Quién es Mark Brodsky, el «buitre del buitre»

2001
Compartir

Es el dueño de Aurelius, el otro fondo que acorrala a Argentina. El misterioso ‘Terminator’ también acecha en EEUU y hasta Szpolski podría lidiar con él.
En la era de la información sin límites es casi imposible encontrar una foto de Mark Brodsky. El dueño del fondo buitre Aurelius Capital Management es la prueba de que en internet no está «todo»: su cara es un misterio.
Cultor del bajo perfil, Brodsky es un abogado recibido con honores en la Universidad de Harvard y antes de desembarcar en Aurelius (un nombre en honor al mítico Marco Aurelio) fue abogado durante nueve años de NML-Elliot Capital, el fondo buitre del millonario Paul Singer, la cara más visible de los acreedores que arrinconan a la Argentina.

“Los dos fondos comparten un mismo gusto por el secreto sobre el monto y la naturaleza de los activos que manejan. Elliot tendría la mano sobre más de 21.000 millones de dólares, por encima de Aurelius y sus 4.300 millones”, señala la agencia AFP, que agrega que Brodsky aún “no ha entrado aun a la élite financiera mundial y se mantiene más discreto que su mentor”. La precaria página web del fondo es una clara muestra de su discreción.

El periodista Carlos Pagni del diario La Nación agrega que “el Gobierno no ha prestado atención al fondo Aurelius. Su administrador, Mark Brodsky, fue bautizado como Terminator por The Independent, debido a su escasa flexibilidad como acreedor”.

“Mientras desde las oficinas de Singer adelantaron que negociarán, Brodsky insiste en que la Argentina no obra de buena fe. Los funcionarios deberían reparar en esta divergencia. Brodsky puede ser el «buitre del buitre». No vaya a ser que, en medio de la discusión, monte con Singer el juego del policía bueno y el policía malo”, agrega Pagni.

Brodsky llamó la atención de The Independent debido a que el año pasado Aurelius se quedó con una participación del Co-op Bank, sumido en una seria crisis. Aurelius canjeó bonos por acciones y encabezó un grupo de doce fondos de cobertura que se quedó con un 35 por ciento del banco. Co-op Group la firma dominante apenas tiene un 30 por ciento.

El prestigioso periódico británico destaca que Brodsky y sus inversores se hicieron “muy ricos” en situaciones similares con empresas en crisis. «Son turistas legales, dan la vuelta al mundo en busca de oportunidades para congelar activos y hacerse con el control», lo describió entonces Tim Jones, de la ONG inglesa Jubilee Debt Campaign. “Una vez que encuentran su destino, van a litigar pacientemente hasta lograr su beneficio”, agrega The Independent, que destaca el apoyo del Tea Party a Aurelius.

Algunas de las empresas víctimas de las maniobras judiciales de ‘Terminator’ Brodsky han sido Anglo Irish Bank (tercer mayor banco de Irlanda), Citadel Broadcasting Corporation (la tercera mayor compañía de estaciones radiales en Estados Unidos), Energy Future Holdings (la mayor compañía eléctrica de Texas), y hasta la poderosa Dubai World, que maneja todas las inversiones del emirato, y a la que litigó por una deuda de apenas 5 millones de dólares.

El caso más paradigmático, y el que revela las maniobras de Aurelius incluso dentro de los Estados Unidos, es el del grupo editorial Tribune, dueño de los diarios Los Angeles Times y Chicago Tribune. Brodsky mantiene una larga batalla tras la quiebra y un plan de reestructuración del grupo, al que le reclama 1.500 millones de dólares por una deuda que compró en 600 millones.

A nivel país, Argentina no ha sido la única víctima de las garras de Brodsky. Aurelius también compró deuda en Irlanda y Grecia. «Es un modelo de negocios en el mejor de los casos legítimamente cuestionable y en el peor, moralmente corrupto», describió Eric LeCompte, director de la ONG Jubilee Network USA a la agencia AFP.

«Ellos utilizan procedimientos judiciales muy rigurosos y demandan por el valor total (de la deuda) a pesar de que en realidad nunca invirtieron en el país», concluye LeCompte.

El accionar de Brodsky podría tener otro correlato en Argentina. Según el diario Clarín, los empresarios kirchneristas Sergio Szpolski y Matías Garfunkel están a punto de presentar una oferta para quedarse con las filiales de Nextel en Argentina y Chile, aprovechando que la dueña de la empresa -NII Holdings- está en un proceso de reestructuración y renegociación de deuda.

Según la agencia Bloomberg, Aurelius tiene en su poder gran parte de los bonos de duda de NII Holdings y ya amenazó a la empresa con comenzar batallas judiciales por transferencias de capital que hizo en 2009 y 2013. “No tenemos el deseo de agravar el estrés financiero de NII, eso se puede evitar», le advirtió Brodsky a NII en una carta enviada meses atrás.
lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments