Tiene 10 años, sufrió un ACV y la operaron con un novedoso método

1539
Compartir

Esnelda tuvo un aneurisma. Los médicos decidieron utilizar una técnica inédita en la provincia de Buenos Aires. Y la nena está evolucionando bien.

Una nena de 10 años que había sufrido un accidente cerebrovascular (ACV) fue operada exitosamente en el Hospital de Niños de La Plata con un método mínimamente invasivo e inédito en la provincia de Buenos Aires. A menos de dos semanas del procedimiento, Esnelda hace su vida normal y se recupera en su casa de Cañuelas sin secuelas, afirmaron las autoridades sanitarias.

El Ministerio de Salud bonaerense informó que la nena ingresó en el hospital «Sor María Ludovica» el 30 de mayo pasado con un ACV hemorrágico provocado por un aneurisma. «Es un trastorno muy poco frecuente en la infancia y sólo se da en el 3 por ciento de los chicos que sufren un ACV», explicaron los médicos en un comunicado. «Tras un diagnóstico rápido, la paciente fue intervenida con éxito mediante un procedimiento mínimamente invasivo que nunca se había practicado en niños», agregaron.

Para atender este cuadro, señalaron en el hospital, los médicos tenían sólo dos opciones: someter a la nena a una cirugía tradicional de alto riesgo o intervenirla mediante un procedimiento menos invasivo, pero que jamás se había practicado en niños en el hospital. «Optamos por la embolización porque es un tratamiento endovascular que no deja lesiones ya que no hay que realizar cortes en el cerebro, el post operatorio es más fácil de transitar y la técnica dura tan sólo una hora», explicó el jefe de Neurocirugía, Marcelo D’Agustini.

El procedimiento tiene antecedentes pediátricos en el hospital Garrahan de la Ciudad de Buenos Aires, pero es el primero que se realiza en un centro de salud en la provincia de Buenos Aires. «La técnica consiste en la colocación de pequeños espirales o coils de metal blando que ayudan a obstruir el flujo de sangre y durante la intervención se inserta un catéter a través de la piel y dentro de la arteria femoral y, con el uso de guía por imágenes, se lo maniobra a través del cuerpo hasta llegar a las arterias intracraneales donde se encuentre el aneurisma», explicaron.

«El cuerpo responde produciendo cicatrización alrededor de los espirales, lo que ayuda a obstruir el flujo de sangre hacia dentro del aneurisma y previenen que se rompa», señaló el neurocirujano Eduardo Tejado, especialista del Hospital San Martín de La Plata que fue convocado para la intervención.

Fuente: Clarín

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments