hebrón y que uno de ellos es Rizq Rajoub, quien fue liberado en el canje por el soldado israelí­ Gilad Shalit, secuestrado en Gaza entre 2006 y 2011.

Con estos arrestos, asciende a más de 450 la cifra de palestinos detenidos en Cisjordania, según el Ejército israelí, cifra que organizaciones palestinas elevan a cerca de 600 detenidos y entre los que se incluyen más de medio centenar de presos liberados en el canje por Shalit.
telam.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir