Suboficial del Ejército, parte de la masacre

980
Compartir

La banda que robó y quemó vivo a tres integrantes de una familia en Misiones sumó su cuarto detenido, gracias al aporte del único sobreviviente del ataque, quien lo identificó. Ahora el damnificado empeoró y está muy grave

Un suboficial del Ejército Argentino fue detenido ayer como sospechoso de integrar la banda que el 25 de mayo pasado asaltó y prendió fuego a una familia, donde murieron un matrimonio y su hija de 12 años, mientras que empeoró el estado de salud del único sobreviviente del ataque, revelaron fuentes policiales y judiciales.

Los pesquisas a cargo de la investigación informaron que cuando hace tres días se encontraba lúcido, Cristian Knack (25) declaró ante la Policía y logró aportar datos que fueron de gran aporte para aprehender al militar, de 50 años.

El último de los capturados por el hecho está sindicado como uno de los autores materiales y, además, era conocido del exprefecturiano Pablo Julio Paz (51) y del chapista Marcial Alegre (45), dos de los detenidos imputados del crimen. También permanece preso un tercer integrante de la banda, Juan Godoy (44).

Al momento de la detención, se encontró en poder del militar -que se desempeñaba como chofer en el Regimiento de San Javier- una pistola calibre 22, que no es su arma reglamentaria y cuyo origen se indaga.

Estado delicado

El asalto seguido de incendio tuvo lugar en la localidad misionera de Panambí y ocurrió el 25 de mayo alrededor de las 19.30 en la vivienda de la familia Knack, situada en el kilómetro 7 de la ruta provincial 5.

Ese día, al menos 5 delincuentes ingresaron a la residencia con aparentes fines de robo y tras maniatar y encerrar en una habitación a las cuatro personas que estaban en el lugar, las prendieron fuego.

Los días posteriores, y como consecuencia del incendio, murieron el empresario maderero Carlos Knack (43), su esposa Graciela Mojfiuk (42) y la hija de ambos, Bianca (12), mientras que Cristian (25) aún permanece internado en el hospital Escuela y de Agudos Ramón Madariaga de Posadas, con el 70 por ciento del cuerpo quemado.

El último parte médico brindado por el Ministerio de Salud provincial señala que es “extremadamente delicado” el estado de salud de sobreviviente. El informe da cuenta de que el paciente tuvo el jueves en

forma súbita un paro cardiorespiratorio, por lo que se le realizaron maniobras de RCP avanzada, con resultado positivo luego de un lapso aproximado de 35 minutos.

Actualmente, se encuentra «hemodinámicamente inestable con altos requerimientos de drogas vasopresoras, neurológicamente bajo sedación y analgesia continua, con síndrome de disfunción multiorgánica» y con asistencia respiratoria mecánica, dice el comunicado.

Fuente: Diario Hoy

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments