San Cayetano: un fervor hecho oración, ruegos y acción de gracias

125
Compartir

VATICANO
2013-08-07- «La certeza de ser escuchados», destaca Mons. Raúl Martín, Obispo Auxiliar de Buenos Aires y Vicario Episcopal de la Zona Devoto, hablando de los peregrinos que acuden al Santuario de San Cayetano. La entrevista es de Nelson Pollicelli:
El siete de agosto el barrio porteño de Liniers, en Buenos Aires, Argentina está de fiesta, se celebra a San Cayetano, el patrono del pan y el trabajo. Desde la media noche del día anterior la gente, en largas filas espera para ingresar al Santuario, para hacer su plegaria a San Cayetano, pedirán pan y trabajo o agradecerán el haberlo recibido.
La ferviente espera, es agotadora, se espera por horas, crece la ansiedad por parte de sus devotos, algunos están en sus campamentos desde hace un mes, el objetivo es poder llegar hasta el altar y al menos tocar el vidrio que protege la imagen, hacer la plegaria, pedir la intercesión.
Los Sacerdotes en gran número colaboran durante la fiesta, una misa cada hora; muchos fieles se acercan a la confesión. Cada quince minutos, se bendice a las personas con sus imágenes u objetos religiosos. Es costumbre como promesa llevar: ropa, alimentos no perecederos y medicamentos para los más necesitados, como una respuesta solidaria de los peregrinos ante la necesidad de tantos hermanos.
Participan cerca de un millón de personas: devotos, voluntarios laicos, sacerdotes y scouts; un fervor hecho oración: se comparte el pan, caldo y mate cocido. Son de gran recordación las celebraciones presididas por el actual Papa Francisco, cuando era arzobispo de Buenos Aires.
El primer día de la Novena dedicada a San Cayetano fue el pasado lunes 29 de julio, para culminar el 6 de agosto, vigilia del santo. A lo largo de las celebraciones los temas fueron:
-«Porque la vida es don de Dios debemos proteger a los niños: la esperanza y a los ancianos: la sabiduría. Recemos por nuestras familias»
Presidió Mons. Rubén O. Frassia – Obispo de Avellaneda – Lanús-«Porque Jesús nos enseña que el poder es servicio, recemos por nuestra Patria»
Presidió Pbro. Julio Torres – Párroco de Patrocinio de San José- «Rezamos para que las enseñanzas de Jesús lleguen a todos los hombres y mujeres de la tierra»
Presidió: Pbro. José Zurita – Capellán de la Colectividad Boliviana de la diócesis de Quilmes. Y se entronizó la imagen de Nuestra Señora de Urkupiña.- «Porque ante el dolor del mundo Dios responde con la Cruz de su Hijo que abraza y cobija a los sufrientes, rezamos para dar esperanza a nuestros enfermos»
Presidió: Mons. Fernando C. Maletti – Obispo de Merlo – Moreno- «Porque todo el viaje de la vida es un camino de preparación hacia la belleza del cielo, rezamos con y por nuestros difuntos»
Presidió: Pbro. Carlos Moia – Párroco de Cristo Maestro.- «Porque vivir dignamente es vivir del fruto de nuestro trabajo; rezamos por quienes tienen trabajo y por quienes lo buscan con esperanza».
Presidieron: Padres de las Capillas y Ermitas de San Cayetano en las Villas de Buenos Aires.- «Porque no tenemos miedo a la bondad y a la ternura, rezamos para que se multipliquen las manos solidarias »
Presidieron Padres del Santuario de San Cayetano y se celebró el Día del Párroco- «Porque nuestro Dios no se cansa de perdonar, rezamos para tener un corazón misericordioso como el suyo»
Presidió: Mons. Eduardo García – Pro-Vicario General del Arzobispado de Buenos Aires- «Porque el encuentro con Dios es una fiesta, rezamos por los peregrinos del Santuario»
Presidió: Mons. Raúl Martín, Obispo Auxiliar de Buenos Aires y Vicario Episcopal de la Zona Devoto.

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments