Mató a un ladrón que entró en su casa cuando veía el partido con sus hijos

751
Compartir

Ayer, después del mediodía, en el barrio Parque Cisneros, de Villa Adelina, no había nadie en la calle. El partido de Argentina y Nigeria fue la excusa perfecta que encontraron dos delincuentes para entrar en una casa sin ser vistos por ningún vecino. Pero el que sí los vio fue el dueño de casa, quien los enfrentó con su arma de fuego y, luego de un tiroteo, uno de los delincuentes murió en el acto al recibir disparos en el cuello y el abdomen.

La familia, que vive sobre la calle Joaquín V. González al 1600, estaba reunida en el living para ver el partido junto a tres compañeros de colegio de sus tres hijos, todos menores de 10 años. Casi al finalizar el encuentro, el dueño de casa, un comerciante de 36 años, vio cómo dos hombres saltaban la reja y se dirigían hacia el fondo de la propiedad por la entrada del garaje. De allí rápidamente ingresaron en la planta alta, mientras que el comerciante primero fue a buscar su pistola automática calibre 11.25, con tenencia legal, y luego fue al encuentro de los asaltantes. Los delincuentes se le tiraron encima y, luego de forcejeos, comenzó un tiroteo entre los ladrones armados y el comerciante. Según agregaron las fuentes de la investigación, dos tiros hicieron blanco en uno de los ladrones, mientras que su cómplice logró huir. El hombre le pegó dos tiros a uno y el otro logró escapar. Mientras, su esposa y los seis niños habían salido a la calle en busca de ayuda.

«El hombre se encontró con los ladrones cuando salió del dormitorio. El delincuente abatido tenía una pistola 9 mm y una segunda pistola en el bolsillo. Sospechamos que los ladrones habían hecho inteligencia previa», dijo a LA NACION el jefe de la Departamental Zona Norte, Claudio Blanco.

Luego de hacer estudios los peritos de la Policía Científica, el cuerpo del delincuente abatido, un hombre de unos 30 años, fue llevado a la morgue. Según adelantó la policía, la familia contará durante varias semanas con custodia policial, por si ocurre algún tipo de represalia del ladrón que huyó.

También se revisarán las cámaras de la zona, porque la policía sospecha que pudo haber actuado un tercer hombre en un auto que hacía de campana. El dueño de casa no fue detenido por el homicidio pues, según opinó el fiscal Sergio Szyldergemejn, actuó en legítima defensa.

Mary, una vecina de la cuadra, oyó que sus perras ladraban por los fuertes estruendos. «Pensé que eran fuegos artificiales porque Argentina iba ganando, pero al rato me llamó una amiga para decirme que cierre todo porque andaba un ladrón por los techos», dijo la mujer.

Otro vecino, que una hora antes del partido había visto a los niños jugando en el jardín, comentó que el hecho lo asombró porque no es una zona muy insegura. «Es una pena porque ellos son nuevos en el barrio, hace poco que llegaron. Según me comentaron los vecinos, ellos están muy angustiados y seguramente se terminen mudando», dijo el hombre, preocupado.

ASALTO EN UNA CLÍNICA PLATENSE

Tres ladrones asaltaron una clínica céntrica de La Plata y se llevaron dinero, celulares y el auto de una de las pacientes. Según informaron fuentes policiales a la agencia DyN, el hecho ocurrió ayer, a las 15, en una clínica para discapacitados motrices situada en la calle 35, entre 12 y 13. Según las mismas fuentes de la investigación, los asaltantes aprovecharon cuando una mujer llegaba al lugar y entraron con ella a los empujones. En el sanatorio había siete personas, que fueron amenazadas y asaltadas por los delincuentes..

Fuente: La Nación

Print Friendly, PDF & Email

Comments