zamora

El ex gobernador de Santiago del Estero dice que Cristina le prometió ese cargo para que asumiera. Desplazaría a Beatriz Rojkés de Alperovich y sus pares quieren uno propio. De mínima, tendrá un rol relevante en el bloque para monitorear a Pichetto.

Gerardo Zamora asegura haber recibido la garantía de Cristina Kirchner para asumir como presidente provisional del Senado en lugar de la tucumana Beatriz Rokjés, esposa del gobernador José Alperovich.

Zamora juró hace quince días como senador para lo que tuvo que hacer renunciar al electo Daniel Brue. Fue candidato a suplente porque pensaba ir por su tercer mandato como gobernador, pero la Corte Suprema se lo impidió.

Fuentes de Santiago del Estero aseguraron a LPO que el dos veces gobernador dice haber asumido con la promesa de ocupar el segundo lugar de relevancia en la Cámara, tercero en la sucesión presidencial.

En la Cámara alta los cargos vencen el 24 de febrero, por lo que aún queda tiempo para definir las nuevas autoridades. De mínima, en el Senado dan por hecho que Zamora ocupará un lugar relevante en el bloque para aminorar el libre juego de Miguel Pichetto.

Es un trabajo que hacía hasta 2011 el santacruceño Nicolás Fernández y desde el año pasado lo heredó el neuquino Marcelo Fuentes.

La irrupción de Zamora conmocionó al bloque oficialista, donde no toleran tener un jefe que no haya militado en sus filas. Además, se trata de alguien que proviene de la Ucr y aún compite con boleta pintada de rojo y blanco. Uno de los más furiosos sería el formoseño José Mayans, miembro de la conducción del bloque.

Para desplazar al Frente para la Victoria, en la última elección armó una colectora con el líder de la CGT santiagueña, Gerardo Montenegro, quien juró como senador pese a ser impugnado en la justicia.

El trabajo de la Casa Rosada para posicionar a Zamora ya empezó. Ni bien la Corte le prohibió ser candidato y tuvo que postular a su esposa, recibió apoyo de Cristina, quien la recibió tras la victoria. Fue una de las pocas ganadoras de este año que visitó Olivos.

En Santiago del Estero aseguran que el ex gobernador no quería ir al Senado y prefería quedarse en su casa cogobernando con su esposa. Pero recibió esta oferta y ahora espera ver si hace realidad.

Tiene una carta para mostrar ante sus ex colegas: Santiago del Estero fue una de las pocas provincias que no tuvo una protesta policial en estos días. Bastó con una reunión de Zamora con los comisarios y una promesa salarial para más adelante.
lapoliticaonline.com