El papa Francisco envió un mensaje de pésame a los familiares de las víctimas de la explosión

325
Compartir

Francisco
El sumo pontífice envió un mensaje al arzobispado de Rosario, que será leído durante una marcha que se realizará esta tarde. En la carta expresó su «paternal solicitud y cercanía» con los heridos y damnificados por la tragedia.

El papa Francisco envió hoy su pésame a los familiares de las víctimas de la explosión ocurrida en un edificio de la ciudad de Rosario y expresó su «paternal solicitud y cercanía» con los heridos y damnificados por la tragedia.

«Acabo de recibir un mensaje muy conmovedor del papa Francisco que demuestra su cercanía y que, a pesar de estar tan ocupado, siempre tiene esos minutos para unirse a las situaciones que nos van ocurriendo», afirmó en declaraciones el arzobispo de Rosario, monseñor José Luis Mollaghan.

El mensaje, trasmitido a través de la Secretaría de Estado del Vaticano, dice: «El Santo Padre Francisco, vivamente apenado al conocer la dolorosa noticia de la violenta explosión en la ciudad de Rosario, quiere ofrecer sufragios por el eterno descanso de los fallecidos».

También «elevar fervientes plegarias al Señor para que conceda su consuelo a los afectados por esta desgracia, inspirando en todos los sentimientos de esperanza cristiana y de solidaridad fraterna».

Expresó asimismo su «sentido pésame a los familiares de las personas difuntas» y manifestó a los heridos, damnificados y sus familias su «paternal solicitud y cercanía» y les imparte la «confortante bendición apostólica».

El arzobispo de Rosario relató que la carta será leída esta tarde en la procesión y misa por el día de San Cayetano, que se realizará a las 15 en la plaza Libertad de la ciudad de Rosario.

«Además de pedir por el pan y el trabajo, rezaremos por los difuntos y heridos, y llevaremos consuelo por esta tragedia que ha afectado a la ciudad», aseveró.

Mollaghan, que ayer recorrió la zona de la tragedia junto a la intendenta Mónica Fein y el gobernador Antonio Bonfatti, comparó lo sucedido con la explosión en la embajada de Israel en Buenos Aires en 1992, cuando él era en ese momento párroco de Mater Admirabilis, frente a la sede diplomática.

«Esto fue casi igual en su magnitud. Yo estuve en esa oportunidad allí y esto es muy similar, aunque más difícil porque tomó desprevenidos a los vecinos. Fue algo que sorprendió a todos», señaló.
911online.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments