Los prorrusos votan en referéndum la independencia de Donetsk y Lugansk

393
Compartir

A mediodía del domingo, cuatro horas después de la apertura de los colegios electorales, la participación en el referéndum de independencia de Donetsk y Lugansk (este de Ucrania) superaba ampliamente las previsiones de los líderes “separatistas” que la han convocado desafiando a las autoridades de Kiev. En la provincia de Donetsk había votado el 50% del censo, mientras en Lugansk el índice de participación se elevaba al 80%, siempre según los datos de los independentistas. “La afluencia de votantes a los colegios supera todas nuestras expectativas. Estamos muy satisfechos por la respuesta de la gente”, ha asegurado Román Liaguin, jefe de la comisión electoral.

El referéndum, declarado ilegal por las autoridades de Kiev, se desarrolla sin la participación de observadores internacionales. El miércoles, el presidente ruso, Vladímir Putin, instó a las autoridades rebeldes a posponer la convocatoria, pero los líderes de la República de Donetsk desoyeron su llamamiento.

“¿Aprueba usted la independencia de la República de Donetsk / Lugansk?”. Con esta pregunta, y dos únicas opciones, sí o no, los líderes prorrusos que desde hace un mes echan un pulso al Gobierno de Kiev con la ocupación de edificios oficiales y actos de resistencia armada han convocado este domingo a unos tres millones de votantes en las provincias de Donetsk y Lugansk (este de Ucrania), en las que viven alrededor de 7 millones de personas de los 45 que tiene el país

El líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, ha anunciado que las fuerzas militares ucranianas presentes en la región de Donetsk serán consideradas «ocupantes». Además, ha asegurado que tras la consulta se constituirán los organismos estatales pertinentes y un ejército propio, según recoge la agencia de noticias Interfax. «Es necesario formar cuerpos estatales y autoridades estatales tan pronto como sea posible», ha añadido el líder separatista, informa Efe.

En Donetsk el mayor pico de participación se registraba en la localidad de Ugledar, con el 52%, mientras que en Slaviansk y Mariupol era sensiblemente inferior a la media, con el 21%, en el primer caso por la ofensiva militar del Ejército contra los prorrusos, y en el segundo por problemas en la constitución de las mesas, que provocaron largas colas de votantes, según ha explicado Kiril Rudenko, encargado de prensa de la autoproclamada República de Donetsk.

Denis Pushilin, uno de los copresidentes de la entidad rebelde, manifestó a EL PAÍS que la jornada se desarrolla con normalidad. “Todo está yendo bien. Esperábamos mucha gente, pero la afluencia real ha desbordado nuestras expectativas. Las provocaciones de la Junta de Kiev [el Gobierno interino de Ucrania] no están siendo demasiado graves y nuestra gente que rodea los colegios electorales no se ha visto obligada a disparar”, manifestó Pushilin ante el edificio ocupado de la Administración Provincial en Donetsk. El despliegue en torno al cuartel general rebelde de hombres armados, muchos de ellos con lanzagranadas, era masivo.

En dos de los ocho centros electorales habilitados en Zugrés (30.000 habitantes, al norte de la ciudad de Donetsk) se registraba a mediodía una alta afluencia de votantes de todas los edades. El número de papeletas depositadas en las urnas era elevado, aunque no había datos sobre participación, informa Pilar Bonet.

Entretanto, en los colegios número 5 y 22 de Donetsk la mayor parte de los sufragios mostraba la casilla del sí marcada; solo unas pocas papeletas eran negativas. En el colegio número 2, instalado en una tienda de campaña ante el edificio ocupado de la Administración Provincial, la opción marcada era unánime: sí a la independencia.

Tras una jornada de reflexión en la que no se registraron incidentes graves, pero sí intensos combates en torno a Slaviansk, las urnas abrieron a las ocho de la mañana (una hora menos en la Península) y cerrarán a las diez de la noche, para dar tiempo a quienes no estén inscritos a apuntarse ‘in situ’, ha indicado el jefe de la comisión electoral de la autoproclamada República de Donetsk. Solo en los puntos más conflictivos por ser objetivo de la ofensiva del Ejército, como Slaviansk, donde ha habido pequeñas escaramuzas esta mañana, o Kramatorsk, los colegios cerrarán cuatro horas antes.

En el proceso electoral, que se realiza sobre el censo de 2012 –de ahí las facilidades para que nuevos votantes se inscriban en el acto, previa presentación del carné o pasaporte-, trabajan más de 10.000 personas, en su mayoría voluntarios, explicó este sábado Liaguin. Los ciudadanos podrán votar en 53 localidades en los alrededor de 2.000 colegios electorales habilitados en lugares no habituales, como colegios u hospitales, bajo la vigilancia y protección de voluntarios. La prevista colaboración con los prorrusos de la policía local finalmente no se produjo. “Contamos con su presencia para mantener el orden”, había anticipado el sábado Liaguin, antiguo miembro del PartEstá previsto que los primeros resultados se conozcan el lunes a primera hora de la tarde; a última hora de la noche del domingo solo se proporcionará el porcentaje final de participación. Tras un primer recuento ‘in situ’, el escrutinio se centralizará en el edificio ocupado de la Administración Provincial de Donetsk, lo que implica el traslado por carretera de todas las urnas instaladas fuera de la capital provincial sin otro control que el de los propios organizadores. En Lugansk se encargará de todo el proceso (supervisión y protección de los colegios; escrutinio y anuncio del resultado) el grupo denominado Ejército del Sureste.

Como anécdota, y dada la falta de estimaciones sobre el coste –y la financiación- de la consulta, la impresión de los tres millones de papeletas ha costado a la República de Donetsk poco más de 1.200 euros, 500 de ellos sólo en tóner para las tres gastadas impresoras que durante varios días han estado funcionando a destajo; ese es el único gasto admitido por las autoridades rebeldes. Grandes carteles a favor del sí eran ayer bien visibles en marquesinas publicitarias ubicadas en las principales avenidas de Donetsk.

El resultado de la votación, que todos esperan sea favorable a los organizadores, abre numerosas incógnitas en el futuro inmediato de Ucrania. “La mejor solución, hablo como ciudadano y no como responsable de la comisión electoral, sería que Donetsk se convierta en parte de la Federación Rusa, eso calmaría mucho las cosas”, dijo Liaguin. ‘La Voz del Pueblo’, órgano oficial de la República de Donetsk, apunta otro posible escenario: “Tras el referéndum, participaremos en la escena internacional como un Estado independiente de pleno derecho. Seguirán nuestros pasos otras regiones, como Jarkov, Zaporija, Dnipropetrovsk, Jerson u Odesa y luego nos reagruparemos todas en una potente federación, Novorusia, que se convertirá en parte del gran mundo ruso”.
ido de las Regiones (prorruso) del expresidente Víctor Yanukóvich.
elpais.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments