El Central vuelve a subir las tasas para absorber pesos y bajar presión sobre el dólar

322
Compartir

tarjetasLa entidad anunció que en la próxima licitación de Lebac tendrán un nuevo incremento de 1,8 puntos porcentuales, quedando en 19,6% a 77 días

En la tercera licitación de Lebac del año, el Banco Central (BCRA) continúa dando señales que lleven, al menos indirectamente, algo de tranquilidad al mercado cambiario. Puntualmente, el lunes a última hora anunció que volverá a incrementar las tasas de interés, lo cual persigue un doble objetivo: absorber más pesos para disminuír la presión sobre el dólar pero, al mismo tiempo, darle un atractivo adicional a aquellos que decidan efectuar colocaciones en pesos en vez de salir a comprar divisas.
Según comunicó la entidad que preside Juan Carlos Fábrega, las tasas de esta licitación tendrán un nuevo incremento de 1,8 puntos porcentuales (180 puntos básicos), similar a la suba de la semana anterior. De esta forma, el rendimiento de una Lebac a 77 días quedará en el 19,61% anual.
Para tener dimensión del movimiento, hace dos semanas -en lo que fue la primera colocación del año- la tasa era de apenas un 16%. Por lo tanto, el incremento en apenas 14 días es de 3,6 puntos porcentuales, una suba sustancial, consigna Ambito Financiero este martes.
Ahora el principal interrogante pasa por el monto que el BCRA sacará esta semana de circulación, luego de la megaemisión de pesos de diciembre. Ante las fuertes necesidades del Tesoro, el BCRA tuvo que salir a socorrer con adelantos transitorios y la base monetaria aumentó $37.000 millones en un solo mes.
Algunos cálculos del sector privado, como el del economista Nicolás Dujovne, sostienen que como mínimo se deberían quitar unos $18.000 millones para equilibrar la situación y evitar una mayor presión sobre el tipo de cambio.
Hasta ahora, se actuó en cámara lenta, ya que en las dos primeras licitaciones de 2014 se absorbieron en total $ 4.200 millones, por lo que a partir de la actual colocación semanal el ritmo debería incrementarse en forma significativa. Esta semana vencen $ 2.840 millones. Claro que la señal bastante contundente relacionada con la suba de la tasa en pesos debería ayudar para que la absorción resulte muy significativa.
De esta forma, el Central comienza a acomodar las tasas a lo que está sucediendo con la suba del dólar oficial, ya que la propia entidad fue aumentando significativamente el ritmo de suba. Con una devaluación que se acelera, es lógico que la tasa de interés para quedarse en pesos también debería aumentar, si no es al mismo nivel al menos a un ritmo más o menos parecido.
De la misma forma, como el BCRA remunera con mayores tasas a los bancos por colocar en pesos, también le estaría dando el visto bueno a las entidades para que aumenten las tasas de plazos fijos. Será clave en los próximos meses que los bancos aumenten al menos gradualmente las tasas que pagan a los ahorristas para tratar de seducir a aquellos que se sienten tentados en comprar dólares, aunque sea en el mercado informal.
Actualmente, las tasas de plazo fijo oscilan niveles del 21-22% para las empresas, pero el economista Miguel Bein ha estimado que esos rendimientos subirán por lo menos al 27% en los próximos meses. La dirección marcada por el BCRA en las últimas semanas parece darle la razón.
El equilibrio es delicado, ya que al aumentar la tasa de captación, los bancos también deberían incrementar el costo del crédito, algo que se va notando hasta ahora marginalmente en las líneas de financiamiento de corto plazo. Es de esperar que a lo largo de enero, en la medida que vayan subiendo las tasas de plazo fijo, también se vaya incrementando el costo del financiamiento, lo que podría reducir la expansión crediticia esperada para 2014, según consigna Ambito Financiero.

Fuente: iProfesional

Print Friendly, PDF & Email

Comments