Maduro aún no pudo desalojar a las hijas de Chávez de la residencia presidencial

807
Compartir

CHAVEZ
Tras ganar las elecciones presidenciales que se llevaron a cabo en Venezuela el pasado 14 de abril, Nicolás Maduro tiene derecho a vivir en la lujosa residencia presidencial de ese país, llamada La Casona.

Pero todavía no pudo pasar ni una sola noche allí. Sucede que dos de las hijas del ex mandatario Hugo Chávez, quien falleció el 5 de marzo de 2013, no quieren irse de ese lugar y no las pudieron desalojar.

Rosa Virginia y María Gabriela, conocidas en Venezuela como las «infantas», no mostraron todavía ninguna intención de dejar La Casona y siguen instaladas allí como en los viejos tiempos, según informa el diario español ABC. En consecuencia, Maduro pasa sus días junto a su familia en La Viñeta, la residencia destinada al vicepresidente y a los jefes de Estado que visitan ese país.

Según contaron los vecinos que viven en las inmediaciones de La Casona, las hijas de Chávez realizan numerosas fiestas en la residencia, a las que asisten muchos amigos. Además trascendió que cada vez que piden comida o contratan agencias de catering, Virginia y María Gabriela no pagan los servicios. Entonces ya no les toman los pedidos.

Rosa Virginia es la hija mayor de Chávez, está casada con el actual vicepresidente, Jorge Arreaza, y tienen dos hijos. Todos siguen viviendo en La Casona. María Gabriela, a fin de año, se mudó a una vivienda ubicada en Alta Florida pero, a las pocas semanas, volvió a la residencia presidencial.

La Casona fue construida en 1964 y forma parte del patrimonio histórico y cultural de Venezuela. Tiene ocho salones, una sala de cine privada, seis habitaciones principales y varias para huéspedes. También piscina y amplios jardines.
lanacion.com.py

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments