Desvalijan un local y huyen frente al patrullero: los policías no se dieron cuenta

446
Compartir

A los dueños del comercio les llama la atención que no hayan actuado. Desde la Comuna dicen que los agentes no vieron nada raro. Una cámara de seguridad privada registró los movimientos.

«A la 1 de la mañana dos personas empiezan a intentar entrar en el negocio. A las 2 logran abrir la persiana. A las 3.30 se acercan otras dos personas. A las 4 cargan la primera camioneta con todo lo que robaron». Podría ser un informe policial, pero los datos los relata Carina Corvalán, comerciante de San Francisco Solano, después de mirar las imágenes de dos cámaras de seguridad que registraron todos los movimientos de los cuatro asaltantes que la madrugada del martes de la semana pasada desvalijaron su local de ropa para chicos, en la Avenida 844 al 2600, a sólo 20 metros de un patrullero del Comando de Prevención Comunitaria (CPC). El hecho se suma a la lista de asaltos similares que los comerciantes de la zona acercaron hace 15 días a la Policía, luego de cerrar sus locales una hora en señal de protesta y marchar por mayores medidas de seguridad.

«Nos dejaron en la nada. Perdimos unos $ 500 mil entre mercadería, máquinas de confección de ropa y computadoras. De este local vivíamos cuatro familias. Lo que más bronca me da es que se ve claramente que el móvil estaba en esta cuadra. ¿Cómo no vieron nada raro?», contó Corvalán a Clarín. En las imágenes –extraídas de filmaciones privadas porque las cámaras municipales no grabaron– se ve cómo durante la madrugada dos hombres entran al local, sacan cerca de 10 bolsas de residuos grandes y luego cargan dos veces una camioneta con la mercadería robada. El móvil del CPC llega en medio del robo, se detiene a unos 20 metros del lugar y luego realiza un giro en U en la misma cuadra. En ningún momento interviene, ya que según explicaron desde el CPC «la denuncia no se hizo desde el negocio desvalijado y los agentes no vieron a los asaltantes entrando o saliendo del local, sino sólo las bolsas de residuos y creyeron que era basura».

El secretario de Gobierno de la Comuna de Quilmes, Raúl Oviedo, amplió: «El video es muy explícito. Según los registros del AVL (GPS policial) el móvil estaba ahí por un llamado al 911 que alertaba sobre un robo en otro local de la cuadra. Cuando llegaron vieron que el panorama era nomal y van hasta la esquina. Ahí es la vuelta en U que hacen. Cuando pasan, lo que pudieron haber visto son las bolsas de residuos acumuladas, pero no son adivinos. No vieron movimiento en el local desvalijado porque los asaltantes disimularon y se fueron hasta la esquina cuando vieron el móvil policial».

A pesar de la explicación de las autoridades, los dueños del local creen que podría haber un arreglo entre la Policía y los asaltantes. «¿Tantas bolsas de basura va a haber en un solo local de la avenida? ¿Nada les llamó la atención? No se entiende… Cuando vinieron otros efectivos a registrar la denuncia nos dijeron que es muy raro que un agente no se dé cuenta de nada de los que pasó», sostuvo Corvalán. Los investigadores hicieron seis allanamientos en la semana, pero todavía no encontraron la mercadería robada. «Había de todo: camperas, tapados, ropa de invierno, que es lo más costoso. Se llevaron hasta la ropa de los maniquíes. Tuvieron mucho tiempo. Es el tercer local desvalijado en las últimas semanas de la misma manera en la zona», agregó la comerciante.

Fuente: Clarín

Print Friendly, PDF & Email

Comments