Temor en Neuquén: arde un pozo de gas a sólo 200 metros de un barrio

324
Compartir

incendioEs en Plottier, cerca de la capital provincial. En la zona más cercana al incendio viven unas dos mil personas. Recién dentro de 4 o 5 días podrían extinguir las llamas. La mitad de la gente ya se fue.

Comenzó el lunes a la noche y ayer, 24 horas después, el incendio de un pozo de gas en las afueras de Plottier permanecía activo, con llamas de 20 metros de altura y la incertidumbre por el riesgo ambiental que puede ocasionar. A sólo 200 metros de allí viven unas 2.000 personas.

El pozo pertenece a la empresa Pluspetrol. La pieza de una grúa se desprendió y golpeó contra un caño de gas, lo que provocó a su vez una fuga y chispas que generaron una explosión. El operario de la grúa se salvó de milagro. Luego, un bombero voluntario resultó herido.

El estallido se escuchó a varios kilómetros a la redonda e hizo temblar los cimientos de unas 400 casas cercanas. Los vecinos de esta zona apartada y humilde salieron asustados de sus casas para encontrarse de frente con esta especie de colosal hornalla al aire libre. Según fuentes municipales, hubo un éxodo de la mayor parte de las 2 mil personas que viven en el barrio. Estaba aterrorizados por la posibilidad de nuevas explosiones. Pasadas las 18 de ayer, la mitad de los vecinos había regresado. Hay un ruido muy fuerte, como un zumbido constante muy molesto, y ése es uno de los problemas que tiene que soportar la gente.

Por la mañana el fiscal Maximiliano Breide Obeid estuvo en la zona afectada y se entrevistó con personal de la petrolera. La investigación es por el “supuesto delito de estrago culposo”.

Desde la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Neuquén, aseguraron que el incendio no supone efectos nocivos. “Lo único que produce es dióxido de carbono, agua y altas temperaturas que inflaman todos los gases. Puede haber alguna perturbación de olor pero no creo que esto afecte al entorno”, dijo Ricardo Esquivel a cargo del área.

El comunicado de la empresa afirmó: “El incidente no representa un riesgo para la población. En estos momentos, la situación del pozo está controlada. Dotaciones de bomberos y fuerzas de seguridad trabajan en el enfriamiento de la periferia del pozo”, asegura en uno de sus escasos párrafos.

Clarín consultó a un experto en producción de gas y petróleo del Instituto de Tecnología de Buenos Aires, Juan Rosbaco. “Daño ambiental hay siempre –afirmó–, pero es por lo que menos me preocuparía. Mientras el fuego siga quemando el gas no hay peligro para la población, porque funciona como una hornalla gigante. El problema sería que se consiga apagar el fuego y no se pueda contener el escape que se generó”.

En total, 15 dotaciones de bomberos trabajan para contener las llamas, que no podrán ser apagadas hasta dentro de 4 o 5 días, cuando expertos de Estados Unidos y de otras zonas del país especialmente convocados den con la solución viable para hacerlo. Según trascendió, desde la empresa no se atreven a dinamitar el pozo –el método tradicional– porque podría afectar la seguridad de las casas. A pocos metros hay seis camiones cisterna y varios equipos de emergencia, por cualquier eventualidad.

Si bien el incendió comenzó alrededor de las 22.30 del lunes, los bomberos voluntarios de Plottier aseguraron que fueron llamados desde la empresa alrededor de las 23 y con la versión de que lo que se estaban quemando eran “unos piletones” con líquidos inflamables. Luego se enteraron de la verdadera causa del incendio. El operario de la grúa les habría dicho a sus compañeros de trabajo que se trató de “una desgracia con suerte”.

Anoche, tanto la Municipalidad, como la empresa y los bomberos aseguraban que el fuego estaba controlado, más allá de que no será apagado hasta el sábado o domingo. Los bomberos no paraban de lanzar agua y espuma contra las enormes llamas, para mantenerlas a raya.

Fuente: Clarín

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments